Informe detalla los logros y reveses en la salud de la población infantil de EE.UU.

Aunque la tasa de embarazo entre adolescentes es más baja que nunca, la obesidad es una preocupación en alza

JUEVES 12 de julio (HealthDay News/Dr. Tango) -- El número de niños estadounidenses que no tiene cobertura de salud aumentó entre 2004 y 2005, al igual que el número de bebés con bajo peso al nacer, la tasa de embarazo de mujeres solteras y la tasa de niños implicados en un crimen serio.

En el lado positivo, en 2005 la tasa de embarazo entre adolescentes se redujo a niveles nunca antes vistos, también aumentó el número de niños de familias en los que al menos uno de los padres trabaja, y descendió el número de niños que viven en hogares en situación de "inseguridad alimentaria". También aumentó el número de adolescentes que terminan la escuela secundaria.

Estos son algunos de los hallazgos clave de un nuevo informe del gobierno de EE.UU., America's Children: Key National Indicators of Well-Being, 2007 (La infancia en los EE.UU.: indicadores nacionales claves de su bienestar), publicado el jueves.

"El informe sirve como una calificación a nivel nacional que ofrece una visión global de los recursos más valiosos de EE.UU., sus niños", dijo durante la teleconferencia el Dr. Duane Alexander, director del National Institute of Child Health and Human Development.

Alexander anotó que el incremento de los niños que viven en hogares en los que al menos uno de los padres tiene un empleo a tiempo completo "reduce las probabilidades de que la familia viva en la pobreza".

En cuanto a los bebés con bajo peso al nacer, Alexander apuntó que existen otras explicaciones, como el incremento de los embarazos múltiples o partos prematuros. "El porcentaje de niños con bajo peso al nacer fue de 8.2 por ciento en 2005, y de 8.1 por ciento en 2004", dijo. "Esa tasa ha aumentado lenta pero constantemente desde 1984, cuando era de 6.7 por ciento".

El informe también incluyó una nueva medida de la actividad sexual. La tasa de estudiantes de bachillerato que asegura haber mantenido relaciones sexuales sigue siendo de 47 por ciento de 2003 a 2005, un descenso en relación con la tasa de 54 por ciento de 1991.

Otro ponente de la teleconferencia, Edward Sondik, director del Centro nacional de estadísticas de la salud de los U.S. Centers for Disease Control and Prevention, anotó que se produjo un incremento positivo en las tasas de inmunización infantil. "Alrededor del 81 por ciento de los niños de 19 a 35 meses han recibido la serie de vacunas recomendadas. Esta tasa se incrementó respecto a la última década, cuando era de 71 por ciento", dijo.

La tasa de embarazo entre adolescentes experimentó un descenso sin precedentes en 2005, dijo Sondik. "Esta tasa ha caído un 40 por ciento en los últimos 15 años", apuntó. El mayor descenso se observó entre las adolescentes blancas, donde la tasa de embarazo bajó un 60 por ciento, anotó.

"Aún así, la tasa de embarazo para las adolescentes negras es cerca de tres veces la de las blancas, y la tasa de embarazo de las hispanas es cuatro veces la tasa de las blancas", dijo Sondik.

La tasa de mujeres solteras con hijos también ha aumentado, anotó Sondik. "Los hijos de madres solteras están en mayor riesgo de sufrir un pronóstico adverso al nacer y son más propensos a vivir en la pobreza que los hijos de madres casadas", dijo. "En total, el 37 por ciento de los partos tuvo lugar entre mujeres solteras".

Sondik anotó además que se había reducido la exposición de los niños al humo de tabaco de segunda mano. Con todo, el 59 por ciento de los niños está expuesto al humo de segunda mano, destacó.

Otra preocupación relacionada, es el hecho de que casi el 9 por ciento de los niños de EE.UU. tiene asma, señaló Sondik, con diferencias significativas según la raza o grupo étnico. "Cerca del 13 por ciento de los niños negros tiene asma y alrededor del 9 por ciento de los niños hispanos. Sin embargo, alrededor del 20 por ciento de los niños de origen puertorriqueño sufren de asma", apuntó.

En cuanto a la mortalidad infantil, también existe una disparidad racial y étnica continua, dijo Sondik, ya que la tasa de mortalidad de los bebés de raza negra es más del doble que la de los blancos.

Sondik también señaló la "preocupación continua" acerca del sobrepeso en los niños. "Aunque los datos recientes no muestran un cambio significativo, el porcentaje de niños de seis a 17 con sobrepeso se ha triplicado en los últimos 25 años", dijo. Se estima que el 18 por ciento de los niños de EE.UU. tiene ahora sobrepeso u obesidad, algo que los hace propensos a una serie de problemas de salud, tales como diabetes y enfermedad cardiaca más tarde en la vida.

Otros hallazgos del informe:

  • El ochenta y nueve por ciento de los niños tuvo cobertura de seguro de salud en algún momento durante 2005, en comparación con el 90 por ciento de 2004. Los niños que tienen seguro de salud son más propensos a tener una fuente regular y accesible de atención de la salud, en comparación con los niños que no lo tienen.
  • La tasa de victimización en crímenes violentos en niños de 12 a 17 años fue de 14 crímenes por 1,000 adolescentes en 2005 y de 11 crímenes por 1,000 en 2004. Aunque en 2005 la tasa fue "un poco más alta" que en 2004, el informe señala que está muy por debajo de la tasa máxima de 52 crímenes por 1,000 de 1993.
  • En 2005, el ochenta y ocho por ciento de los adultos jóvenes de 18 a 24 años había completado la educación secundaria con un diploma o una credencial alternativa como el certificado GED (examen de desarrollo educacional general). Esto equivale a un incremento de uno por ciento con relación a 2004 y de 4 por ciento con relación a 1980.

El Dr. Jay E. Berkelhamer, presidente de la American Academy of Pediatrics, dijo que aunque el informe es importante, sus hallazgos necesitan traducirse en acciones.

"Estos hallazgos concuerdan con otros datos y cifras que he visto en otros lugares", dijo. "El informe muestra que a muchos niños no le está yendo tan bien como debería en este país. No estamos invirtiendo tanto como deberíamos en los niños. Es horrible. Necesitamos asegurarnos que reciben todo lo que necesitan, tal como educación, entornos seguros y atención de salud".

Berkelhamer dijo que el gobierno federal necesita asumir el liderazgo para garantizar el bienestar de los niños. "El gobierno está haciendo un buen trabajo al publicar un informe. Ahora necesitan hacerlo aún mejor asegurando el desarrollo de programas y recursos para solucionar el problema", dijo.

"Tenemos la obligación social de garantizar que los niños reciban lo que necesitan", apuntó Berkelhamer. "Y no lo están haciendo de la forma en que debieran para ser el país más rico del mundo".

Más información

Para obtener más información sobre la crianza de los hijos, visite la National Library of Medicine de los EE.UU.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango
FUENTES: July 12, 2007, teleconference with Duane Alexander, M.D., director, National Institute of Child Health and Human Development, Rockville, Md.; Edward Sondik, Ph.D., director, U.S. Centers for Disease Control and Prevention, National Center for Health Statistics, Atlanta; Jay E. Berkelhamer, M.D., president, American Academy of Pediatrics, Chicago; July 12, 2007, U.S. report, America's Children: Key National Indicators of Well-Being, 2007
Consumer News in Spanish