Follow Our Live Coverage of COVID-19 Developments

Otro estudio pone en duda la seguridad del kratom, un medicamento herbal

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

Por
Reportero de HealthDay

JUEVES, 18 de julio de 2019 (HealthDay News) -- El kratom, un complemento herbal, provoca regularmente graves efectos secundarios, y su uso no parece ser seguro, plantea un estudio reciente.

El kratom, hecho de las hojas de una planta del Sudeste Asiático, usualmente se usa para tratar el dolor y la adicción. Pero los datos de los centros de intoxicaciones muestran que se ha vinculado con convulsiones, abstinencia, alucinaciones, agitación y una frecuencia cardiaca acelerada, informan los investigadores.

El kratom "probablemente no es algo suficientemente seguro como para estar disponible como complemento herbal", concluyó el investigador principal, William Eggleston, profesor clínico asistente en la Facultad de Farmacia de la Universidad de Binghamton, en Nueva York.

El kratom contiene compuestos que actúan en los receptores opioides del cerebro y el cuerpo, según el Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas de EE. UU.

Y aunque es un complemento herbal legal, la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE. UU. ya ha publicado una advertencia contra el uso del kratom. La FDA ha asegurado que el medicamento "es parecido a un opioide", y citó la preocupación de que pudiera plantear un riesgo de adicción.

En el nuevo estudio, los centros de control de intoxicaciones recibieron más de 2,300 llamadas relacionadas con el kratom entre 2011 y 2018.

Esas llamadas aumentaron de 18 en 2011 a 357 en los primeros siete meses de 2018, según las estadísticas extraídas del Sistema Nacional de Datos sobre Intoxicaciones de EE. UU.

El equipo de la investigación se enfocó en 935 casos en que el kratom era la única sustancia implicada.

Alrededor de un 56 por ciento de los casos implicaron al kratom tomado en forma de pastilla, cápsula o polvo, y en casi 9 de cada 10 casos las personas comieron el kratom que las afectó.

Los efectos adversos más frecuentemente reportados fueron agitación (en casi un 20 por ciento de los casos), una frecuencia cardiaca acelerada (un 17 por ciento), somnolencia (un 14 por ciento) y vómitos (un 11 por ciento), mostraron los datos.

Los efectos secundarios graves incluyeron convulsiones (un 6 por ciento), alucinaciones (un 5 por ciento), depresión respiratoria (un 3 por ciento) y coma (un 2 por ciento). El paro cardiaco o respiratorio se reportó en un 0.6 por ciento de los casos.

Los investigadores también identificaron cuatro casos de síndrome de abstinencia neonatal, en que los bebés nacieron adictos al kratom después de que sus madres tomaran el complemento durante el embarazo. Apuntaron que provocó dos muertes.

Las estadísticas del Sistema Nacional de Datos sobre Intoxicaciones indicaban que el kratom tiene un riesgo más bajo de sobredosis letales que los opioides como la heroína o el fentanilo, apuntó Eggleston.

"El riesgo de cosas como una depresión respiratoria grave probablemente sea más bajo con el kratom que con otros opioides", señaló Eggleston. "Vimos una incidencia muy baja de esto en nuestros datos".

Pero otros estudios también han mostrado que los usuarios pueden experimentar síntomas de abstinencia, advirtió Eggleston.

"Esto sugiere que los pacientes podrían desarrollar una dependencia o un trastorno por uso de sustancias, como con otros opioides", advirtió Eggleston. "Para mí, eso supera lo que yo consideraría un riesgo razonable para un complemento herbal que se puede comprar en una tienda local o en una tienda de artículos de marihuana".

Los proponentes del kratom plantean que el nuevo estudio es defectuoso, porque usó datos de control de intoxicaciones y de examinadores médicos, que etiquetan al kratom como el principal sospechoso y quizá no tomen en cuenta otras explicaciones posibles.

"Si una persona fallece y una prueba de toxicología identifica al kratom en la sangre, se etiqueta como una muerte asociada con el kratom", comentó Mac Haddow, miembro sénior de política pública de la Asociación Americana del Kratom (American Kratom Association). "Es igual de plausible que se pudiera identificar cafeína en la sangre como resultado de que haya bebido una taza de café esa mañana".

Susruta Majumdar, profesor asociado en el Colegio de Farmacia de St. Louis, en Missouri, dijo que el nuevo estudio amplía un poco las evidencias sobre la seguridad del kratom, pero se mostró de acuerdo en que utilizar datos de centros de control de intoxicaciones es un método defectuoso.

Basándose en los datos disponibles, Majumdar comentó que es probable que el kratom sea más seguro que los opioides recetados y los ilícitos, pero "creo que estamos llegando a un punto en que podemos decir que es adictivo".

Majumdar añadió que cree que las muertes relacionadas con el kratom no son provocadas por el kratom solo, sino por el kratom en combinación con otros medicamentos y drogas.

"Las personas toman medicamentos y drogas múltiples, y la sinergia entre esas sustancias causa la toxicidad", planteó Majumdar.

Eggleston dijo que no propone una prohibición del kratom, dado que los estudios sugieren que podría tener un rol en el tratamiento del dolor crónico y de la adicción.

En vez de eso, se necesitan ensayos clínicos para evaluar la utilidad del kratom y establecer su seguridad en dosis determinadas, señaló Eggleston.

"Nuestra investigación no proviene de una motivación por impedir el acceso", dijo Eggleston. "Deseamos que el público tenga toda la información necesaria y que sea transparente, para que sepan qué funciona y qué es seguro".

Los hallazgos del estudio se publicaron el 9 de julio en la revista Pharmacotherapy.

Más información

El Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas de EE. UU. tiene más información sobre el kratom.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

FUENTES: William Eggleston, Pharm.D., clinical assistant professor, Binghamton University School of Pharmacy, State University of New York; Charles "Mac" Haddow, senior fellow, public policy, American Kratom Association; Susruta Majumdar, Ph.D., associate professor, St. Louis College of Pharmacy, St. Louis, Mo.; Pharmacotherapy, July 9, 2019

Last Updated: