La investigación busca expandir el uso de los transplantes de células madre

La tecnología podría ser usada para tratar varias enfermedades, según los expertos

MIÉRCOLES 19 de octubre (HealthDay News/HispaniCare) -- Una nueva manera de manipular las células madre podría expandir el conjunto de donantes para una variedad de enfermedades y ofrecer nueva esperanza a las personas que sufren de una serie de trastornos malignos y no malignos.

De hecho, la tecnología podría significar que todo paciente que necesita un donante de células madre lo obtendría, afirman los autores de un nuevo estudio.

"Ahora estamos en un momento en que tenemos la posibilidad de incluir donantes no idénticos en el conjunto de donantes", afirmó el investigador principal, el Dr. Rupert Handgretinger, quien está afiliado al Hospital de Investigación Infantil St. Jude de Memphis, Tennessee, y al Hospital Universitario de Tübingen, Alemania.

"Normalmente, usamos uno de los padres como donante. Para este método tenemos que identificar un donante casi para cada niño que necesita un transplante", explicó Handgretinger.

Los hallazgos fueron presentados el martes en el Simposio Científico de Fallo de la Médula Ósea, una conferencia organizada por la Aplastic Anemia & MDS International Foundation y financiada por los U.S. National Institutes of Health. El simposio se llevó a cabo en Washington, D.C. Esta investigación particular fue realizada en el St. Jude.

Handgretinger afirmó que la tecnología ya está siendo usada en el St. Jude y en varios centros de Europa.

En el transplante de células madre, los médicos introducen células madre con la intención de que se conviertan en células que reemplacen aquéllas que no funcionan, tales como los glóbulos blancos de los pacientes de leucemia.

Con frecuencia, el transplante de células madre es la única oportunidad para pacientes con diferentes enfermedades malignas y no malignas, incluida la leucemia y otros cánceres de la sangre. Sin embargo, en promedio, sólo hay un 25 por ciento de probabilidades de encontrar un donante equivalente dentro de la propia familia. En algunos grupos étnicos, esa probabilidad desciende al 10 por ciento.

Cuando se usan donantes no equivalentes, aumentan las probabilidades de desarrollar la enfermedad de injerto contra huésped (EICH), en la que las células inmunes del donante atacan al cuerpo del paciente.

"El principal problema con el transplante de células madre es la EICH, que ocurre en hasta el 30 por ciento de los casos", afirmó el Dr. Gary Kleiner, profesor asistente de pediatría de la Facultad de Medicina de la Universidad de Miami.

Los científicos han estado tratando varios métodos para reducir las probabilidades de desarrollar EICH. La semana pasada, a uno de los pacientes de Kleiner, un bebé de 11 meses con un trastorno poco común conocido como osteopetrosis y EICH, se le suministró un medicamento experimental de células madre que ha dado al bebé otra oportunidad para vivir.

Otra manera de prevenir la EICH es eliminar las células T del donante antes del transplante de las células madre, pero eso requiere dar al paciente medicamentos inmunosupresores. Y eso tiene desventajas considerables.

"La tasa de recaída de la leucemia es mucho más alta y toma mucho tiempo para que el sistema inmune se desarrolle y el paciente se torna susceptible a la infección viral", apuntó Kleiner.

Por eso, los investigadores han estado tratando de diseñar un injerto de células madre que cause menos EICH sin interferir con la reconstitución del sistema inmune.

La técnica presentada en este estudio involucra eliminar las células T del donante, las cuales están programadas para atacar a las sustancias foráneas y entonces volver a añadir las células citotóxicas naturales del donante. Si bien las células citotóxicas, al igual que las células T, son parte del sistema inmunológico del organismo, su estructura molecular es distinta.

"Si resulta igual de efectivo y se logra una buena reconstitución inmune, abrirá aumentará el conjunto de donantes en términos de quién puede ser un donante", afirmó Kleiner. "Por el momento, es experimental, pero se muestra bastante promisorio. Pero los datos aún no son tan firmes".

Más información

El National Marrow Donor Program tiene más información sobre la EICH.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
FUENTES: Rupert Handgretinger, M.D., Ph.D., St. Jude Children's Research Hospital, Memphis, Tenn., and University Hospital, Tuebingen, Germany; Gary Kleiner, M.D., Ph.D., assistant professor, pediatrics, University of Miami School of Medicine; Oct. 18, 2005, presentation, Bone Marrow Failure Scientific Symposium, Washington, D.C.
Consumer News in Spanish