El Embarazo, Semana 31

Su bebé ahora mide unas 11,50 pulgadas de largo de la coronilla al trasero (alrededor de 18 pulgadas de la cabeza a los pies) y pesa aproximadamente 3,5 libras.

Sus patrones de sueño son cada vez más regulares. Está completamente despierto alrededor de un diez por ciento del tiempo, que es cuando da las mejores patadas y también cuando practica sus otras actividades favoritas, como chuparse el dedo, bostezar y pestañear.

Aproximadamente el sesenta por ciento del tiempo lo pasa en un sueño activo, también llamado sueño REM. (Las siglas REM, en inglés, significan movimiento rápido de los ojos.) Pero los ojos no son lo único que se está moviendo. De vez en cuando el bebé se retuerce, y se le acelera el ritmo cardíaco. En niños y adultos, el sueño REM indica que están soñando. Es imposible saber si los bebés tienen sueños antes de nacer.

Alrededor de este tiempo, es probable que sus senos comiencen a llenarse de un líquido cremoso y amarillento llamado calostro. Si decide darle pecho a su bebé, ésta será su dieta por los primeros días después de nacer. El calostro es el alimento ideal para un recién nacido; está lleno de nutrientes y anticuerpos. Sus senos quizás goteen algo de calostro, especialmente si en algún momento (en el supermercado, por ejemplo) oye el llanto de un bebé. No se preocupe: es sólo otra clara señal de que su bebé ya está en camino. Si desea prevenir que sus prendas se manchen puede ponerse almohadillas desechables en los senos.

La secreción involuntaria de calostro también le recuerda que debe decidirse: ¿amamantará a su bebé, o usará biberón? Si la salud y la nutrición del bebé es el criterio principal, la decisión se le hará fácil, y seguramente optará por amamantar. La leche materna contiene la proporción perfecta de nutrientes. También contiene anticuerpos que ayudan a fortalecer el sistema inmunológico del bebé. Según la Academia Estadounidense de Médicos de Familia (American Academy of Family Physicians), la leche materna es el único alimento que requiere el bebé durante sus primeros seis meses de vida. Estudios han mostrado que la leche materna ayuda a proteger a los bebés contra las alergias, el asma, la anemia, e incluso el síndrome de muerte infantil súbita. Ya crecidos, los niños que han amamantado también tienen menos probabilidades de contagiarse de resfríos y otras infecciones.

Si no puede darle pecho a su bebé o si opta por alimentarlo con biberón, asegúrese de usar una fórmula enriquecida con hierro. Su pediatra o médico de familia le puede ayudar a elegir un producto que sea adecuado para su bebé.

-- Chris Woolston, M.S., Master en biología, escribe sobre temas relacionados con la salud y las ciencias. Actualmente se desempeña como editor colaborador de Consumer Health Interactive y anteriormente escribió para la revista Hippocrates. Sus artículos también han aparecido en Time, Inc. Health y en el Chronicle of Higher Education.

Referencias

Campbell, Stuart, MD. Watch Me Grow. St. Martins Griffin.

Curtis, Glade, MD. Your Pregnancy Week by Week, 5th edition. Da Capo Press.

American Academy of Family Physicians. Pregnancy Calendar.

La Leche League. FAQ: What is colostrum? Does it benefit my baby?

American Academy of Family Physicians. Tips for breastfeeding success. http://www.aafp.org/afp/20010915/991ph.html

Shanahan, M. Kelly, MD. Your Over-35 Week-by-Week Pregnancy Guide. Prima Press.

Stronghealth/University of Rochester Medical Center. Breastfeeding.

Last Updated:

Health News Copyright © 2019 HealthDay. All rights reserved.