See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Las pruebas orales de VIH no constituyen la última palabra

Expertos señalan que un número elevado de falsos positivos significa que estas pruebas son simplemente un examen preliminar

JUEVES 15 de diciembre (HealthDay News/HispaniCare) -- Cuando una prueba de VIH le dice a alguien que está infectado con el virus que causa el SIDA, la mayoría probablemente asumirá que éste es el final de la historia.

Sin embargo, a medida que emergieron dudas esta semana con relación a la precisión de una prueba oral rápida de VIH, los expertos anotaron que los resultados "falsos positivos" no son tan infrecuentes como la gente piensa.

De hecho, los médicos consideran el resultado de la prueba oral de VIH solamente como un hallazgo preliminar, debido al riesgo de imprecisión del examen. Gran parte de los médicos recomiendan de forma rutinaria que los pacientes opten por una prueba de VIH más precisa si resultan positivos.

"Ese es el protocolo estándar en todo EE.UU.", dijo el Dr. Jeffrey Klausner, director de Prevención de ETS en el Departamento de Salud Pública de San Francisco. "Desafortunadamente, la mayoría de los asesores de pruebas y los pacientes desconocen en realidad el significado de un 'positivo preliminar', y lo interpretan como un resultado definitivo".

Esta prueba de VIH es ahora noticia debido a que las autoridades sanitarias de San Francisco y Nueva York reportaron que la prueba líquida oral rápida conocida como OraQuick provocó un alto número de resultados incorrectos, lo que sugiere que una docena de personas pensaba que eran VIH positivos cuando no lo eran.

Estas quejas son especialmente acreedoras de la atención pública debido a que las autoridades federales están considerando permitir o no la venta sin receta de la prueba OraQuick, lo que significa que los estadounidenses podrían autoexaminarse de forma instantánea para el VIH desde sus hogares. (Las pruebas de VIH para hacer en el hogar están ahora disponibles, pero requieren que los usuarios envíen las muestras de sangre para su análisis).

En San Francisco, las pruebas de seguimiento determinaron que cerca de 47 de 200 positivos de la prueba OraQuick eran en realidad negativos, destacó Klausner. Lo que significa que casi el 25 por ciento de los resultados VIH positivos obtenidos mediante la prueba eran incorrectos.

En la ciudad de Nueva York, de acuerdo con los informes de las noticias, el número de falsos positivos reportados por OraQuick pasaron de 10 en octubre a 30 en noviembre.

La prueba oral OraQuick recibió la aprobación federal en marzo de 2004. Las pruebas de VIH tradicionales requieren muestras de sangre, pero los usuarios de OraQuick sólo necesitan colocar un dispositivo similar a un termómetro oral digital en la boca. Una almohadilla porosa se pone en contacto con el área entre la mejilla y la encías, para recoger el líquido oral. Luego los usuarios introducen la almohadilla en una cámara de prueba para obtener el resultado.

Orasure, la compañía de Pensilvania que produce la prueba, ha sido incapaz de explicar la avalancha de falsos positivos, que hicieron que el precio de las acciones de la compañía se tambaleará esta semana. El presidente ejecutivo, Douglas Michels, dijo que "éstos parecen ser informes aislados", y señaló que las pruebas son altamente precisas en la detección del VIH cuando el virus está presente.

De acuerdo con el periódico San Francisco Chronicle, los U.S. Centers for Disease Control & Prevention planean emitir una alerta para recomendar a los médicos a que confirmen de forma inmediata una prueba de VIH oral positiva con una prueba de sangre de seguimiento, y que luego envíen los resultados de una tercera muestra de sangre que sea más concluyente aunque consuma más tiempo.

Aún no está claro si la mala publicidad actual afectará la revisión del gobierno federal de la propuesta de Orasure Technology para que OraQuick se pueda vender sin receta. En el pasado, hubo ya preocupaciones sobre las pruebas de VIH para hacer en los hogares debido a la probabilidad de que las personas que resulten positivas se vean gravemente afectadas y cometan suicidio; algunos especialistas señalan que estas preocupaciones se han reducido a medida que el SIDA se ha convertido en una enfermedad más tratable.

Michels afirma que la prueba debería ser siempre considerada como algo meramente para "examinar", y no como una indicación definitiva de la infección del VIH.

Más información

Para saber más acerca de las pruebas orales para el VIH, diríjase a la womenshealth.gov.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
FUENTES: Jeffrey D. Klausner, M.D., M.P.H., director, STD Prevention, San Francisco Department of Public Health, and associate clinical professor, medicine, University of California at San Francisco; Douglas Michels, chief executive officer, Orasure Technologies, Bethlehem, Pa.
Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined