Follow Our Live Coverage of COVID-19 Developments

Un 'descanso' de los medicamentos para los huesos podría aumentar el riesgo de fractura

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

VIERNES, 11 de mayo de 2018 (HealthDay News) -- Los pacientes con osteoporosis que se toman "descansos" de los bifosfonatos tienen un riesgo más alto de fracturas, encuentra un estudio reciente.

Un seguimiento de seis años a pacientes que hicieron un descanso de los medicamentos para fortalecer los huesos encontró que un 15 por ciento de ellos sufrieron fracturas, según investigadores de la Universidad de Loyola en Maywood, Illinois.

"El riesgo de fractura se debe evaluar de forma regular durante el descanso del medicamento, y se debe reanudar el tratamiento en conformidad", plantearon la Dra. Pauline Camacho y sus colaboradores.

Los bifosfonatos, como el alendronato (Fosamax) y el risedronato (Actonel), son los medicamentos para la osteoporosis que se recetan de forma más habitual. Están diseñados para ralentizar o prevenir la pérdida ósea.

Pero por lo general se indica a los pacientes que toman estos medicamentos durante periodos largos que hagan descansos temporales para prevenir los efectos secundarios poco comunes, pero graves, en la mandíbula y los muslos.

Sin embargo, hay pocos datos sobre cuánto deben durar esos descansos, explicaron los investigadores.

Para aclarar el tema, examinaron los expedientes médicos de pacientes (371 mujeres y 30 hombres) con osteoporosis u osteopenia (unos huesos débiles, pero que no constituyen osteoporosis). Los pacientes tomaron los bifosfonatos durante un promedio de 6.3 años antes de hacer un descanso de los fármacos.

A lo largo de seis años, un 15.4 por ciento de los pacientes sufrieron fracturas tras iniciar el descanso de los medicamentos. Los lugares más comunes de las fracturas fueron la muñeca, el pie, las costillas y la columna. Pero las fracturas de pie no se consideran actualmente como fracturas osteoporíticas, anotaron los investigadores.

Los pacientes más propensos a sufrir fracturas tenían más edad y una densidad mineral ósea más baja al inicio del estudio. Los pacientes que sufrieron fracturas volvieron a tomar bifosfonatos.

La incidencia anual de fracturas varió de entre más o menos un 4 a casi un 10 por ciento, y la mayoría ocurrieron en el cuarto y el quinto años.

"Los pacientes que inician descansos de los medicamentos con un riesgo alto de fractura basándose en su densidad mineral ósea, edad u otros factores de riesgo clínicos ameritan un seguimiento cercano durante el descanso, sobre todo si su duración se alarga", señalaron los investigadores en un comunicado de prensa de la universidad.

El estudio se publicó en una edición reciente de la revista Endocrine Practice.

Más información

El Instituto Nacional de Artritis y Enfermedades Musculoesqueléticas y de la Piel de EE. UU. tiene más información sobre la osteoporosis.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2018, HealthDay

FUENTE: Loyola University Health System, news release, May 4, 2018

--

Last Updated: