Cualquier uso de tabaco aumenta el riesgo de ataque cardiaco

Un estudio encuentra que esto incluye fumar, masticar y la exposición al humo de otras personas

JUEVES 17 de agosto (HealthDay News/HispaniCare) -- Todos los tipos de uso o exposición al tabaco (fumar, masticar o humo de otros) aumentan el riesgo de una persona de sufrir ataque cardiaco, según investigadores canadienses.

Investigadores de la Universidad de McMaster en Ontario analizaron datos de más de 27,000 personas en 52 países y factorizaron otras características del estilo de vida, como la dieta y la edad, que podrían afectar el riesgo de ataque cardiaco. Encontraron que cualquier forma de uso de o exposición al tabaco era dañina.

En un artículo en la edición del 19 de agosto de The Lancet, publicaron que los fumadores moderados y fuertes tenían tres veces más riesgo de ataque cardiaco, y los fumadores ligeros (de 8 a 10 cigarrillos por día) tenían un riesgo dos veces mayor.

El riesgo disminuyó con el tiempo después de que una persona dejara de fumar, según el estudio. Entre los fumadores ligeros, no hubo exceso de riesgo de 3 a 5 años después de dejar de fumar. Los fumadores moderados y fuertes aún tenían un exceso de riesgo de alrededor del 22 por ciento aún 20 años después de abandonar el hábito.

Los investigadores también concluyeron que la exposición al humo de otras personas aumentaba el riesgo de ataque cardiaco tanto en ex fumadores como en no fumadores. Las personas con los niveles más altos de exposición al humo de otras personas (22 horas o más por semana) tienen un aumento de alrededor de 45 por ciento en el riesgo de ataque cardiaco, según el estudio.

Masticar tabaco duplicó el riesgo de ataque cardiaco, encontraron los investigadores.

Más información

La U.S. National Library of Medicine tiene más información sobre fumar y otros usos del tabaco.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
FUENTE: The Lancet, news release, Aug. 17, 2006
Consumer News in Spanish