El Embarazo, Semana 7

Durante esta semana su bebé sigue creciendo hasta medir una media pulgada de largo, aproximadamente el tamaño de una habichuela. Aunque su cuerpo es pequeño, adentro del embrión se desarrollan procesos de una complejidad asombrosa. Todos los elementos de la vida se encuentran presentes en esta entidad compacta, que se esfuerza sin cesar por crecer y convertirse en una persona.

En esta etapa del embarazo, los rasgos de la cara de su bebé se hacen más reconocibles. La boca se está formando, y a ambos lados de su cabeza hay unos puntos oscuros que con el tiempo serán los ojos. Si pudiera observar a su bebé ahora, probablemente vería las ventanas de su nariz. Mirado de lado, podría distinguir su incipiente perfil. La cabeza del bebé es desproporcionadamente grande en comparación con su cuerpo. El embrión, que todavía tiene vestigios de cola, se está alargando y enderezando. Sus minúsculas piernas parecen aletas de pez y las protuberancias que son sus brazos parecen pequeños remos.

Adentro del embrión también ocurren cambios importantes. Hay un rápido crecimiento de fibras musculares, las cuales ensayarán sus primeros movimientos durante esta semana. El corazón, que esta semana se divide en cámaras, late 150 veces por minuto. La vesícula biliar, el bazo y el hígado están en su lugar apropiado, y los intestinos se están formando. Ya que todos estos procesos en curso son vitales para el desarrollo del bebé, es más importante que nunca evitar el tabaco y el alcohol. Si usted fuma, corre el riesgo de tener un aborto espontáneo; y si consume alcohol habitualmente o se emborracha, puede causarle daño irreversible al cerebro de su bebé.

El embrión se implanta

Es posible que esta semana el embrión se implante con más fuerza aún en los tejidos de la pared uterina, provocando calambres y sangramientos vaginales. Aunque por lo general el flujo de sangre es ligero, incluso unas pocas manchas pueden causarle alarma, especialmente si usted no se lo esperaba. Algunas mujeres se preocupan porque piensan que están teniendo un aborto espontáneo, o creen que las manchas indican el comienzo de un período menstrual. Sin embargo, la presencia de flujos vaginales sanguinolentos en esta etapa generalmente es señal de un embarazo sano, y no lo contrario. En todo caso, consulte a su médico, incluso si sólo ha tenido unas pocas manchas de sangre. Su médico deseará saberlo. Si el flujo de sangre es abundante o persistente, o si sus calambres son intensos, acuda al médico inmediatamente.

Durante esta etapa, un tapón mucoso se formará en el cuello del útero, impidiendo la entrada de cualquier sustancia externa. Este tapón permanecerá en su lugar hasta que su cerviz comience a dilatarse, momentos antes de que nazca su bebé.

Es posible que durante esta semana usted sienta náuseas matutinas con más intensidad que en las semanas anteriores. Aunque su vientre aún no demuestre su condición de embarazo, seguramente sus senos habrán crecido. Si requiere sostenes de una talla más grande, aquellos diseñados especialmente para amamantar son una buena opción, ya que podrá seguir usándolos después del parto. Muchas mujeres con sensibilidad en los senos opinan que los sostenes deportivos son los más cómodos. Si siente dolor o incomodidad en los senos durante la noche, quizás le ayude dormir con el sostén puesto.

Mareos, dolores de cabeza, y alimentación

Muchas mujeres se quejan de dolores de cabeza al comienzo del embarazo. Es probable que las causantes sean los cambios hormonales y el aumento del volumen de sangre en su cuerpo, aunque no se sabe con certeza. Si dejó de tomar café abruptamente al enterarse de su embarazo, la privación de cafeína puede causarle dolores de cabeza, y, si es así, éstos deberán desaparecer a los pocos días.

Durante los primeros meses del embarazo también es posible que sienta mareos. Este síntoma probablemente se deba a cambios en su sistema circulatorio, aunque también pueden causarlo el hambre y el agotamiento físico. Por lo general, los mareos no son motivo de preocupación. Consulte a su médico inmediatamente si los mareos son intensos o persistentes, y acompañados de dolores abdominales o sangrado vaginal, ya que éstos podrían ser signos de un embarazo ectópico (o tubárico), lo cual es una emergencia médica.

Lo más probable es que los dolores de cabeza y los mareos disminuyan con el tiempo, pero llame a su médico si le impiden realizar su rutina normal. Siempre consulte a su médico antes de ingerir cualquier medicamento, incluso hierbas y productos disponibles sin receta. Asegúrese de dormir las horas que sean necesarias, ya que el cansancio puede causar dolores de cabeza y mareos, y tampoco deje pasar mucho tiempo sin alimentarse, pues el hambre agudiza ambos problemas. Procure siempre tener a mano (en su cartera si sale de casa, en su escritorio en el trabajo, etc.) alguna merienda o bocadillo saludable para aliviar el hambre, y para mantener constante el nivel de azúcar en su sangre entre las comidas.

- Connie Matthiessen escribe sobre salud y medicina desde San Francisco, California. Sus reportajes sobre temas relacionados con la salud han aparecido en Times Inc. Health, Parenting, Baby Center, y en el programa Health Quarterly de la red de televisión PBS.

Referencias

Pregnancy Calendar, American Academy of Family Physicians

"The First Trimester: A Time of Invisible Transformation," Mayo Clinic

Curtis, Glade B. et al. Your Pregnancy Week by Week, Da Capo Press, Cambridge, MA

Campbell, Stuart. Watch Me Grow, Page: 4. St. Martins Griffin. New York.

Shanahan, Kelly. Your Over-35 Week-by-Week Pregnancy Guide. Prima Publishing, New York.

England, Marjorie. Life Before Birth. Mosby-Wolfe Publishing.

Bradford, Nikki. The Miraculous World of Your Unborn Baby. Contemporary Books.

Supple, William F. Jr. Becoming A Baby.. Picket Fence Publishing.

Last Updated:

Health News Copyright © 2019 HealthDay. All rights reserved.