Todavía se recetan demasiados opioides adictivos después de las cirugías, según un estudio

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

Por
Reportero de HealthDay

JUEVES, 19 de abril de 2018 (HealthDay News) -- Los médicos siguen recetando demasiados analgésicos opioides a los pacientes después de una cirugía, indica un estudio reciente.

De hecho, uno de cada tres pacientes a los que se les recetó un opioide, como por ejemplo el OxyContin, no tomaron ninguna pastilla durante su recuperación, señaló la investigadora principal, Elizabeth Habermann, directora científica de resultados quirúrgicos en la Clínica Mayo de Rochester, Minnesota.

"Toda la cantidad recetada se quedó sin usar", dijo Habermann. "Eso nos mostró que existe la oportunidad de no recetar ningún opioide a un cierto grupo selecto de pacientes, y quizá sean capaces de tratar su dolor con el acetaminofén [Tylenol] o un AINE solo". Los AINE son medicamentos antiinflamatorios no esteroides, como Motrin o Advil.

En general, casi dos tercios de los opioides recetados después de la cirugía no fueron usados por los pacientes, encontró el estudio. Estos medicamentos al final permanecían en la casa de los pacientes, lo que invita al abuso y al potencial de crear una adicción, dijo Habermann.

"Menos del 10 por ciento de los pacientes se deshicieron de los opioides que les sobraron. Sabemos a partir de la literatura que muchos individuos que toman heroína en realidad empezaron su uso de narcóticos con opioides recetados que sobraron y que se habían recetado a otras personas. Así que se trata de un inmenso riesgo para nuestra comunidad", explicó.

La Clínica Mayo realizó un estudio porque hay mucha variación en el modo en que se recetan muchos opioides a los pacientes, y alguna indicación de que las cantidades que se recetan son demasiado altas, comentó Habermann.

El equipo de investigación encuestó a 2,550 adultos que se sometieron a 25 procedimientos electivos distintos en tres centros médicos distintos.

Unas pocas semanas después de su cirugía, se preguntó a los pacientes cuántos opioides les habían recetado, cuántos habían usado para el dolor, y si habían tirado los sobrantes.

Aproximadamente el 28 por ciento de los pacientes dijeron que les habían recetados demasiados opioides, frente al 8 por ciento que dijeron que les habían recetado demasiados pocos, mostraron los hallazgos.

Ciertos procedimientos demostraron ser lo suficientemente dolorosos para que los pacientes tomaran una buena cantidad de opioides, e incluso que pidieran renovar la receta. Dichos procedimientos incluyeron los reemplazos totales de rodilla, las fusiones vertebrales, la cirugía del manguito de los rotadores, la extirpación pulmonar y la amigdalectomía, según los investigadores.

Pero hubo muchos procedimientos en los que las personas necesitaban pocos o ningún opioide para manejar su dolor. Se trató de la extirpación quirúrgica de las glándulas tiroideas, la cirugía del túnel carpiano, la lumpectomía del seno, la mastectomía y la reparación de una hernia.

Los hallazgos fueron presentados el jueves en la reunión anual de la Asociación Quirúrgica Estadounidense (American Surgical Association), en Phoenix. Las investigaciones presentadas en las reuniones se consideran preliminares hasta que se publican en una revista revisada por profesionales.

Linda Richter es directora de investigación de políticas y análisis en el Centro Nacional sobre la Adicción y el Abuso de Sustancias. El estudio "solamente amplía las evidencias de que, a pesar de toda la atención que está recibiendo la epidemia de opioides, el exceso de recetas de opioides sigue siendo un problema serio en Estados Unidos", enfatizó.

"El hecho de que el exceso de recetas de opioides ha alimentado la crisis de recetas de opioides, que se ha transformado recientemente en una crisis de opioides ilegales, no es ningún secreto", añadió Richter. "El hecho de que siga ocurriendo a esta escala a pesar de todo lo que sabemos sobre las consecuencias adversas es, sinceramente, bastante deprimente".

Habermann sugirió que los médicos deben adoptar un método centrado en el paciente cuando receten opioides, y usar las mejores evidencias médicas para abordar estos medicamentos para los procedimientos que parecen requerir un nivel más alto de manejo del dolor.

La Clínica Mayo ha usado el estudio a lo largo de los últimos seis meses para desarrollar directrices que ayuden a los cirujanos a recetar opioides basándose en los procedimientos a los que los pacientes se han sometido y la probabilidad de que sufran un dolor extremo durante la recuperación, indicó Habermann.

"No queremos evitar dar opioides necesarios para nuestros pacientes de cirugía, pero estos datos nos han ayudado a abordar mejor las cantidades que recetamos", indicó.

"En la cirugía ortopédica, hemos podido reducir la cantidad recetada en un 50 por ciento, y no ha habido un aumento asociado en la renovación de las recetas", añadió. "Eso muestra que los pacientes están recibiendo las que necesitan".

Por otro lado, los pacientes a los que se han recetado demasiados opioides deberían deshacerse de ellos, dijo Habermann.

"La [Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU.] en realidad tiene un sitio web que sugiere que se tiren los opioides por el sanitario", comentó. "Lo ideal es que los medicamentos no entren en nuestro suministro de agua, pero en el caso de los opioides se sugiere eso para que otras personas no puedan acceder a ellos".

Más información

La Administración de Alimentos y Medicamentos de EE. UU. tiene más información sobre la eliminación segura de los medicamentos.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2018, HealthDay

FUENTES: Elizabeth Habermann, Ph.D., scientific director, surgical outcomes, Mayo Clinic, Rochester, Minn.; Linda Richter, Ph.D., director, policy research and analysis, U.S. National Center on Addiction and Substance Abuse; April 19, 2018, presentation, American Surgical Association annual meeting, Phoenix

Last Updated: