Se disparan las visitas a emergencias por sobredosis de opioides, según los CDC

In English

Por
Reportero de HealthDay

MARTES, 6 de marzo de 2018 (HealthDay News) -- La epidemia de opioides de Estados Unidos está aumentando a una gran velocidad, y hay decenas de miles de víctimas de sobredosis acudiendo a las salas de emergencias del país en busca de un tratamiento que les salve la vida, según un informe nuevo del gobierno.

Las visitas a las salas de emergencias por sobredosis de opioides aumentaron en todo el país y en todos los grupos demográficos entre julio de 2016 y septiembre de 2017, según los registros de las salas de emergencias analizados por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

En general, los casos de sobredosis aumentaron un 30 por ciento en Estados Unidos durante ese periodo, y un 35 por ciento en los 16 estados donde se produjeron la mayoría de muertes por sobredosis.

Para realizar este informe, los CDC usaron los registros de los departamentos de emergencias de 52 jurisdicciones de 45 estados para proporcionar la perspectiva más actualizada posible. A los investigadores les sorprendió encontrar grandes aumentos en las tasas de sobredosis en los últimos 12 meses.

"Mucho antes de recibir los datos de los certificados de defunción, los datos del departamento de emergencias pueden apuntar a un aumento alarmante de las sobredosis de opioides", explicó en una declaración la Dra. Anne Schuchat, directora en funciones de los CDC.

"Esta epidemia, que se mueve con rapidez, no hace distinciones según la edad, el sexo o las fronteras estatales o de los condados, y sigue aumentando en cada región de Estados Unidos", dijo en una conferencia de prensa el martes. "Estos datos son un llamado de alerta sobre la necesidad de mejorar lo que ocurre cuando los pacientes dejan el departamento de emergencias".

El Dr. Jerome Adams, Ministro de Salud de EE.UU., dijo durante la conferencia de prensa que "se trata de una enfermedad crónica que debe tratarse con habilidad, compasión y urgencia".

En el nuevo informe, los investigadores de los CDC identificaron 142,557 casos sospechosos de sobredosis de opioides tratados en emergencias durante el periodo de estudio.

Todas las regiones incluidas en el estudio experimentaron aumentos en las tasas de sobredosis, afirmaron Alana Vivolo-Kantor, del Centro Nacional de Prevención y Control de las Lesiones de los CDC, y sus colaboradores.

La región del oeste medio ha sido la más afectada, con un aumento general del 70 por ciento de las tasas de tratamientos por sobredosis en las salas de emergencias, mostraron los datos.

Cada estado de la región del oeste medio experimentó un gran aumento: Wisconsin (un 109 por ciento), Illinois (un 66 por ciento), Indiana (un 35 por ciento), Ohio (un 28 por ciento) y Missouri (un 21 por ciento).

Pero la epidemia de opioides también propició el aumento de las tasas de sobredosis en el oeste (un 40 por ciento), el noreste (un 21 por ciento), el suroeste (un 20 por ciento) y el sureste (un 14 por ciento).

La adicción a los opioides también ha afectado a todos los grupos de residentes de EE. UU. Los aumentos sustanciales en las tasas de sobredosis se producen en todas las categorías, incluyendo en los hombres (un 30 por ciento) y mujeres (un 24 por ciento), y en las personas de 25 a 34 años de edad (un 31 por ciento), de 35 a 54 años edad (un 36 por ciento), y de a partir de 55 años de edad (un 32 por ciento).

Según Ben Miller, jefe de estrategia de Well Being Trust, una fundación nacional de políticas de salud, el continuo empeoramiento de la crisis de opioides no es sorprendente ya que Estados Unidos no ha logrado dar una respuesta abarcadora a la epidemia.

"Estamos viendo continuamente un aumento en las muertes debido a nuestra incapacidad de ir al origen del problema y realmente prevenir que esas personas sufran una sobredosis", dijo Miller.

Al principio de la epidemia de opioides, la política de EE. UU. se centró en reducir el flujo de opioides recetados por parte de los médicos y las farmacias, dijo Miller. El país no ha tomado las medidas necesarias siguientes para ayudar a las personas a afrontar la adicción a los opioides o el dolor crónico sin tratamiento.

"¿Qué ocurre cuando se hace eso sin reducir la demanda de opioides?", preguntó Miller. "Las personas buscan medios alternativos para mantener su adicción o su sensación de estar drogados. Buscan formas alternativas de controlar su dolor. Así que empiezan a usar medios más letales (el fentanilo, el carfentanil, la heroína) y eso normalmente las lleva a la sobredosis".

En el informe, los investigadores de los CDC recomendaron que se tomen medidas para responder mejor a la adicción a los medicamentos y las sobredosis, incluyendo un mayor acceso al medicamento naxolona (Narcan), que se usa para la prevención de la sobredosis, y una mayor disponibilidad de los servicios de tratamiento.

El informe Vital Signs fue publicado en línea el 6 de marzo en la revista de los CDC, Morbidity and Mortality Weekly Report.

Más información

El Departamento de Servicios de Salud y Humanos de los EE.UU. tiene más información sobre la epidemia de opioides.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2018, HealthDay

FUENTES: Ben Miller, Psy.D., chief strategy officer, Well Being Trust; March 6, 2018, media briefing with: Anne Schuchat, M.D., acting director, U.S. Centers for Disease Control and Prevention, and Jerome Adams, M.D., MPH, U.S. Surgeon General; March 6, 2018, CDC's Morbidity and Mortality Weekly Report, online

Last Updated: