Un panel de expertos de EE. UU. respalda que las personas con un riesgo alto tomen la pastilla para la prevención del VIH

In English

Por
Reportero de HealthDay

MARTES, 11 de junio de 2019 (HealthDay News) -- Una pastilla diaria que puede bloquear la transmisión del VIH se debe recetar a las personas que tienen un mayor riesgo de infección con el virus que causa el SIDA, según un panel de expertos altamente influyente.

El tratamiento, llamado profilaxis preexposición (PrEP), ha tenido una gran efectividad en la prevención de la propagación del VIH en los ensayos clínicos, concluyó una revisión de las evidencias llevada a cabo por el Grupo de Trabajo de Servicios Preventivos de EE. UU. (USPSTF).

El grupo de trabajo confirió a la PrEP su recomendación de mayor nivel, una calificación de A, lo que significa que el beneficio potencial del tratamiento es sustancial y que evidencias médicas firmes lo respaldan.

El medicamento, mejor conocido como la pastilla combinada de dos medicamentos (emtricitabina/tenofovir) Truvada, evita que el VIH establezca una infección permanente en las personas que se exponen a través de las relaciones sexuales o del uso de drogas inyectadas, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

"Aunque el VIH no aparece en los medios de comunicación tanto como antes, sigue siendo un importante problema de salud pública en EE. UU.: casi 40,000 personas contraen el VIH cada año", señaló el Dr. Doug Owens, presidente del USPSTF. "Son intervenciones bastante efectivas que pueden ayudar a reducir las nuevas infecciones con el VIH".

Se estima que 1.1 millones de personas en Estados Unidos viven con el VIH, y más de 700,000 han muerto de SIDA desde que se reportaron los primeros casos en 1981, según el grupo de trabajo.

La recomendación de grado A debería ayudar a ampliar la cobertura de seguro del costoso medicamento, y llevarlo a las personas que lo necesitan, aseguraron los expertos.

El USPSTF publica regularmente directrices basadas en las evidencias sobre las prácticas de salud preventiva, y la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio (Affordable Care Act, también conocida como "Obamacare") obliga a las compañías aseguradoras a cubrir las medidas preventivas que reciban recomendaciones firmes del grupo de trabajo.

"Tenemos experiencias de primera mano en nuestras clínicas sobre cómo aumentar la PrEP puede reducir de forma dramática las tasas de nuevas infecciones con el VIH, y mejorar la calidad de vida de los individuos que tienen acceso a esta intervención", afirmó el Dr. Antonio Urbina, profesor asociado de enfermedades infecciosas en la Escuela de Medicina Icahn de Mount Sinai, en la ciudad de Nueva York.

"Además de una protección casi perfecta contra el VIH, la PrEP es una buena vía para que los adultos jóvenes accedan a los servicios de atención preventiva y primaria", añadió Urbina.

Con la "clara" recomendación del grupo de trabajo, "la elusiva meta de acabar con la epidemia del VIH en EE. UU. parece ahora posible", dijo Urbina.

Pero todavía hay obstáculos. El único medicamento aprobado por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU. para la PrEP, Truvada, cuesta actualmente 20,000 dólares al año, indicó la Dra. Rochelle Walensky, especialista en enfermedades infecciosas del Hospital General de Massachusetts, en Boston.

"El verdadero problema con la PrEP no es qué tan bien funciona una vez se toma", planteó Walensky. "Sabemos que tiene una efectividad superior al 90 por ciento en las personas que toman el fármaco".

En su lugar, las personas que deberían estar tomando PrEP se enfrentan a una variedad de barreras, de las cuales su costo no es la más insignificante, advirtió.

"El problema del valor de la PrEP en la prevención del VIH es la cantidad de personas que la buscan y obtienen, la cantidad de emisores de recetas dispuestos y capaces y con el conocimiento para administrarla, y la capacidad de las personas dispuestas a tomarla de forma fiable una vez se la recetan", dijo Walensky.

El grupo de trabajo enfatizó que la PrEP no es para todo el mundo. Los grupos con un riesgo alto de infección con el VIH que deberían tomar la PrEP incluyen a:

  • Los hombres que tienen sexo con otros hombres y están en una relación con una persona VIH positiva; que usan preservativos de forma inconstante; o que han tenido una enfermedad de transmisión sexual en los seis meses anteriores.
  • Las mujeres o los hombres heterosexuales cuya pareja sexual sea VIH positiva; que usan preservativos de forma inconsistente con una pareja cuyo estatus de VIH es desconocido; o que hayan contraído sífilis o gonorrea en los seis meses anteriores.
  • Las personas que se inyectan drogas y que comparten agujas regularmente.

Las recetas de PrEP se emiten con la mayor frecuencia en el Noroeste y el Oeste, "pero sabemos que la epidemia es en el Sur", advirtió Walensky.

Los estados del Sur son los que menos probabilidades tienen de haber ampliado Medicaid bajo la Obamacare, lo que impide que muchos tengan acceso a un seguro, y las personas con un riesgo alto de VIH en el Sur también se enfrentan a un estigma social cuando buscan la PrEP, añadió.

"Es un paso adelante realmente valiente y maravilloso que debe ser aplaudido, pero también creo que no podemos relajarnos ni creer que esta es la respuesta", enfatizó Walensky. "Es probable que no resuelva todo lo que es más importante para los pacientes que más lo necesitan".

La recomendación del grupo de trabajo se publicó en la edición en línea del 11 de junio de la revista Journal of the American Medical Association.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. tienen más información sobre la profilaxis preexposición.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

FUENTES: Doug Owens, M.D., M.S., chairman, U.S. Preventive Services Task Force; Antonio Urbina, M.D., associate professor of infectious diseases, Icahn School of Medicine at Mount Sinai, New York City; Rochelle Walensky, M.D., M.P.H., infectious disease specialist and co-director, Medical Practice Evaluation Center, Massachusetts General Hospital, Boston; June 11, 2019, Journal of the American Medical Association, online

Last Updated: