El Embarazo, Semana 33

Su bebé ahora mide unas 12 pulgadas de largo de la cabeza al trasero (19,5 pulgadas de la cabeza a los pies) y pesa unas 4,5 libras. En sólo una semana, su peso ha aumentado en más del diez por ciento.

Se ve más y más como un bebé completamente formado y llevado a término, pero sus pulmones aún no han madurado del todo.

También actúa de manera diferente que un recién nacido. A menudo saca la lengua, por ejemplo, algo que raras veces hace un recién nacido. Mediante ultrasonidos tridimensionales, se ha observado a bebés sonriendo en esta etapa del desarrollo, algo que los recién nacidos no suelen hacer hasta después de los 3 meses de edad.

Su bebé ya podría sobrevivir fuera del útero, pero no lo apure. Aunque usted haga todo lo que pueda para prevenir un parto prematuro, debe mantenerse alerta a los signos que pueden indicar que hay problemas. Sería motivo de alarma, por ejemplo, si se rompe su bolsa de aguas, lo que también se conoce como rotura prematura de las membranas. Si se rompe su bolsa de aguas, usted puede sentir un chorro de líquido amniótico que emana de la vagina, y luego un flujo que se reduce a un hilito. O puede notar sólo una gotera de líquido blancuzco o amarillento. En algunos casos, se requiere un examen de laboratorio para determinar si lo que está goteando es líquido amniótico u orina.

Si cree que se ha roto su bolsa de aguas, póngase en contacto inmediatamente con su médico. Aunque no necesariamente se estén iniciando las labores del parto, su bebé puede estar en peligro si a usted no la atienden oportunamente. Si los exámenes muestran que está perdiendo líquido amniótico, quizás sea necesario que se hospitalice por un par de semanas hasta que su médico induzca el parto. Quizás incluso sea necesario inducir el parto inmediatamente si el bebé pareciera estar en peligro. En este caso, el bebé estaría naciendo un poco antes de tiempo, pero ya debería estar en condiciones de enfrontar (con un poco de ayuda de sus amigos en la sala de cunas del hospital) las exigencias de la vida fuera del útero. Por lo general, cuando un bebé nace así de prematuro, debe quedarse en el hospital por varias semanas para estar seguros de que respira sin dificultad, y de que está creciendo y alimentándose adecuadamente.

-- Chris Woolston, MS, Master en biología, escribe sobre temas relacionados con la salud y las ciencias. Actualmente se desempeña como editor colaborador de Consumer Health Interactive y anteriormente escribió para la revista Hippocrates. Sus artículos también han aparecido en Time, Inc. Health y en el Chronicle of Higher Education.

Referencias

Campbell, Stuart, MD. Watch Me Grow. St. Martins Griffin.

Monash University. Fetal and Neonatal Lung Development Laboratory.

Children's Hospital and Regional Medical Center. Lung Hypoplasia.

University of North Carolina Center for Maternal and Infant Health. Preterm premature rupture of membranes.

Merck Manual. Premature Rupture of Membranes.

Last Updated:

Health News Copyright © 2019 HealthDay. All rights reserved.