Estatinas: ¿Los próximos medicamentos milagrosos?

Además de reducir el colesterol, podrían combatir el cáncer de mama, incluso la artritis

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

Por
Reportero de HealthDay

MARTES 27 de julio (HealthDayNews/HispaniCare) -- Si usted se ha mantenido al tanto de las noticias médicas en los últimos años, es casi seguro que haya oído hablar de las "estatinas".

Hasta es posible que haya oído esta pregunta: "¿Podrían ser las estatinas los próximos medicamentos milagrosos?"

Las estatinas, el nombre comercial de un grupo de medicamentos conocidos como inhibidores de la HMG-CoA reductasa, así llamados por la enzima cuya actividad bloquean, se recetan generalmente por su capacidad para reducir los niveles de colesterol LDL, el colesterol "malo" que bloquea las arterias.

Son mus eficaces para esta tarea. Los estudios han demostrado que la terapia de estatinas puede reducir los niveles de LDL en la sangre de un paciente entre 25 y 35 por ciento. Esto implica una reducción significativa de los riesgos de ataque al corazón y apoplejía.

Parece que las estatinas también aumentan los niveles de HDL, el colesterol "bueno", que reduce aún más los riesgos de problemas cardiovasculares. Además, ayudan al corazón y a los vasos sanguíneos de otras maneras al prevenir la ruptura de los depósitos que forman coágulos, o placas, que recubren las arterias enfermas, y a relajar los vasos sanguíneos, lo que estimula formación de nuevos vasos y previene los coágulos.

Las evidencias también apuntan a que las dosis más altas de estatinas siguen bajando el LDL, un marcador de riesgo de enfermedad cardiaca sobre el que los médicos insisten cada vez más con que "entre menor sea, mejor".

La potencia de las propiedades para acabar con el colesterol ha llevado a lanzar las estatinas al estrellato. En 2000 ya eran el segundo medicamento de prescripción del mundo con un nivel de ventas de $15.9 mil millones, según IMS Health, una empresa de investigación de mercados.

Se espera que que el uso de estatinas aumente. Los funcionarios de salud de los Estados Unidos emitieron hace poco nuevas directrices para que los pacientes reduzcan sus niveles de LDL a 70, pues las directrices anteriores indicaban 100.

Aún así, todavía se considera que las estatinas no se prescriben lo suficiente, al menos no para el colesterol.

Aproximadamente, 11 millones de estadounidenses toman los medicamentos y otros 36 millones deberían estar tomándolos, según los expertos. Más de 200 millones de personas alrededor del mundo presentan el cuadro según el cual deberían estar en tratamiento con estatina, aunque sólo 25 millones la usan.

Las investigaciones están demostrando que las estatinas tienen propiedades beneficiosas para otros problemas de salud, como cáncer de mama, apoplejía, osteoporosis y artritis reumatoidea.

  • Cáncer de mama. Un estudio publicado en la edición en línea de Cancer reveló que las mujeres posmenopáusicas que usaron estatinas durante más de cinco años tenían menos riesgo de padecer cáncer de mama. Denise M. Boudreau, autora líder del estudio, que fue su tesis de doctorado en el Centro Contra el Cáncer Fred Hutchinson de Seattle, afirmó que el estudió le agregó más información a lo que las investigaciones anteriores habían mostrado. "Creo que podemos tener confianza en lo que está pasando. Es muy pronto para llegar a una conclusión, pero me parece que los resultados son alentadores y reconfortantes, sin mencionar que cuentan con el apoyo de los datos del laboratorio que demuestran que las estatinas sí reducen el riesgo de cáncer mediante diversos mecanismos.
  • Apoplejía. Las personas que tienen apoplejía isquémica mientras toman estatinas parecen tener mejores resultados que los sobrevivientes de apoplejías que no estaban tomando estatinas cuando sobrevino el ataque. Ese fue el descubrimiento de un estudio publicado en la edición de abril de Stroke: Journal of the American Heart Association. Los derrames isquémicos vienen causados por un coágulo que impide que la sangre fluya al cerebro.
  • Osteoporosis. La información de cuatro estudios extensos reseñados en la edición de enero de 2004 de Archives of Internal Medicine sugirió que las personas que tomaban estatinas tenían un riesgo entre 38 y 81 por ciento menor de fracturas de cadera y un riesgo entre 5 y 51 por ciento menor de fracturas que no sean de columna.
  • Artritis reumatoidea. En el primer estudio de su tipo, presentado en otoño pasado en la reunión científica anual del American College of Rheumatology, celebrada en Orlando, Florida, los investigadores encontraron que las estatinas aliviaban algo de la característica inflamación de la artritis reumatoidea, a la vez que reducían los niveles de colesterol y otros factores de riesgo de enfermedad cardiovascular. "Eso es muy importante y potencialmente constituirá un cambio en la manera en que concebimos el tratamiento de la artritis reumatoidea", afirmó el Dr. John Klippel, presidente y funcionario ejecutivo principal de la Arthritis Foundation.

Aunque el estudio es muy alentador, las estatinas no están listas para ser agregadas al agua potable. Pueden causar efectos secundarios potencialmente graves, incluyendo una enfermedad que destruye la musculatura, conocida como rabdomiólisis, que puede causar minusvalía e incluso la muerte si no se detecta a tiempo. Bayer abandonó la carrera de las estatinas en agosto de 2001, luego de que 31 personas murieran de rabdomiólisis asociada con el medicamento.

También se sabe que las estatinas causan dolor muscular y debilidad, fatiga, problemas cognoscitivos y de memoria, y perturbaciones del sueño. También pueden causar disfunción eréctil, sudores y otros problemas para regular la temperatura corporal.

En abril, investigadores de los U.S. National Institutes of Health informaron que las mujeres que usan estatinas durante el primer trimestre del embarazo pueden aumentar las posibilidades de que sus bebés nazcan con defectos graves en el sistema nervioso central y con deformidades en las extremidades.

Más Información

Para saber más acerca de las estatinas, visite el National Heart, Lung, and Blood Institute.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare

FUENTES: Denise M. Boudreau, Ph.D., research associate, Center for Health Studies, Group Health Cooperative, Seattle; April 8, 2004, news release, American Heart Association; Jan. 26, 2004, Archives of Internal Medicine; John Klippel, M.D., president and chief executive officer, Arthritis Foundation, Atlanta; Oct. 23-28, 2003, presentations, American College of Rheumatology annual scientific meeting, Orlando, Fla.; Maximilian Muenke, M.D., chief, medical genetics branch, National Human Genome Research Institute, Bethesda, Md.

Last Updated: