Los científicos determinan por qué las convulsiones epilépticas aumentan en el embarazo

pregnancy and sleep
Adobe Stock

MARTES, 15 de febrero de 2022 (HealthDay News) -- Muchas mujeres con epilepsia sufren recaídas de las convulsiones cuando están embarazadas, y unos investigadores afirman que han averiguado el motivo.

Su nuevo estudio muestra que el embarazo puede producir unas reducciones marcadas en los niveles de ciertos antiepilépticos poco después de la concepción.

"Cuando se trata de la epilepsia, mantener un régimen farmacológico bien ajustado es esencial. Algunas personas creen de forma errónea que los cambios en la concentración de los medicamentos en la sangre no ocurren hasta después de las 20 semanas de embarazo, pero nuestro estudio muestra lo importante que es comenzar a monitorizar y a ajustar pronto las dosis de medicamentos de las pacientes", planteó la autora principal del estudio, la Dra. Page Pennell, catedrática de neurología de la Universidad de Pittsburgh.

"Casi la mitad de todos los embarazos en Estados Unidos son sin planificar, así que es importante garantizar que los médicos tengan una imagen clara del nivel de medicamento de referencia de cada paciente, aunque no esté intentando concebir", señaló Pennell en un comunicado de prensa de la universidad.

En el estudio, Pennell y sus colaboradores analizaron las concentraciones en sangre de 10 anticonvulsivos de uso común en mujeres con epilepsia en distintas etapas del embarazo y tras el parto.

Hubo unos declives dramáticos en los niveles de siete medicamentos, que iban desde un 30 por ciento de la lacosamida (Vimpat) hasta más de un 56 por ciento con la lamotrigina (Lamictal), encontraron los investigadores.

Los investigadores también encontraron que los declives en los niveles de los fármacos en sangre ocurrieron apenas unos días tras la concepción.

"Identificar cuáles anticonvulsivos podrían presentar cambios en las concentraciones, y en qué momentos del embarazo ocurren estos cambios, es importante para determinar cuáles pacientes quizá deban ser monitorizadas más de cerca durante el embarazo y tras el parto", aseguró la coautora del estudio, Angela Birnbaum, profesora de farmacología experimental y clínica de la Universidad de Minnesota.

Los hallazgos resaltan la necesidad de aumentar las dosis de ciertos anticonvulsivos y de monitorizar de cerca sus niveles en las pacientes con epilepsia cuando están embarazadas, concluyeron los autores del estudio.

Los hallazgos se publicaron en la edición en línea del 14 de febrero de la revista JAMA Neurology.

Más información

Aprenda más sobre la epilepsia y el embarazo en la Academia Estadounidense de Médicos de Familia (American Academy of Family Physicians).

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: University of Pittsburgh, news release, Feb. 14, 2022

Consumer News in Spanish