Uno de cada 12 estadounidenses vive con un dolor crónico debilitante

In English

Por
Reportero de HealthDay

VIERNES, 14 de septiembre de 2018 (HealthDay News) -- De los 50 millones de estadounidenses que viven con dolor crónico, para 20 millones el dolor es tan intenso que les impide realizar las actividades de la vida diaria, señalan unos investigadores.

Según un informe de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU., el dolor crónico y el dolor crónico de alto impacto son más comunes en las mujeres, en los adultos mayores, en las personas pobres, en las que antes tenían empleo, en las que tienen un seguro de salud público o en las que viven en áreas rurales.

El dolor crónico no solo es común, sino que es la raíz de la epidemia de opioides, aseguró el Dr. David Katz, director del Centro de Investigación en Prevención de la Universidad de Yale en New Haven, Connecticut.

"La crisis que provocó la crisis de opioides posiblemente se esté pasando por alto: la alta prevalencia del dolor crónico que hay que aliviar", planteó.

El informe de los CDC es un recordatorio de que existía una epidemia de dolor crónico antes de que se viera complicada por una epidemia de abuso de los opioides, explicó Katz, que no participó en el nuevo estudio.

El dolor crónico se debe prevenir con una mayor frecuencia, y se debe tratar de forma compasiva, efectiva y segura una vez comienza, añadió. "Los esfuerzos por limitar los daños de los analgésicos opioides no pueden resultar en que se descuide el dolor de los pacientes", dijo Katz.

Afrontar un dolor crónico y un dolor crónico de alto impacto se asocia con restricciones en la movilidad y las actividades diarias, con dependencia de los opioides, con ansiedad, depresión y una mala calidad de vida, según los autores del estudio.

Además del sufrimiento de millones de ciudadanos, el dolor crónico cuesta un estimado de 560 mil millones de dólares cada año en gastos médicos, productividad perdida y programas de discapacidad, apuntaron los investigadores.

Ante esos problemas, la medicina convencional debe adoptar unos métodos válidos de gestión del dolor además de los medicamentos, sugirió Katz.

"Eso ya es un objetivo establecido entre los que se dedican a la gestión del dolor de vanguardia, pero debe convertirse en la atención estándar de rutina", apuntó.

La atención debe ser más integral y más orientada al paciente, enfatizó Katz.

Una receta de opioides es una respuesta rápida y fácil de un médico ocupado. "Pero el paciente que sufre de dolor podría mejorar al dormir mejor, con la reducción del estrés y al aliviar su soledad", comentó Katz.

El Dr. Mark Bicket, profesor asistente de anestesiología en la Universidad de Johns Hopkins, en Baltimore, dijo que una gestión efectiva del dolor debe ser un esfuerzo de equipo. "El tratamiento adecuado del dolor crónico implica más que solo medicamentos", explicó.

Una gestión efectiva del dolor crónico implica un grupo que incluye a médicos, fisioterapeutas y otros, y actividades como el yoga y la meditación, dijo Bicket.

Y los analgésicos no narcóticos (como Aleve o Tylenol) podrían ser igual de efectivos para el control del dolor crónico. Típicamente, una combinación de un analgésico y ejercicio o fisioterapia es la forma más efectiva de gestionar el dolor crónico, aseguró.

"Si usted vive con dolor crónico, no está solo", dijo Bicket. "Y merece tener una conversación sobre las distintas opciones para tratar su dolor".

Los investigadores, dirigidos por James Dahlhamer, del Centro Nacional de Estadísticas de Salud de los CDC, publicaron sus hallazgos el 14 de septiembre en Morbidity and Mortality Weekly Report, una revista de los CDC.

Más información

Para más información sobre el dolor crónico, visite el Instituto Nacional de Trastornos Neurológicos y Accidentes Cerebrovasculares de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2018, HealthDay

FUENTES: David Katz, M.D., director, Yale University Prevention Research Center, New Haven, Conn.; Mark Bicket, M.D., assistant professor, anesthesiology, Johns Hopkins University, Baltimore; Sept. 14, 2018, Morbidity and Mortality Weekly Report

Last Updated: