El Embarazo, Semana 14

Su bebé es ahora del tamaño de su puño. Mide entre 3.5 y 4 pulgadas de la coronilla al cóccix y pesa cerca de una onza. Gradualmente se está desencorvando de su forma de letra "C": ahora su mentón ya no descansa sobre su pecho, y su cuello es más largo y más claramente definido. Al mismo tiempo, los dedos de sus manos y de sus pies continúan desarrollándose, y durante esta semana quizás también le crezca pelo en la cabeza y en el área de las cejas.

Su criatura sigue muy activa, y sus movimientos se hacen más refinados. Puede flexionar y doblar los dedos de sus manos y pies, al igual que las manos y las rodillas.

Seguramente usted ya está pensando en ropa de maternidad. Si este es su segundo o tercer embarazo, quizás aún tenga ropa de maternidad guardada. Si está embarazada por primera vez, es posible que algunos de sus pantalones de tallas más grandes aún le queden bien, o puede usar un alfiler de gancho para asegurar sus jeans si los botones ya no le sirven. Pero en algún momento futuro, quizás muy pronto, es probable que se canse de su vestuario de holgadas poleras, sudaderas y pantalones de medidas grandes, y sienta la necesidad de investigar sus opciones en materia de vestimentas diseñadas para la maternidad.

Antes de ir a un gran almacén y gastar cantidades de dinero, consulte entre sus amistades para ver si alguien puede facilitarle ropa de maternidad, ya que nuevas estas prendas suelen ser caras. Es bastante común que las mujeres compartan su ropa de maternidad, las que típicamente pueden rendir para varios embarazos. Muchas tiendas que se especializan en artículos de segunda mano ofrecen una buena selección de prendas de maternidad con poco uso. A veces se pueden encontrar ofertas en tiendas que se especializan en ropa para niños. Si en su localidad hay un centro de asistencia para mujeres embarazadas, es posible que tengan ropa de maternidad que puedan prestarle o venderle.

Algunas blusas diseñadas para la maternidad podrá usarlas también después del parto, ya que su diseño permite amamantar al bebé de manera discreta. Estas blusas son una inversión práctica, y, debido a su corte amplio y cómodo, sirven además para ocultar abultamientos postparto. En cuanto a ropa interior, es recomendable comprar varios sostenes especialmente diseñados para la lactancia. Así no tendrá que salir de compras nuevamente una vez que nazca su bebé.

Si compra ropa de maternidad en estado nuevo, elija piezas que pueda combinar según la ocasión. Ante todo, sea práctica: aunque se vea muy elegante en un vestido de fiesta, es poco probable que lo use mucho. Y aunque algunos estilos sean muy atractivos, tenga en cuenta que la mayoría de las mujeres, una vez que recuperan su figura normal, no soportan ni siquiera ver sus prendas de maternidad.

Por otro lado, está bien mimarse un poco, si su presupuesto se lo permite. Faltan varios meses para que nazca su bebé, y usted no bajará de peso por algún tiempo. Quizás se sienta perfectamente bien usando ropa de segunda mano, o prendas prestadas de su pareja, pero, dado el cambio radical que experimenta su cuerpo, probablemente se sentirá mejor si su vestuario incluye algunas prendas bonitas. Además, la ropa de maternidad le servirá por varios meses después del parto, ya que tomará un tiempo para que usted recupere la figura. Y cuando ya no la necesite, podrá regalarla a la próxima persona, o guardarla para su hijo Número Dos.

-- Connie Mattiessen se desempeñó como reportera y miembro de la redacción del Center for Investigative Reporting, y ha escrito extensamente sobre temas relacionados a la salud.

References

Campbell, Stuart MD. Watch Me Grow! St. Martin's Press.

Curtis, Glade OB/GYN and Judith Schuler, MS. Your Pregnancy Week by Week , Da Capo Press.

American Academy of Family Physicians. Pregnancy Calendar, Week 14.

Last Updated:

Health News Copyright © 2019 HealthDay. All rights reserved.