Click Here for HealthDay's Coronavirus Liveblog

Tratar la abstinencia a los opioides en los bebés cuesta más de 500 millones de dólares al año a EE. UU.

In English

Por
Reportero de HealthDay

LUNES, 16 de diciembre de 2019 (HealthDay News) -- Los cuidados de los bebés que nacen adictos a los opioides cuestan al sistema de atención de la salud de EE. UU. más de quinientos millones de dólares al año, encuentra un estudio reciente.

La tasa de bebés nacidos con el síndrome de abstinencia neonatal (SAN) fue de 6.7 por cada 1,000 nacimientos en el hospital en 2016, cuatro veces más alta que la tasa de 1.5 por cada 1,000 en 2004, pero una reducción frente a la tasa de 8 por cada 1,000 en 2014, informan los investigadores de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

Esos nacimientos costaron casi 573 millones de dólares en 2016, señala el estudio, y 4 de cada 5 de esos dólares salieron de Medicaid.

Los hallazgos aparecen en la edición del 16 de diciembre de la revista JAMA Pediatrics.

"Está muy claro que la carga de esos costos la están soportando el gobierno federal y los gobiernos estatales", comentó el Dr. Rahul Gupta, director médico y de salud de March of Dimes.

Esos casos cuestan tanto porque los bebés en general nacen prematuros o con un peso bajo al nacer, y quizá haya que tratarlos con morfina para desintoxicarlos de forma gradual de la adicción que desarrollaron en el útero, comentó el Dr. Stephen Patrick, director del Centro de Políticas de la Salud Infantil de la Universidad de Vanderbilt, y autor de un editorial publicado junto con el estudio.

Y es probable que los costos sean incluso mayores, dado que es muy probable que esto haya subestimado el número de casos de SAN, añadió Gupta.

"Es probable que las tasas de SAN sean subestimaciones, porque no hay una definición clínica clara de la afección", dijo Gupta. "No tenemos buenos datos clínicos de todo el país".

En su editorial, Patrick planteó que una buena parte de los acuerdos financieros alcanzados en la litigación sobre los opioides se debe dirigir a un mejor tratamiento para los bebés que nacen adictos.

"En muchas demandas sobre los opioides, los bebés que sufrían de abstinencia de los opioides fueron un factor motivador", dijo Patrick. "Pero mientras vemos cómo se negocian los acuerdos, los bebés no son los protagonistas respecto a cómo estamos pensando sobre la asignación de los fondos".

El estudio encontró que las tasas de bebés nacidos con SAN son más altas entre los amerindios (15.9 por cada 1,000) y los blancos (10.5), según el equipo de los CDC, dirigido por Andrea Strahan.

Las familias con unos ingresos bajos (9.3 por cada 1,000) y las personas que vivían en áreas rurales (10.6) y en el Noreste (9.5) también fueron las más afectadas, mostraron las estadísticas.

El costo promedio del nacimiento y el tratamiento de un bebé con SAN fue de 22,552 dólares. Esos bebés tuvieron que permanecer 16 días en el hospital, en promedio.

Es difícil decir cómo nacer con abstinencia a los opioides afectará al futuro de un niño, dado que hay factores entremezclados que también ensombrecen sus prospectos futuros, apuntó Patrick.

Éstos incluyen los efectos a largo plazo del nacimiento prematuro o con un peso bajo, además de exposiciones mientras crecen a las drogas, el alcohol, la pobreza y la inseguridad alimentaria, lamentó Patrick.

El SAN se ha asociado con defectos congénitos, problemas del oído y de la vista, y problemas con la función motora y del cerebro, dijo Gupta.

Un problema es que los niños nacidos con SAN no se diagnostiquen, apuntó Gupta. Cuando desarrollan problemas conductuales en un momento posterior de la vida, los médicos no podrán tomar en cuenta su afección congénita al recetar medicamentos y tratamientos.

"Estamos potencialmente administrando a los niños medicamentos que no solo quizá estén mal recetados, sino que tal vez no sean los fármacos más óptimos para esas afecciones", dijo Gupta, y apuntó que el Ritalin (que en general se administra para el TDAH) es un ejemplo.

Se están desarrollando nuevos métodos de atención natal para dar a esos niños las mejores oportunidades posibles, comenzando con administrar tratamiento para las drogas a las madres embarazadas, observó Patrick.

"Evita que los bebés nazcan de forma demasiado prematura porque sus madres no reciben tratamiento", comentó Patrick. "Los medicamentos para el trastorno por uso de opioides, como la metadona y la buprenorfina, hace que sea mucho menos probable que esos bebés nazcan prematuros, pero quizá de cualquier forma tengan abstinencia al nacer".

Los médicos se han dado cuenta de que los bebés nacidos con SAN quizá no necesariamente reciban el mejor tratamiento en una UCI, separados de sus madres.

"En lugar de mejorar la atención en la UCI neonatal, lo hacemos fuera de la UCI", indicó Patrick respecto a su programa. "Mantenemos a la madre como parte del equipo de atención, y probablemente como la parte más esencial del equipo de atención".

"Hemos reducido el tiempo que los bebés permanecen en el hospital a más o menos la mitad que antes, y solo tenemos que tratar con morfina por la abstinencia a alrededor de 1 de cada 5 bebés que atendemos", continuó Patrick. "Tenemos datos que sugieren que si mantenemos juntos a la madre y al bebé fuera de la UCI, a los bebés les va mejor y podrían tener una abstinencia menos grave".

Más información

March of Dimes ofrece más información sobre el síndrome de abstinencia neonatal.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

FUENTES: Rahul Gupta, M.D., M.P.H., chief medical and health officer, March of Dimes; Stephen Patrick, M.D., M.P.H., director, Vanderbilt University's Center for Child Health Policy, Nashville, Tenn.; Dec. 16, 2019, JAMA Pediatrics

Last Updated: