See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Descubrimiento impulsa investigación futura para combatir enfermedades y arrugas

Los científicos encuentran clave potencial a la elasticidad corporal

Miércoles, 9 de enero (HealthDayNews) -- Dos investigadores han descubierto una proteína que puede ser la clave de cómo la piel, las arterias y los pulmones retienen la estructura similar a una banda elástica, incluso aunque se estiren y contraigan cada día.

El avance podría conducir a mejorar tratamientos para una gran variedad de enfermedades, desde el enfisema y la cardiopatía hasta las arrugas.

"Esta es la más emocionante información en esta área en mucho tiempo. La relevancia es potencialmente enorme", expresó Lynn Sakai, profesora de bioquímica en Oregon Health Science University y una destacada experta en el campo.

Conducidos por profesores en la Universidad de California en San Diego y el Centro Médico de University of Texas Southwestern en Dallas, los dos equipos descubrieron sus hallazgos de forma separada. Los resultados aparecen en la edición de mañana de la revista "Nature".

Los científicos han sabido durante mucho tiempo que muchos órganos corporales están compuestos de fibras elásticas que les permiten expandirse y contraerse.

"Es vital para los órganos mantener su forma, ya que hay esfuerzo y tensión colocado en cada sistema orgánico", expuso el Dr. Kenneth Chien, un profesor de medicina en UC-San Diego y autor titular de este estudio.

Los vasos sanguíneos, por ejemplo, deben tornarse más grandes y más pequeños mientras cambia la presión sanguínea, muy parecido a una manguera de jardín que se enciende y se apaga.

La piel trabaja de la misma manera. "Si pellizcas tu piel, retomará su forma", indicó Chien. "Pero mientras envejecemos, esa elasticidad se pierde".

Sin elasticidad la piel comienza a decaer y a arrugarse. Los efectos son más serios dentro del cuerpo. Las arterias pueden tornarse rígidas muy parecidas a una manguera vieja y seca.

Algunas enfermedades también pueden reducir la elasticidad. En el enfisema, el pulmón pierde su capacidad de contraerse. "Cuando uno inhala, no hay elasticidad intrínseca que ayude a los pulmones a restaurar su tamaño normal", explicó Chien.

Aunque los científicos han estudiado la elasticidad durante algún tiempo, "ha sido un tanto lenta en revelar sus secretos", indicó Scott Argraves, un profesor de biología en la Universidad Médica de Carolina del Sur.

Eso podría estar cambiando. Los investigadores en UC-San Diego sospecharon de una proteína llamada fibulina-5 tenían algo que ver con la cardiopatía, así que manipularon genéticamente a ratones para que nacieran sin el gen que crea la proteína. Entonces observaron los ratones para ver cómo se diferenciarían de los ratones normales.

Los investigadores sospecharon que los ratones podrían tener un problema cardiaco, aseveró Chien. Fue así sus arterias no elásticas lucían como sacacorchos pero también tenían la piel caída, expresó. Eso fue una sorpresa, revelando que la proteína es esencial en alguna medida a la elasticidad del cuerpo completo.

El próximo paso es determinar si el tratamiento con la proteína podría ayudar al cuerpo a recuperarse luego de que se ha perdido la elasticidad, comentó Chien. Las pruebas se realizarán primero en animales.

"Esto no es una cura" para enfermedades como el enfisema, advirtió Chien. "Es un nuevo paso, y señala una nueva dirección".

Chien prefiere hablar acerca de sus posibilidades para tratar enfermedades como el síndrome de Marfan, que debilita el tejido conectivo de sus pacientes y puede causar serios problemas al corazón.

Pero la proteína podría utilizarse para un propósito más cosmético: hacer desaparecer las arrugas y la piel caída, dijo Sakai de Oregon Health Science University.

Muchos creen que las arrugas "se deben a la pérdida de una cantidad de diferentes proteínas de tejidos conectivos presentes en la piel", expuso. Otros factores, tal como el daño solar, también pueden desempeñar un papel.

Otro uso potencial es más serio. Sakai dijo que la proteína elástica podría eventualmente utilizarse para tratar el prolapso, un trastorno muy común en mujeres con la vejiga, el intestino y el útero más bajo en su cuerpo. Las causas son "completamente desconocidas", indicó, pero podrían tener algo que ver con la pérdida de la elasticidad.

Qué hacer

Varias enfermedades se vinculan con la pérdida de elasticidad, incluyendo el síndrome de Marfan, que puede haber afectado al presidente Abraham Lincoln.

No eres el único con la piel arrugada y caída quien se podría beneficiar de investigación futura en cuanto a la elasticidad. Aprende acerca de problemas dermatológicos que enfrentan las celebridades en la chismosa pero educativa, Skinema.com.

Fuentes: entrevistas con Lynn Sakai, Ph.D., profesor asociado, bioquímica, Oregon Health Sciences University, e investigadora científica, Shiners Hospital, Portland, Ore.; Kenneth Chien, M.D., Ph.D., profesor de medicina y director, Instituto de Medicina Molecular, Universidad de California, San Diego; Scott Argraves, Ph.D., profesor, biología, Universidad Médica de Carolina del Sur, Charleston; "Nature", 10 de enero de 2002
Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined