Cuestionable la utilidad de las mascarillas contra el SARS

Los expertos no creen que la enfermedad se transmita por contacto casual

Viernes, 4 de abril (HealthDayNews) -- Desde Asia hasta Norte América, ciudadanos y pasajeros de avión asustados están colocándose mascarillas para protegerse contra la mortal enfermedad respiratoria conocida como SARS.

Pero los expertos señalan que podrían estar malgastando su dinero.

Algunos compran las máscaras equivocadas las quirúrgicas no servirán o no saben como utilizar de forma apropiada la mascarilla correcta.

"Las máscaras que veo en las fotografías de los periódicos no se ajustan bien, y si no lo hacen, son completamente inútiles", expresó James Vincent, presidente del departamento de ciencias de salud ambiental en la Universidad de Michigan.

Para hacer el asunto más complicado, los investigadores todavía no saben cómo se transmite el SARS síndrome respiratorio agudo y ninguna máscara es 100 por ciento eficaz contra los gérmenes que se transportan por aire.

En Hong Kong, la enfermedad se espació con rapidez a más de 240 personas en un complejo de apartamentos, levantando interrogantes en cuanto a la creencia de que se pudiera transmitir mediante contacto personal cercano o mediante la saliva al toser o estornudar.

Hasta el domingo ha habido al menos 89 muertes, y más de 2,300 personas infectadas en 18 países en Asia, Europa y Norte América. Estados Unidos tiene un número estimado de 100 posibles casos en 28 estados.

Pero muchos expertos alegan que el SARS no se transmite fácilmente mediante el contacto casual.

"Es algo excesivo que todos lleven máscaras puestas", comentó el doctor Carl R. Chudnofsky, presidente del departamento de medicina de emergencia en el Centro Médico Albert Einstein en Filadelfia. "El contacto casual de caminar por la calle o estar en una tienda no es suficientes para contraer la enfermedad".

Las ventas de mascarillas está aumentando con motivo de la preocupación mundial, y algunas líneas aéreas internacionales han comenzado a repartir máscaras a sus pasajeros junto con los audífonos y las frazadas. La compañía 3M, que produce un tipo común de máscara respiratoria y contra el polvo conocida como N-95, ha reportado que ha puesto a trabajar sus fábricas las 24 horas para satisfacer la demanda.

La máscara N-95, que se asemeja a una máscara quirúrgica, incluye un filtro que deja fuera 95 por ciento de las partículas que midan 0.3 micrones o más. Otros tipos de máscaras mantienen fuera un mayor porcentaje de partículas, pero son menos comunes.

Pero las máscaras quirúrgicas, comúnmente utilizadas por los doctores para ejecutar operaciones, no harán mucho para prevenir infecciones en quienes las llevan puestas.

"Están diseñadas para prevenir la salida de gérmenes del cuerpo", explicó el doctor Don Milton, un conferenciante de salud ambiental en la Escuela de Salud Pública de Harvard. "Un cirujano no desea contaminar una herida que sus bacterias o virus, que podría ser totalmente inofensivo en la boca del cirujano, pero muy malo para los tejidos abiertos del paciente".

Aún así, Milton añadió, aquellos infectados con SARS deben llevar máscaras quirúrgicas para evitar infectar a las personas a su alrededor, tal como miembros familiares y personal hospitalario. Con esto concuerdan Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU. (CDC, por sus siglas en inglés) .

Funcionarios de salud estadounidenses también requieren a los empleados de hospital que lleven puestas máscaras desechables N-95 cuando traten pacientes que pudieran tener SARS. Las máscaras, que típicamente vienen en los colores azul claro y rosado, cubren gran parte del rostro.

Pero colocárselas no es tan simple como parece, exponen los expertos.

Los CDC recomiendan que los usuarios pasen por una "prueba de ajuste" que les asegure que las máscaras están ajustadas firmemente al rostro. Los niños y los hombres con barba pudieran no encontrar una máscara que se ajuste.

"Si existe un espacio en el que se pueda colocar un dedo, la mayoría de lo que inhalas entrará a los pulmones", comentó Vincent. "El aire toma el paso de menos resistencia".

Para empeorar el asunto, es difícil respirar con una máscara, y se torna caliente e incómoda. "Al finalizar el día, estás loco por quitártela", aseveró Vincent.

Barbara Muzzarelli, una enfermera certificada y experta en control de infecciones en El Centro, California, dijo que no se debe pensar en la mascarilla como la única protección posible de los gérmenes.

"No hará daño colocarse una máscara, pero hay que recordar lavarse las manos", comentó. "No puedes hacer una cosa sin la otra".

Los científicos que buscan la causa del SARS sospechan que podría ser un virus similar al virus del catarro y por lo tanto transmitirse por medio de la saliva y de la secreción nasal. El saludar con la mano y las perillas de las puertas podrían esparcir la enfermedad.

En una conferencia de prensa de los CDC el viernes, el doctor James Hughes, director del Centro Nacional de Enfermedades Infecciosas, reforzó esa creencia.

"La experiencia con esta enfermedad sugiere que el grueso de la transmisión ocurre por medio gotas pequeñas, que resultan del contacto cercano de tres a seis pies (0.91 a 1.82 m)", expresó Hughes. "Pero, existen ciertas características que nos recuerdan que debemos mantener una mente abierta, tales como la función que podrían desempeñar los objetos inanimados. Esa es la razón por la cual hacemos énfasis en la higiene personal".

"En los EE.UU.", añadió, "si no has viajado a un área infectada o si no has estado expuesto a una persona enferma, no estás en algo riesgo. La importancia de la higiene personal, y así como muchas otras infecciones, y ciertamente ocurre con ésta, la importancia de la higiene de las manos y lavárselas apropiadamente no se puede subestimar. Nos gustaría recordar a las personas que si padecen de alguna enfermedad respiratoria, aunque no esté relacionada con ésta, es apropiado no toser ni estornudar en otras personas".

Muzzarelli añadió que un estilo de vida saludable suficiente sueño, ejercicio físico y una buena dieta podría ser la mejor defensa contra enfermedades como el SARS. Para la cual todavía no existe tratamiento, el cuerpo humano depende sólo de él.

"Sólo tienes tu sistema inmunitario, tu capacidad para combatir enfermedades, y tienes que ayudarlo", argumentó.

Más información

Conoce acerca de las recomendaciones de los CDC sobre las mascarillas y el SARS, pulsando aquí. También puedes obtener datos actualizados sobre el SARS de la Organización Mundial de la Salud.

Fuentes: James Vincent, Ph.D., D.Sc., presidente, departamento de ciencias de salud ambiental, Escuela de Salud Pública de la Universidad de Michigan, Ann Arbor; Don Milton, M.D., Dr.P.H., conferenciante sobre Salud Ambiental y Ocupacional, Escuela de Salud Pública de Harvard, Boston; Barbara Muzzarelli, R.N., CIC, practicante de control de infecciones, Centro Médico Regional El Centro, El Centro, Calif.; Carl R. Chudnofsky, M.D., FACEP, presidente, departamento de medicina de emergencia, Centro Médico Albert Einstein, Filadelfia; James Hughes, M.D., director, Centro Nacional para Enfermedades Infecciosas, Atlanta
Consumer News in Spanish