El Zika ataca a las placentas de las monas embarazadas, encuentra un estudio

rhesus monkey

VIERNES, 26 de enero de 2018 (HealthDay News) -- Cuando ocurre una infección con el Zika durante el embarazo, el virus podría dañar a la placenta, encuentra una investigación reciente. Esto podría explicar cómo la infección provoca defectos congénitos.

No ha estado claro cómo la infección con el Zika puede provocar defectos congénitos como la microcefalia, que es una cabeza más pequeña de lo normal y un cerebro poco desarrollado.

Entonces, el Dr. Antonio Frías, un obstetra y ginecólogo en la Universidad de Salud y Ciencias de Oregón, y sus colaboradores decidieron estudiar a cinco monas Rhesus embarazadas que se infectaron con el Zika a principios del embarazo.

Los investigadores encontraron que la infección con el Zika hacía que los tejidos de la placenta se engrosaran e inflamaran, lo que resultaba en que llegara menos oxígeno al feto. En los monos, la tasa de oxígeno que se desplazaba por la placeta se redujo 10 veces, mostraron los hallazgos.

Unos niveles más bajos de oxígeno en la placenta pueden dañar al desarrollo fetal y a la salud del bebé tras el nacimiento, explicaron los investigadores.

"El rol de la placenta es proteger y ofrecer nutrición a un bebé que crece para lograr una salud óptima", señaló Frías en un comunicado de prensa de la universidad.

"Es preocupante, el nivel de daño que el virus del Zika puede provocar a la placenta", añadió.

Frías y sus colaboradores también encontraron que el virus del Zika puede pasar de la mona madre al bebé y permanecer en el bebé a largo plazo, conduciendo a una infección crónica. Pero los expertos apuntan que la investigación con animales con frecuencia no produce resultados similares en los humanos.

Los autores del estudio dijeron que usarán sus hallazgos en un esfuerzo por desarrollar una vacuna contra el Zika para las mujeres embarazadas.

El Zika se propaga principalmente a través de las picaduras de mosquitos infectados, pero también puede transmitirse a través de una transfusión de sangre o del contacto sexual. Muchas personas que se infectan no tienen síntomas, pero algunas desarrollan afecciones neurológicas graves, y se ha vinculado la infección durante el embarazo con unos devastadores defectos congénitos.

Los hallazgos del nuevo estudio aparecen en la edición en línea del 17 de enero de la revista Nature Communications.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. tienen más información sobre el Zika.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2018, HealthDay

logo
FUENTE: Oregon Health & Science University, news release, Jan. 18, 2018
Consumer News in Spanish