See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Un informe señala que el BPA de los enlatados representa un riesgo para la salud

La sustancia química se halló en el 92 por ciento de los productos examinados y un grupo hace un llamado a una prohibición federal

MARTES, 18 de mayo (HealthDay News/DrTango) -- El bisfenol A (BPA) una sustancia química común usada en los recubrimientos metálicos de algunos alimentos enlatados, constituye un riesgo grave para la salud de los consumidores y, según un informe, se debería prohibir.

El BPA es ubicuo en los productos de plástico, se encuentra en biberones y vasitos para bebé, y ha sido objeto de escrutinio en los últimos años, ya que varios estudios lo relacionan con varios problemas de salud y del desarrollo. Esta investigación reciente examinó su presencia en los recubrimientos metálicos de los alimentos enlatados.

"Examinamos diversos productos alimenticios enlatados para determinar si el BPA se filtra de la lata a los alimentos", señaló Mike Schade, coautor del informe y coordinador de la campaña contra el PVC del Centro para Salud, Medio Ambiente y Justicia de la ciudad de Nueva York.

Según el informe que fue publicado el martes, entre los alimentos examinados había frutas, verduras, pescado, fríjoles, sopas y tomates.

"Hallamos BPA en 92 por ciento de los alimentos enlatados que examinamos", aseguró Schade. "La exposición potencial al BPA, no solo de una lata pero de alimentos que usted prepara durante el día con alimentos enlatados, en realidad puede exponer a los consumidores a niveles potencialmente perjudiciales de BPA.

Entonces, si usted prepara una comida con tomates, fríjoles y pescado enlatados, podría estarse exponiendo a niveles de BPA que se ha demostrado en pruebas con animales que causan problemas de salud, señaló Schade.

Un grupo que representa a la industria de alimentos enlatados no estuvo de acuerdo con los hallazgos.

"Estamos muy desilusionados de que en su empeño por educar a los consumidores, el grupo de trabajo tuviera una agenda clara. Al hacerlo, no le proporcionó a los lectores la historia completa sobre el BPA en los alimentos enlatados", señaló en un comunicado publicado el martes el Dr. John Rost, presidente de la North American Metal Packaging Alliance Inc.

"Los recubrimientos de epoxi a base de BPA en los empaques metálicos proporcionan beneficios reales, importantes y mesurables, y reducen el potencial de efectos graves y con frecuencia mortales por enfermedades transmitidas en los alimentos. Aunque los datos científicos corroboran el uso seguro continuado de recubrimientos de epoxi, la industria busca activamente alternativas para satisfacer las demandas crecientes de los consumidores suscitadas por informes como éste. Sin embargo, simplemente no hay alternativa para el espectro más amplio de alimentos y bebidas. Sin un sustituto probado profundamente, la recomendación del informe de evitar los alimentos enlatados sacrifica una tecnología que ha evitado enfermedades transmitidas por alimentos durante más de treinta años", señaló Rost.

Schade anotó que hay alternativas disponibles al BPA y algunas empresas ya están comenzando a reemplazarlo en sus enlatados. Por ejemplo, Eden Foods ha estado ofreciendo alimentos en latas libres de BPA durante más de diez años, aseguró.

Muir Glen, subsidiaria de General Mills, está planeando eliminar el BPA de sus latas de tomate, agregó Schade.

A Schade también le preocupa que los sustitutos del BPA sean seguros. "Estamos muy preocupados e interesados en asegurar que cualquier material que las empresas reemplacen no constituya un riesgo significativo para la salud", dijo.

Hay otras opciones de empaque, como el vidrio y los plásticos no tóxicos, aseguró Schade.

La meta de los autores del informe es lograr que la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos prohíba el BPA en los empaques para alimentos. "Desde nuestra perspectiva, no hay ninguna razón para que se mantenga el BPA en los empaques para alimentos", señaló Schade.

Además, el Congreso necesita actuar para reducir la exposición al BPA prohibiendo el compuesto en recipientes de alimentos y bebidas. De hecho, la senadora Dianne Feinstein, demócrata de California, está proponiendo justamente esa enmienda a la Ley de Seguridad Alimentaria que actualmente se está debatiendo en el Congreso.

Schade anotó que la prohibición es necesaria porque el BPA se encuentra en tantos productos que es probable que los consumidores terminen comprando productos que contienen la sustancia.

"Lamentablemente, no podemos evadir el problema porque el BPA se encuentra en muchos productos de consumo distintos y por eso necesitamos que el Congreso actúe y prohíba el BPA", sentenció.

La Dra. Sarah Jennsen, científica del personal del Natural Resources Defense Council de San Francisco, señaló que "en estudios con animales, la exposición al BPA se relaciona con daño reproductivo, alteraciones en la conducta y el desarrollo cerebral, aumento en riesgo de cáncer de próstata y de mama y aparición prematura de la pubertad".

Además, agregó, "el hecho de que el BPA cause tan amplia variedad de efectos a dosis tan bajas es realmente preocupante".

Laura N. Vandenberg, becaria de postdoctorado de la Facultad de medicina de la Universidad de Tufts en Boston, señaló que el BPA es una hormona similar al estrógeno que puede causar problemas reproductivos.

"El BPA se ha relacionado con tantas enfermedades y disfunciones distintas que no es seguro", advirtió. "No es seguro desde ningún punto de vista".

Aunque la exposición al BPA por alimentos enlatados es relativamente baja, "el problema es que no conocemos todas las fuentes de BPA", señaló Vandenberg. "Entonces, los alimentos enlatados probablemente sean la fuente principal, pero ahora se encuentra en el aire, el polvo, el agua y los equipos médicos. Estamos resultando expuestos por fuentes que ni siquiera conocemos y por cosas que no podemos controlar".

La FDA ha decidido echarle otro vistazo al BPA, que continuamente se ha afirmado que es seguro para el consumo humano.

En enero, la FDA y otras agencias de salud de EE. UU. prometieron invertir $30 millones en investigaciones a corto y largo plazo para esclarecer los efectos de salud de esta sustancia química.

Bobbi Chase Wilding, coautor del informe y director organizador de Clean New York, aseguró que los consumidores pueden pasarse de alimentos enlatados a alimentos frescos y congelados.

"Sin embargo, los consumidores también deben comunicarse con los fabricantes de los productos que les gustan y decirles que quieren que sus latas estén libres de BPA", dijo.

Más información

Para más información sobre el BPA, visite la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos.


Artículo por HealthDay, traducido por DrTango
FUENTES: Mike Schade, PVC campaign coordinator, Center for Health, Environment & Justice, New York City; Bobbi Chase Wilding, organizing director, Clean New York; John Rost, Ph.D., chairman, North American Metal Packaging Alliance, Inc., Washington, D.C.; Laura N. Vandenberg. Ph.D., post-doctoral fellow, Tufts University School of Medicine, Boston; Sarah Janssen, M.D., staff scientist, Natural Resources Defense Council, San Francisco; May 18, 2010, report, No Silver Lining: An Investigation into Bisphenol A in Canned Foods
Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined