El uso de terapias alternativas por parte de los niños con frecuencia es por imitar a los padres

Estudio halla que cerca del 12 por ciento de los niños estadounidenses informó usar tratamientos

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

Por
Reportera de Healthday

JUEVES, 28 de enero (HealthDay News/DrTango) -- Cerca del 12 por ciento de los niños y adolescentes de los EE. UU. usa medicina complementaria o alternativa, según investigadores de la Facultad de medicina de la Harvard.

Según los investigadores, la mayoría de estos niños tienen afecciones crónicas graves, aunque se sabe poco acerca de la seguridad o la efectividad de los remedios alternativos, sobre todo si se combinan con el tratamiento tradicional.

El informe, que aparece en la edición de febrero de Pediatrics, se basó en información recolectada en 2007 como parte de la Encuesta nacional de entrevista sobre salud (National Health Interview Survey). Incluía datos sobre 9,417 niños menores de 18 años.

Los investigadores compararon diversos factores entre los que informaron que usaban medicina complementaria y alternativa y los que no. Sin embargo, debido a que su objetivo era determinar qué diferenciaba a los usuarios de los no usuarios de terapias menos convencionales, excluyeron las vitaminas y los minerales de otros remedios, como los tratamientos homeopáticos y herbales.

Si los padres usaban terapias complementarias o alternativas, los niños tenían más probabilidades de usarlas también, señaló el Dr. Gurjeet Birdee, instructor de medicina de la Harvard e investigador líder del estudio. "Además, el uso de medicina complementaria y alternativa fue más común entre adolescentes, niños que vivían en el Oeste y los que usaban medicamentos recetados", dijo.

Según el estudio, la mayoría de los niños que usaban medicina complementaria y alternativa tenían afecciones crónicas como ansiedad, estrés, afecciones musculoesqueléticas, problemas dermatológicos y sinusitis.

Sin embargo, es importante anotar, según Birdee, que los remedios de la medicina complementaria y alternativa no son benignos y pueden causar efectos secundarios, además de tener interacciones graves con medicamentos recetados.

"Los proveedores de la atención de la salud necesitan preguntar acerca del uso de la medicina complementaria y alternativa en los hogares y recomendar a los pacientes adecuadamente sobre la eficacia clínica, si la hay, y las interacciones adversas potenciales entre las hierbas y los medicamentos", dijo.

"Hace falta más investigación para guiar a los pediatras para hacer recomendaciones sobre las modalidades de medicina alternativa y complementaras para niños, como los riesgos y/o beneficios potenciales, y las interacciones con las terapias convencionales", agregó Birdee.

El Dr. Steven E. Lipshultz, presidente de pediatría de la Facultad de medicina Miller de la Universidad de Miami, también se mostró preocupado por que las terapias alternativas pudieran interferir con otros tratamientos.

"Estas terapias integradas casi ni se aprecian", advirtió Lipshultz. "El estudio señala la cantidad de niños que usan estas terapias".

Anotó que cerca del 66 por ciento de los niños que tienen cáncer usan algún tipo de medicina complementaria o alternativa. "El problema es que pocos oncólogos pediatras, y muy pocas familias, tienen en cuenta la importancia de preguntar por medicina complementaria o alternativa o de ofrecer esta información", dijo.

Algunos tratamientos de medicina complementaria y alternativa pueden interferir con los tratamientos oncológicos tradicionales, agregó Lipshultz. Lo mismo podría aplicar, dijo, para los niños que reciben tratamiento por asma, enfermedad cardiaca o diabetes.

Un gran problema es que los remedios alternativos no se han estudiado bien, aseguró Lipshultz.

Los niños más enfermos, "los que buscan alguna esperanza", tienen "más probabilidades de usar medicina complementaria y alternativa", dijo. "Y aún así, no se ha estudiado prácticamente si tienen efectos beneficiosos o perjudiciales".

Más información

El Centro Nacional de Medicina Complementaria y Alternativa de EE. UU. tiene más información sobre pensar en la medicina complementaria y alternativa.


Artículo por HealthDay, traducido por DrTango

FUENTES: Gurjeet Birdee, M.D., M.P.H., instructor, medicine, Harvard Medical School, Boston; Steven E. Lipshultz, M.D., chairman, pediatrics, University of Miami Miller School of Medicine, Miami; February 2010, Pediatrics

Last Updated: