Muchas mujeres de EE. UU. reciben opioides después de dar a luz

In English

VIERNES, 26 de julio de 2019 (HealthDay News) -- En los últimos años, casi la mitad de las mujeres de EE. UU. que dieron a luz recibieron recetas de opioides.

Esta información proviene de un estudio reciente que encontró que entre un 1 y un 2 por ciento de esas mujeres seguían surtiendo recetas de opioides un año más tarde. Las más propensas a hacerlo fueron las mujeres a quienes se recetaron opioides antes de dar a luz, y las que recibieron las dosis iniciales más altas.

Los hallazgos provienen de una revisión de los expedientes médicos de más de 308,000 mujeres que dieron a luz en Estados Unidos entre 2008 y 2016.

En ese periodo, el porcentaje de mujeres que surtieron recetas de opioides tras el parto se redujo. Los investigadores de la Universidad de Michigan sospechan que eso es resultado de un aumento en la concienciación sobre la epidemia de opioides de EE. UU.

Enfatizaron que hay alternativas efectivas a los opioides para el control del dolor, tanto para los partos vaginales como para las cesáreas.

El estudio, que se publicó el 26 de julio en la revista JAMA Network Open, incluyó a mujeres con un seguro privado que no habían recibido opioides durante un año antes de dar a luz y que no tuvieron complicaciones importantes ni otros procedimientos en el año tras el parto.

"En general, observamos tasas de persistencia de los opioides que son más altas que las que se habían documentado antes entre las mujeres que se sometieron a cesáreas", comentó el autor del estudio, la Dra. Alex Friedman Peahl, obstetra e investigadora sobre servicios de salud.

"Entre las mujeres que dieron a luz vaginalmente, una cuarta parte recibieron recetas de opioides, aunque las directrices actuales indican un método escalonado para la gestión del dolor, comenzando con medicamentos no narcóticos, como el ibuprofeno y el acetaminofén. Un 1 por ciento de las madres que dieron a luz vaginalmente seguían recibiendo opioides meses más tarde", comentó en un comunicado de prensa de la universidad.

Los investigadores esperan que sus hallazgos ayuden a los grupos nacionales que están trabajando para fomentar unas alternativas para las mujeres que dan a luz.

Peahl comentó que les dice a las mujeres que el dolor después del parto es como una montaña.

"Una vez está en el pico, descender es más difícil", dijo. "Usar analgésicos no narcóticos antes de los opioides puede ayudar a gestionar mejor el dolor al prevenir que llegue a ese pico".

Más información

La Oficina para la Salud de la Mujer de EE. UU. ofrece más información sobre el parto y el nacimiento.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

FUENTE: University of Michigan, news release, July 26, 2019

--

Last Updated: