Aumentan a 33 los casos sospechosos de la viruela del mono

(HealthDayNews) -- Hubo cuatro casos confirmados del virus de la viruela de mono y por lo menos 33 posibles casos en Wisconsin, Indiana e Illinois para el lunes, informaron los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU. (CDC, por sus siglas e inglés).

Funcionarios de la salud predijeron que el número de personas con la enfermedad, que se relaciona con viruela pero no es mortal, aumentará a medida que se evalúen cada vez más animales y humanos, informó la Associated Press.

Hasta ahora, siete personas se han hospitalizado, pero nadie ha muerto de la enfermedad, que se ha esparcido debido a perros de la pradera vendidos como mascotas. Hay 18 casos sospechosos en Wisconsin, 10 en Indiana y cinco en Illinois.

"No ha habido transmisión de persona a persona de la viruela del mono", informó el lunes en una teleconferencia noticiosa un representante de los CDC. "Todos los que han presentado la enfermedad son personas quienes han tenido un contacto directo con perros de la pradera enfermos", indicó el doctor Steve Ostroff, subdirector del Centro Nacional para Enfermedades Infecciosas de los CDC, afirmó.

En un caso, sin embargo, un conejo se infectó, lo que llevó a los funcionarios a advertir a las personas a no liberar estos animales en los bosques y a contactar sus departamentos de salud locales y estatales.

El virus, que nunca antes se ha detectado en el Hemisferio Occidental, provino de un grupo de perros de la pradera vendidos en una tienda de mascotas en Chicago.

Los CDC están aconsejando a los médicos, veterinarios y al público en general a reportar a autoridades de salud pública locales y estatales, casos de salpullido asociado con exposición a perros de la pradera, ratas gigantes de Gambia y otros animales.

Investigadores han rastreado el origen de la epidemia hasta un distribuidor de mascotas en Villa Park, Illinois, quien tenía una rata gigante (cricetomys, gambianus), oriunda de países africanos, que pueda haber infectado lotes de perros de la pradera que luego se importaron a Wisconsin para la venta.

Información preliminar sugiere que los animales de este distribuidor pudiera haberse vendido en varios estados, según los CDC.

Consumer News in Spanish