El ejercicio y la artritis reumatoide

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

Por
Reportero de HealthDay

JUEVES, 20 de septiembre de 2018 (HealthDay News) -- La artritis reumatoide, una enfermedad autoinmune que provoca tanto dolor como una fatiga intensa, es distinta que la osteoartritis, que es la descomposición por el desgaste del cartílago de las articulaciones que se experimenta a lo largo del tiempo.

En medio de una exacerbación, el ejercicio quizá parezca una misión imposible, y tal vez le aconsejen que descanse hasta que pase. Pero el ejercicio es una parte esencial del plan general de tratamiento para aliviar los síntomas de artritis reumatoide y mejorar la movilidad. Diseñe una rutina semanal que incluya estiramientos, ejercicio cardiovascular y entrenamiento en fuerza.

Los estiramientos mejoran la flexibilidad y el rango de movimiento. Primero, caliente sus músculos con 5 minutos de movimientos leves, y luego haga una serie de estiramientos dirigidos a todos los grupos musculares. Siempre sostenga cada estiramiento durante 20 segundos. El yoga y el tai chi son actividades específicas que aumentan la flexibilidad, y que podrían incluso ayudar a aliviar el estrés emocional de la artritis reumatoide. Para aprender los puntos básicos, asista a una clase o trabaje con un instructor personal, por lo menos al principio.

Puede obtener los beneficios del ejercicio cardiovascular mediante ejercicios con un impacto bajo, que son mejores para sus articulaciones que una actividad en que reciban muchos impactos, como correr. Caminar es magnífico, pero nadar y los ejercicios acuáticos estresan incluso menos las articulaciones debido a la flotabilidad en el agua.

Respalde sus articulaciones al fortalecer los músculos que las rodean mediante ejercicios de resistencia. Puede utilizar bandas de resistencia elásticas si las pesas son demasiado difíciles de manejar. Preste una atención particular a los músculos que rodean a las articulaciones que estén más afectadas por la artritis reumatoide, pero no descuide los demás grupos musculares.

Colabore con su reumatólogo o un fisioterapeuta familiarizado con la artritis reumatoide para desarrollar un plan individualizado, y pregúntele cómo puede personalizar sus actividades cuando sufra una exacerbación.

Más información

La Arthritis Foundation ofrece más consejos para ayudarle a encontrar los mejores ejercicios si sufre de artritis reumatoide.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2018, HealthDay

Last Updated: