El Embarazo, Semana 10

Su bebé es aún muy pequeño, pesando sólo 0.3 onzas, pero cada día marca un hito en su crecimiento y desarrollo. Hacia fines de esta semana, su bebé habrá completado la etapa embrionaria, pasando a llamarse "feto", palabra proveniente del latín que significa descendiente.

El cerebro se está desarrollando a un ritmo asombroso: cada minuto se crean cerca de 250,000 neuronas. En esta etapa, la cabeza del bebé, con su frente ancha y prominente, aún parece muy grande en relación al resto de su cuerpo. Los párpados están sellados y no se abrirán hasta pasadas las 24 semanas. En las encías se están formando veinte pequeños brotes, que luego se convertirán en los dientes del bebé. Los dedos de las manos están casi totalmente separados, aunque los dedos de los pies seguirán unidos por membranas por unos días más. Las articulaciones se han formado en las muñecas y en los tobillos. Si su bebé es varón, sus testículos comenzarán a producir testosterona.

A partir de la semana 10, todos los órganos vitales se han formado y están comenzando a funcionar conjuntamente. El corazón ahora late a un ritmo regular de 140 latidos por minuto. Durante esta semana, su bebé puede mover sus extremidades independientemente. Las plantas de ambos pies se ubican frente a frente. La columna vertebral y los nervios adheridos a la misma están todos en su lugar apropiado.

A partir de esta semana, hay bastante menos probabilidad de que su bebé desarrolle malformaciones congénitas. Sin embargo, ya que es posible que cualquier malformación congénita que se haya originado durante las primeras 10 semanas del embarazo no se manifieste por un buen tiempo más, y para mayor seguridad, es importante que en las semanas siguientes siga cuidando de su salud y tomando las precauciones necesarias para la salud de su bebé. Evite fumar y beber alcohol (el fumar se ha asociado al aborto espontáneo y el nacimiento prematuro, y el alcohol puede causar daño cerebral), y coma porciones abundantes de frutas, verduras, y granos integrales.

Hinchazón, gases, y otras irritaciones menores

En el transcurso de su embarazo, seguramente habrá notado que su cuerpo experimenta cambios sorprendentes, algunos más agradables que otros. Al aproximarse el inicio del segundo trimestre, es probable que se esté sintiendo bastante bien: las náuseas matutinas son menos frecuentes, y empieza a recuperar las energías. Pero es normal que siga teniendo dolores y malestares ocasionales a medida que su cuerpo sigue creciendo y acostumbrándose al peso adicional.

Muchas mujeres embarazadas también experimentan un efecto secundario, a veces algo vergonzoso: hinchazón y gas crónico. Como tantos otros malestares relacionados al embarazo, las hormonas son probablemente las culpables. La hormona progesterona hace que sus órganos digestivos trabajen más lentamente, lo que puede resultar en dolor, flatulencia, distensión abdominal y malestar general. La acidez, o ardor estomacal, que por lo general sólo se presenta hacia fines del segundo trimestre, a veces se manifiesta mucho antes, al igual que el estreñimiento y la indigestión.

No hay nada que pueda hacer para evitar del todo estos malestares, pero sí puede aliviarlos. Evite la goma de mascar sin azúcar, las bebidas gaseosas y algunas variedades de frijoles, todos los cuales producen bastantes gases. En vez de comidas abundantes y pesadas, opte por porciones pequeñas y comidas livianas, y sírvase meriendas frecuentemente. El ejercicio ayuda la digestión; cuando le sea posible, salga a caminar después de comer. También puede usar productos de calcio disponibles sin receta, como Tums o Rolaids, que facilitan la digestión y además le proveen a su dieta una dosis adicional de calcio.

Otro desagradable síntoma del embarazo es la congestión nasal crónica y los sangramientos de la nariz. La congestión nasal es producto de los cambios hormonales, y no hay mucho que pueda hacer para remediarlo. Para aliviar los síntomas, use un atomizador nasal de solución salina pura y un humidificador durante la noche para aliviar la sequedad, pero, como de costumbre, no use otros medicamentos o atomizadores sin antes consultar a su médico.

La primera consulta prenatal

Quizás ya tuvo su primera consulta médica prenatal, pero si no, probablemente tendrá su cita entre la octava y décima semana del embarazo. Para la mayoría de las mujeres, estas visitas al consultorio médico, que serán más frecuentes a medida que avance el embarazo, son una experiencia grata y deseada, ya que le ofrecen a la futura madre la oportunidad de conversar con profesionales sobre lo que está ocurriendo en su cuerpo, clarificar cualquier aspecto preocupante, y, quizás la razón más importante de la consulta, para oír el latido del corazón del bebé.

En cada consulta médica, le controlarán el peso y la presión arterial y le harán un análisis de orina. En su primera consulta, es probable que le hagan un examen físico, le pregunten sobre su historial médico y el de su familia, le den consejos sobre dieta y ejercicios, y le envíen a sacarse pruebas de sangre. Antes de cada consulta médica, haga una lista de preguntas o temas que le interese tratar, para que esté preparada y pueda dar un uso efectivo al tiempo de que dispone con su médico.

-- Connie Matthiessen escribe sobre la salud y la medicina desde San Francisco, California. Sus reportajes sobre temas relacionados a la salud han aparecido en Times Inc. Health, Hippocrates, Parenting, y en el programa Health Quarterly de la red de televisión PBS.

Referencias

Campbell, Stuart, MD. Watch Me Grow! St. Martin's Press.

Supple, William F. Jr., PhD. Becoming A Baby: How Your Baby Grows From Day-to-Day. Picket Fence Publishing.

Curtis, Glade, OB/GYN and Judith Schuler, MS. Your Pregnancy Week by Week. Da Capo Press, 5th edition.

Nemours Foundation. Pregnancy Calendar, Week 10.

The American Heritage Dictionary of the English Language: Fetus.

Shanahan, M. Kelly. Your Over-35 Week by Week Pregnancy Guide. Prima Publishing.

Duane, Todd, W. editor, et al. The Columbia University College of Physicians and Surgeons Complete Guide to Pregnancy. Crown Publishers.

National Institute of Diabetes, Digestive and Kidney Disorders. Gas in the Digestive Tract.

Sears, William and Sears, Martha. The Pregnancy Book. Little, Brown and Co.

Last Updated:

Health News Copyright © 2019 HealthDay. All rights reserved.