Acquire the license to the best health content in the world
Contact Us

Perros podrían ayudar a entender enfermedades humanas

Diversas afecciones, como el cáncer y problemas del corazón, son comunes en ambas especies

JUEVES 20 de mayo (HealthDayNews/HispaniCare) -- Un equipo de investigadores estadounidenses ha identificado las diferencias genéticas entre docenas de perros de pura raza, lo que abre el camino para la comprensión de las incontables enfermedades que afectan tanto al hombre como a su mejor amigo.

"Los perros son quizá la especie más cercana a los humanos con la que podemos trabajar", afirmó Deborah Lynch, presidenta del Canine Studies Institute, que colaboró a los investigadores con el estudio. "Parece que sufren nuestras mismas enfermedades y, más que cualquier otra especie, viven con nosotros y comen lo mismo, al mismo tiempo que comparten nuestro ambiente".

Guiados por científicos del Fred Hutchinson Cancer Research Center de Seattle, los investigadores recogieron ADN de 414 perros pertenecientes a 85 razas caninas. En lugar de confiar en pruebas de sangre difíciles de obtener, le pidieron a los dueños que tomaran muestras del interior de la boca de sus mascotas con un hisopo de algodón.

Idealmente, los perros de pura raza sólo se aparean con los caninos de su clase. Los dueños de perros han estado haciendo seguimiento a sus linajes por lo menos desde el siglo XIX.

Estos hallazgos aparecen en la edición del 21 de mayo de Science.

Los autores del estudio señalan que han identificado cuatro grandes razas de perros, las cuales llaman "clusters" ("grupos"). Los perros de distintos grupos parecen haber evolucionado todos al mismo tiempo.

Por ejemplo, los ancestros de un grupo de perros que proviene de las antiguas Asia y África, como el shar-pei, el shih tzu, el akita y el husky siberiano, entre otros, parecen estar relacionados muy estrechamente con los lobos. Los perros que se pensaba que habían habitado el planeta durante miles de años, como el podenco ibicenco, no aparecían en el grupo de los más antiguos, lo que hace pensar que quizá sus razas fueron recreadas posteriormente, luego de que la raza original había desaparecido.

Los otros tres grupos de perros son los tipo mastín (como el bulldog y el rottweiler), los perros de pastoreo (los pastores y el collie) y, finalmente, el terrier y los perros que olfatean (sabuesos o terriers escoceses, entre muchos otros).

Además de responder preguntas acerca de los mamíferos más diversos del mundo, hay más de 400 razas de canis familiaris, los investigadores de perros dicen que los hallazgos ayudarán a los científicos a entender cómo funcionan las enfermedades.

Más de 350 enfermedades afectan a los perros, incluidas muchas que también se encuentran en humanos. Algunas afecciones acosan a razas específicas, como la sordera entre los dálmatas, la enfermedad de Addison (un trastorno en la producción hormonal) en los perros de agua portugueses y el glaucoma en los basset hounds. Según los investigadores, nueve de las diez enfermedades más comunes en perros también afectan a los seres humanos, como el cáncer, la epilepsia, los trastornos autoinmunes y los problemas del corazón. (La única excepción es una enfermedad que afecta exclusivamente a la especie canina, llamada dilatación gástrica).

Lynch agregó que los hallazgos acerca de las similitudes y diferencias entre razas ayudarán a los científicos a determinar cuáles son los genes específicos que causan enfermedades.

Si el cáncer es común en una raza en particular, por ejemplo, los científicos podrían estudiar otra raza con la misma tendencia y buscar genes compartidos, dijo. Hasta ahora, los científicos ya han ganado terreno en este sentido trazando un mapa de buena parte del genoma (la huella genética) del boxer y el caniche.

"Lo más importante ocurrirá cuando los perros puedan ser usados como modelos para las enfermedades humanas", afirmó Gordon Lark, profesor emérito de biología en la Universidad de Utah, que estudia la genética de los perros de agua portugueses.

¿Significa esto, acaso, que los perros acabarán por convertirse en animales para pruebas de laboratorio, como los ratones y las ratas, condenados a muerte en una jaula? Los beagles, después de todo, ya se están usando en pruebas de laboratorio.

Los investigadores caninos, muchos de los cuales son amantes de los perros, dicen que esperan que los científicos logren avances médicos significativos sin tener que sacrificar mascotas potenciales en el proceso. Lo ideal sería que los perros pudieran cumplir sus antiguas obligaciones para con sus dueños contribuyendo con muestras de ADN desde la seguridad de sus casas.

Más Información

Para mayor información sobre enfermedades y afecciones caninas, visite la American Veterinary Medical Association. También puede ayudar a la Universidad de California en Davis a encontrar perros para que participen en el próximo proyecto de genoma canino.

FUENTES: Deborah Lynch, president, Canine Studies Institute, Aurora, Ohio; Gordon Lark, Ph.D., emeritus professor of biology at the University of Utah; May 21, 2004, Science
Consumer News in Spanish