Un extracto herbal muestra algunos beneficios para la insuficiencia cardiaca

Pero no cumplió con el objetivo principal en un macroensayo europeo

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

Por
Reportero de Healthday

MARTES 27 de marzo (HealthDay News/HispaniCare) -- Una preparación herbal derivada de las hojas de un árbol ofreció ciertos beneficios a los pacientes tratados por insuficiencia cardiaca congestiva, según un nuevo estudio alemán que fue presentado a cardiólogos estadounidenses el martes.

Pero al menos un experto cardiaco de los EE.UU. señaló que la sustancia necesita ser objeto de mayor escrutinio antes de considerar que tiene algún valor para los pacientes.

La sustancia, llamada Crataegus Extract WS 1442, es un extracto de las hojas del Crataegus, o espino blanco, y un antioxidante natural. Actualmente, está aprobado en algunos países de Europa como tratamiento para la insuficiencia cardiaca congestiva en etapa inicial, que es la incapacidad del corazón para bombear sangre adecuadamente por el cuerpo.

"Éste es el primer ensayo de insuficiencia cardiaca que se lleva a cabo con un producto herbal", afirmó el investigador principal, el Dr. Christian J.F. Holubarsch, de los Hospitales Median Kliniken en Bad Krozingen, durante una teleconferencia el martes en la reunión anual del American College of Cardiology, en Nueva Orleáns.

En el ensayo, designado como estudio SPICE y llevado a cabo en 156 centros en Europa, Holubarsch y sus colegas asignaron aleatoriamente a 2,681 pacientes con insuficiencia cardiaca congestiva avanzada para que recibieran el WS 1442 o un placebo durante dos años. Todos los pacientes ya estaban recibiendo medicamentos para la insuficiencia cardiaca.

Los investigadores deseaban ver si el WS 1442 podía retrasar la ocurrencia de un primer evento cardiaco, entre ellos la muerte cardiaca súbita, la muerte por insuficiencia cardiaca progresiva, el ataque cardiaco fatal, el ataque cardiaco no fatal o la hospitalización a causa de la insuficiencia cardiaca, señaló Holubarsch.

Los investigadores encontraron que para los pacientes que tomaban WS 1442 había una reducción de 20 por ciento en la mortalidad relacionada con el corazón. Las vidas de estos pacientes se prolongó cuatro meses durante los primeros 18 meses del estudio. Pero dos años más tarde, casi el mismo número de personas había muerto en ambos grupos. Holubarsch apuntó que ese era un punto final secundario.

Sin embargo, el WS 1442 no fue efectivo cuando se trataba de la muerte por insuficiencia cardiaca progresiva, ataque cardiaco fatal, ataque cardiaco no fatal u hospitalización por insuficiencia cardiaca.

"No cumplimos con el punto final principal", afirmaron los investigadores.

Holubarsch advirtió que los hallazgos son preliminares. "No podemos probar que el compuesto prolonga la vida de estos pacientes, pero creo que es prometedor", dijo.

Un experto cardiaco afirmó que creía que dado que el estudio no cumplió con la meta principal, supone una señal de advertencia.

"Si el punto final primario especificado no tuvo un impacto significativo, cualquier observación de un punto final secundario debe ser considerada como generadora de hipótesis, y no como evidencia de que la terapia sea beneficiosa", expresó el Dr. Gregg Fonarow, cardiólogo de la Universidad de California, en Los Ángeles.

"Ya que se trató de un único ensayo de tamaño modesto, este hallazgo deberá confirmarse en otros ensayos independientes, aleatorios, doble ciego, y controlados por placebo", señaló.

Más información

Para más información sobre la insuficiencia cardiaca, visite la American Heart Association.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare

FUENTES: Christian J.F. Holubarsch, M.D., Median Kliniken Hospitals, Bad Krozingen, Germany; Gregg Fonarow, M.D., professor of clinical medicine, University of California, Los Angeles; March 27, 2007, presentation, American College of Cardiology annual meeting, New Orleans

Last Updated: