La codeína es un opioide que amenaza a los niños

In English

Por
Reportera de HealthDay

MARTES, 19 de febrero de 2019 (HealthDay News) -- La codeína es uno de los medicamentos en el centro de la epidemia de opioides que afecta a adultos y adolescentes por todo Estados Unidos. También hay preocupaciones sobre sus efectos en los niños muy pequeños, no por la adicción, sino por eventos potencialmente letales y muertes debidos a los efectos secundarios de la codeína.

La codeína se ha recetado con frecuencia a los niños para tratar el dolor tras una cirugía, como la amigdalectomía. También ha formado parte de la fórmula de algunos jarabes para la tos recetados y de venta libre que aún están disponibles en las farmacias de algunos estados. Pero no hay evidencias de que haga algo por parar la tos. Más bien puede hacer que los niños se adormilen.

De hecho, los efectos de la codeína varían mucho entre un niño y otro. En alrededor de un tercio no alivia el dolor, mientras que uno de cada 12 tiene una reacción peligrosa, la más notable una respiración lenta o dificultades para respirar que, en algunos casos, han resultado letales. Esto podría deberse a que los niños pequeños metabolizan el fármaco de forma muy rápida y/o a una afección respiratoria sin diagnosticar, como la apnea del sueño, sugiere la investigación.

Los informes publicados sobre los peligros potenciales de la codeína y esfuerzos de grupos como la Asociación Americana de Pediatría (American Academy of Pediatrics, AAP) llevaron a la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU. a concluir en 2018 que esos fármacos no se deben recetar a nadie que tenga menos de 18 años de edad. Si tiene cualquier fármaco con codeína en su botiquín, es importante que no administre ninguno a un niño, aunque pareciera que lo ayudó en el pasado.

Para un dolor de leve a moderado, opte por alternativas más seguras, como dosis infantiles de acetaminofén (Tylenol), o un antiinflamatorio no esteroide como el ibuprofeno (Motrin). Una cucharada de miel oscura es mejor que los jarabes para la tos de venta libre, y la AAP la recomienda para los niños mayores de 1 año de edad. Para los bebes y los niños pequeños, una cucharadita de néctar de agave antes de ir a dormir puede ayudar, según un estudio reciente publicado en la revista JAMA Pediatrics.

Más información

El Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas en los Adolescentes ofrece más información sobre los peligros de la codeína.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

Last Updated: