Muchos pacientes con cáncer toman medicamentos alternativos, pero no se lo dicen a sus médicos

In English

JUEVES, 11 de abril de 2019 (HealthDay News) -- Uno de cada tres pacientes con cáncer de EE. UU. usa terapias alternativas o complementarias, pero muchos no se lo revelan al médico, encuentra un estudio reciente.

Se trata de un problema real, señaló la autora principal del estudio, sobre todo respecto a los complementos y la radioterapia para el cáncer.

"No se sabe qué contienen", dijo la Dra. Nina Sanford, profesora asistente de oncología de la radiación en el Centro Médico del Suroeste de la UT, en Dallas.

"Algunos de esos complementos son una mezcla de varias cosas", advirtió. "A menos que sepamos qué contienen, recomendaría a los pacientes que eviten usarlos durante la radioterapia, porque probablemente no haya datos sobre ciertos complementos, que podrían interferir con el tratamiento. Específicamente respecto a la radiación, hay preocupaciones de que unos niveles muy altos de antioxidantes pudieran hacer que la radiación fuera menos efectiva".

El nuevo estudio observó datos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. sobre más de 3,100 pacientes con cáncer. El equipo de Sanford encontró que los complementos herbales fueron la terapia complementaria y alternativa que los pacientes con cáncer usaban más comúnmente, seguidos por la quiropraxia.

Otras terapias incluían la meditación, el yoga y la acupuntura.

El estudio también encontró que un 29 por ciento de los pacientes que utilizan terapias complementarias y alternativas no informan al médico.

"Los pacientes más jóvenes son más propensos a usar medicamentos complementarios y alternativos, y las mujeres también, pero habría pensado que más personas se lo dirían al médico", comentó Sanford en un comunicado de prensa del Centro Médico del Suroeste de la UT.

¿A qué se debe el secretismo? Muchos pacientes dijeron que no informaron al médico porque el médico no les preguntó, o porque pensaban que el médico no necesitaba saber que estaban usando terapias alternativas o complementarias.

Pero los médicos sí necesitan saber si los pacientes con cáncer están usando productos herbales, porque pueden alterar a los tratamientos tradicionales para el cáncer, explicó el Dr. David Gerber, especialista en cáncer del pulmón y profesor de medicina interna y ciencias de la población y los datos en el Centro Médico del Suroeste de la UT.

"Podrían interactuar con los medicamentos que les administramos, y a través de esa interacción, podrían alterar el nivel de medicamento en el paciente", comentó en el comunicado de prensa. "Si los niveles suben demasiado, las toxicidades aumentan, y si los niveles bajan demasiado, la eficacia disminuye".

El Dr. John Ames es director de medicina de la radiación en el Centro Oncológico Imbert de Northwell Health, en Bay Shore, Nueva York. No participó en el estudio, pero dijo que los hallazgos le parecen válidos.

"Soy un oncólogo de la radiación que ha practicado durante casi 30 años, y he visto la evolución (de hecho, la revolución) de las prácticas alternativas, como las artes curativas de la meditación, el yoga y cosas parecidas, y el uso de productos herbales y complementos entre los pacientes con cáncer", apuntó.

Ames cree que el uso de esas terapias ya "se ha convertido en algo establecido en nuestra sociedad".

"Anecdóticamente, al menos la mitad de mis pacientes me preguntan 'puedo tomar', 'debo tomar', 'está bien que tome complementos' mientras se someten a terapias convencionales para el cáncer", anotó.

Ames insta a sus pacientes a ser sinceros sobre cualquier medicina complementaria que pudieran estar tomando.

"Si van a usar complementos/productos herbales/nutracéuticos, advierto a mis pacientes que los obtengan de fuentes reputadas y que investiguen, lo que incluye hacer preguntas a individuos con conocimiento", enfatizó. Los pacientes también deben "tener cuidado con la toxicidad financiera de los complementos costosos que ofrecen unos beneficios que se han exagerado, que son pocos o que no son reales", añadió.

Sanford añadió que, aunque no confían en los productos herbales, los médicos están abiertos a la meditación y al yoga para ayudar a los pacientes a afrontar el shock de un diagnóstico de cáncer, y el estrés de la quimioterapia, la radiación y la cirugía.

"Aconsejamos contundentemente a los pacientes que se mantengan activos y hagan ejercicio durante el tratamiento", apuntó Sanford. "Un efecto secundario común de la radiación es la fatiga. Informo a los pacientes que los que más fatiga sienten son los más sedentarios, y que los que hacen ejercicio son los que con frecuencia tienen el mayor nivel de energía".

Ames se mostró de acuerdo.

Dijo que típicamente aconseja a sus pacientes "comer y beber alimentos saludables y nutritivos (sobre los cuales los nutricionistas de nuestro personal pueden darles detalles); mantenerse bien hidratados; mantenerse activos (hacer ejercicio) en la medida de sus capacidades; y realizar actividades relajantes, calmantes y restauradoras con la mayor frecuencia posible, de las cuales la principal es un sueño de buena calidad".

El estudio aparece en la edición en línea del 11 de abril de la revista JAMA Oncology.

Más información

El Instituto Nacional del Cáncer de EE. UU. tiene más información sobre las terapias complementarias y alternativas.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

FUENTES: John W. Ames, M.D., physician in chief, department of radiation medicine, Northwell Health's Imbert Cancer Center, Bay Shore, N.Y.; UT Southwestern Medical Center, news release, April 11, 2019

--

Last Updated: