See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Las células del bazo podrían resultar un objetivo eficaz para el tratamiento del lupus

Investigadores descubren que este órgano es el origen de la enfermedad en ratones "transgénicos"

JUEVES 14 de septiembre (HealthDay News/HispaniCare) -- Investigaciones realizadas con ratones manipulados especialmente para que desarrollaran lupus han revelado una zona del bazo que podría dar origen a la enfermedad.

A esta zona se le conoce como zona marginal del bazo y, según los investigadores, parece que es aquí donde las células B del sistema inmunológico fallan y se convierten en células que atacan los tejidos y órganos del propio organismo.

"Este trabajo actual hace surgir nuevas posibilidades para terapias dirigidas que quizá sean más suaves y más efectivas que las terapias actuales", aseguró Thomas Enzler, autor líder del estudio, becario visitante, internista e inmunólogo de la Universidad de California en San Diego. Sin embargo, se apresuró a agregar que podría pasar mucho tiempo antes de que una terapia potencial como esa esté disponible para los seres humanos.

Los resultados del estudio fueron publicados el jueves en la edición en línea de la publicación Immunity.

El lupus es una enfermedad autoinmune en la que el sistema inmunológico ataca por error los tejidos y órganos del organismo. La enfermedad puede afectar las articulaciones, los riñones, los pulmones, el cerebro, la sangre o la piel. Según la Lupus Foundation of America (LFA), hasta 1.5 millones de estadounidenses tienen lupus y la enfermedad es mucho más común en las mujeres que en los hombres.

Anteriormente, los investigadores habían desarrollado una versión en ratones del lupus. Estos ratones son manipulados para que produzcan en exceso una hormona del sistema inmunológico (citoquina), que se conoce como factor de activación de células B (BAFF). En las personas que tienen lupus, la citoquina BAFF está presente con frecuencia en niveles muy superiores a los normales. Las células B producen anticuerpos. Generalmente, los anticuerpos se producen para proteger contra virus y bacterias. En el caso de alguien que tenga lupus, sin embargo, las células B producen anticuerpos autorreactivos. Esto significa que los anticuerpos atacan al tejido normal, en vez del enfermo.

Cuando los ratones producen BAFF en exceso, desarrollan lupus, aunque la versión en ratones no es exactamente igual a la humana.

Investigadores de la UCSD transplantaron algunas de las células del bazo de la zona marginal de los ratones que tenían lupus en la de ratones que no tenían sus propias células B. Los anticuerpos parecidos al lupus comenzaron a desarrollarse inmediatamente en estos ratones.

Los investigadores también extirparon los bazos de algunos de los ratones que tenían lupus en las primeras etapas de la enfermedad, o bien se les interrumpió la producción de células B. Al hacerlo, el lupus se redujo o se previno.

"Parece ser que la zona marginal es realmente importante para desarrollar enfermedad autoinmune en los ratones transgénicos", explicó Enzler.

La Dra. Joan Merrill, directora médica de la Lupus Foundation of America y jefa del programa de investigación en farmacología clínica de la Oklahoma Medical Research Foundation, opinó que "este es un artículo científico muy interesante".

Sin embargo, según Merrill, los pacientes de lupus no deben acudir apresuradamente donde sus médicos para pedirles que les extirpen el bazo. "Si un paciente de lupus se somete a una esplenectomía, la enfermedad no desaparece", advirtió y explicó que, a veces, los pacientes de lupus deben ser sometidos a esta cirugía por complicaciones de la enfermedad, aunque esto no la cura.

También señaló que este estudio se realizó en ratones y que el sistema inmunológico humano no funciona exactamente de la misma manera que el de los ratones.

Aún así, Merrill agregó que con este estudio y otras investigaciones "estamos comenzando a desvelar algunos de los misterios que rodean al lupus. Yo me siento cautelosamente optimista sobre el futuro. Estamos tratando de encontrar mejores objetivos y de desarrollar medicamentos más seguros".

Más información

Para obtener más información sobre el lupus, visite la Lupus Foundation of America.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
FUENTES: Thomas Enzler, Ph.D., visiting scholar, internist and immunologist, University of California, San Diego; Joan T. Merrill, M.D., medical director, Lupus Foundation of America, and head, clinical pharmacology research program, Oklahoma Medical Research Foundation, Oklahoma City; Sept. 14, 2006, Immunity online
Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined