Piense en lo ligero para el regreso a clases

Sociedad de la columna insta a padres y niños que eviten las lesiones relacionadas con las mochilas

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

DOMINGO 13 de agosto (HealthDay News/HispaniCare) -- Se avecina el nuevo año escolar y es tiempo de que padres y niños comiencen a pensar en la seguridad de las mochilas.

La North American Spine Society (NASS) ofrece los siguientes consejos sobre cómo prevenir los problemas y lesiones relacionados con el uso de las mochilas:

  • Empaque poco. La carga no debería pesar más del 10 al 15 por ciento del peso del niño. Como regla general, las mochilas deben pesar entre 5 y 10 libras (2.3 a 4.5 kg) para los estudiantes de primaria y no más de 15 (6.8 kg) para los estudiantes de más edad.
  • Organice la mochila de tal manera que los artículos más pesados estén más cerca de la espalda. Utilice los compartimientos más pequeños de la mochila para los objetos sueltos. Distribuya el peso de manera uniforme.
  • Use siempre ambos tirantes y ajústelos cómodamente sobre los hombros. Reajuste los tirantes cada vez que llene la mochila para asegurar que el peso esté adecuadamente soportado.
  • Eduque a los niños acerca de la seguridad de las mochilas y sobre el riesgo de lesiones del cuello y la columna por el mal uso de las mismas.
  • Estimule a los niños a tener una postura adecuada mientras usen mochila. Además, los niños deben ser activos para fortalecer los músculos de y alrededor de la espalda y el cuello.

Los padres preocupados por las cargas pesadas que llevan sus hijos pueden:

  • Ponerse en contacto con la escuela y colaborar con los profesores para identificar maneras de aliviar la carga.
  • Comprar dos juegos de libros escolares, uno para el hogar y otro para la escuela. Una opción menos costosa es sacar fotocopias de los capítulos de la semana del libro en la biblioteca.

"Si se usan adecuadamente, las mochilas son una excelente manera en la que los niños pueden llevar sus útiles y libros escolares. Los padres deben preguntarle a los niños si sienten cualquier dolor en el cuello o la espalda. Además, si un niño experimenta incomodidad en el cuello o la espalda, u hormigueo en las manos, asegúrese de tomarlo muy en serio y acudir a un especialista", aseguró en una declaración preparada el Dr. Joel Press, presidente de la NASS.

Más información

La American Academy of Orthopaedic Surgeons ofrece más información sobre la seguridad de las mochilas.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare

FUENTE: North American Spine Society, news release, August 2006

--

Last Updated: