See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Los adolescentes que usan marihuana, cigarrillos electrónicos y cigarrillos se enfrentan a un triple peligro

Los adolescentes que usan marihuana, cigarrillos electrónicos y cigarrillos se enfrentan a un triple peligro
Adobe Stock

MARTES, 28 de septiembre de 2021 (HealthDay News) -- Más adolescentes de EE. UU. usan cigarrillos electrónicos, cigarrillos tradicionales y marihuana a la vez, lo que plantea unos mayores riesgos para su salud y conducta que si consumieran solo una sustancia, encuentra un estudio reciente.

A este grupo se le conoce como "usuarios triples", y puntúan alto en un perfil del riesgo psicosocial, que incluye los pleitos, la conducta social riesgosa, y conductas como no utilizar los cinturones de seguridad, según el investigador principal, Thomas Wills.

Y casi 1 de cada 5 estudiantes de secundaria forma parte de ellos, muestran los resultados de encuestas.

"Es un contexto en que ha habido debate sobre la legalización del uso recreativo de la marihuana, en que algunos afirman que la marihuana recreativa solo sería utilizada por los adultos, pero en que otros afirman que pronto llegaría a los adolescentes", señaló Wills, profesor y director del Programa de Prevención del Cáncer en el Pacífico del Centro Oncológico de la Universidad de Hawái.

Estos y otros datos recientes muestran que una proporción sustancial de los estudiantes de escuela secundaria están usando marihuana, y que los adolescentes tienden a usar tanto marihuana como cigarrillos electrónicos. En los datos analizados, los usuarios dobles y triples conformaron en conjunto un tercio de los usuarios adolescentes.

"No se trata de un evento raro", advirtió Wills.

En el estudio, los investigadores observaron los datos de la Encuesta de conductas juveniles arriesgadas de 2019 sobre el uso de los cigarrillos electrónicos, los cigarrillos combustibles y la marihuana entre los estudiantes de secundaria de EE. UU.

Encontraron que un 44 por ciento de los adolescentes no utilizaban ninguno de estos productos. Los usuarios triples conformaron un 17 por ciento de la muestra, seguidos por los usuarios de cigarrillos y marihuana (un 16 por ciento) y los usuarios de cigarrillos electrónicos (un 13 por ciento).

En términos de los que tenían probabilidades de implicarse en conductas riesgosas, los triple usuarios tuvieron la mayor puntuación. Los usuarios de cigarrillos electrónicos puntuaron por encima de los no usuarios, pero por debajo tanto de los usuarios de cigarrillos como de marihuana.

"La marihuana, que se consideraba antes como una droga extrema junto con la heroína y la cocaína, ha pasado ahora a una posición prominente, junto con sustancias que los adolescentes utilizan con frecuencia", advirtió Wills. "También hay una implicación clara de que es probable que los cigarrillos electrónicos, que se han vinculado de forma constante con el inicio del consumo de cigarrillos, tengan un rol similar respecto a la marihuana".

Los cigarrillos electrónicos son utilizados de forma desproporcionada por los adolescentes con un riesgo más bajo, porque se perciben que son más seguros que los cigarrillos combustibles, comentó Wills.

"Pero una vez han adoptado los cigarrillos electrónicos, han iniciado un proceso que implica a otras sustancias. Entonces, en lugar de un gran grupo de usuarios únicos, ahora hay un grupo de usuarios triples", dijo.

Las escuelas y las comunidades deben aumentar los programas de intervención para los adolescentes, planteó Wills.

Añadió que los cigarrillos electrónicos son claramente un factor en la adicción a la nicotina entre los adolescentes. Y hay crecientes evidencias de que tanto los cigarrillos electrónicos como la marihuana se vinculan con enfermedades respiratorias a corto plazo, por ejemplo el asma en la adolescencia, con probabilidades de daños a más largo plazo, por ejemplo daño pulmonar, lamentó.

"La conclusión es que los cigarrillos electrónicos no son inocuos y que los esfuerzos de la industria por promoverlos en lugares que son populares entre los adolescentes, a través de los medios sociales, se tienen que contrarrestar", afirmó Wills.

Patricia Folan, directora del Centro para el Control del Tabaco de Northwell Health en Great Neck, Nueva York, dijo que los hallazgos son "muy alarmantes, sobre todo respecto a los individuos que presentan un uso doble y triple".

El trabajo que se ha realizado en el control del tabaco durante muchos años en Estados Unidos parece no estar dando resultado con su efecto deseado entre los jóvenes estadounidenses, apuntó Folan, que no participó en el estudio actual. La investigación sobre los cigarrillos electrónicos ha mostrado con claridad que son peligrosos para la salud.

"Pero los adolescentes quizá estén confiando en las engañosas afirmaciones de los fabricantes, en los medios sociales y de sus pares respecto a la información sobre estos productos, en lugar de los datos científicos", planteó. "Además, dado que muchos estados están ahora legalizando a la marihuana, los adolescentes creen que es segura, o incluso inocua, sin consecuencias de salud o seguridad".

Se necesitan campañas mediáticas que lleguen a los adolescentes, específicamente sobre todos los productos de tabaco, subrayó Folan.

"Estas campañas deben resaltar los peligros asociados con el uso, lo que incluye las probabilidades de adicción, el daño al cerebro el desarrollo y las lesiones pulmonares", dijo Folan.

Los anuncios antitabaco en los medios de comunicación dirigidos a los usuarios adultos han tenido éxito al aumentar los intentos por abandonar el hábito y al reducir el tabaquismo en esa población, apuntó.

"Además de la educación, la regulación y las restricciones de edad para estos productos se deben hacer cumplir, para prevenir otra epidemia de fumadores y uso de tabaco, que podría resultar en décadas de adicción y mala salud", concluyó Folan.

El informe se publicó en la edición en línea del 28 de septiembre de la revista Pediatrics.

Más información

Aprenda más sobre el tabaquismo y los adolescentes en el Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE. UU.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Thomas Wills, PhD, professor and director, Cancer Prevention in the Pacific Program, University of Hawaii Cancer Center, Honolulu; Patricia Folan, DNP, director, Center for Tobacco Control, Northwell Health, Great Neck, N.Y.; Pediatrics, online, Sept. 28, 2021

Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined