Los supervivientes de cáncer en la infancia se enfrentan a un riesgo prolongado de accidente cerebrovascular

Estudio halla que el riesgo real es bajo, pero sigue siendo 4 veces el de la población general

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

MARTES 7 de noviembre (HealthDay News/HispaniCare) -- Un estudio reciente halla que los supervivientes a largo plazo de leucemia y tumores cerebrales de la infancia están en mayor riesgo de accidente cerebrovascular, incluso años después de que terminan su tratamiento contra el cáncer.

El riesgo es especialmente alto para quienes han sido tratados con radioterapia craneal, que consiste en una dosis moderada o alta de radiación en el cerebro.

"Este es el primer estudio en demostrar que los supervivientes de leucemia y tumores cerebrales de la infancia están en mayor riesgo de accidentes cerebrovasculares, aseguró en una declaración preparada el Dr. Daniel C. Bowers, autor líder del estudio y profesor asociado de pediatría de la Facultad de medicina de la Universidad de Texas Southwetern de Dallas.

"Estos accidentes pueden ocurrir entre 10 y 20 años después del diagnóstico, cuando la mayoría cree que ya no está en riesgo de nuevos efectos secundarios por el tratamiento, lo que recalca la necesidad de seguimiento médico prolongado para los supervivientes de cáncer en la infancia", agregó.

La investigación, realizada como parte del Childhood Cancer Survivor Study (estudio de supervivencia del cáncer en la infancia), fue publicada en línea el lunes en el Journal of Clinical Oncology.

La leucemia y los tumores cerebrales en conjunto son responsables por el 53 por ciento de todos los cánceres diagnosticados en la infancia antes de los 15, según la información de fondo del artículo. Los índices actuales de supervivencia a cinco años en los EE.UU. son de casi 80 por ciento para los pacientes de leucemia y de 74 por ciento para los pacientes de tumores cerebrales. Debido a estos altos índices de supervivencia, es importante estudiar los efectos a largo plazo de estos cánceres, según los investigadores.

La radioterapia craneal se utiliza comúnmente para el tratamiento de los tumores cerebrales, mientras que el tratamiento para la leucemia consiste en medicamentos de quimioterapia que se inyectan directamente en el fluido espinal que recubre el cerebro. Los pacientes de leucemia también podrían recibir radioterapia craneal.

En el estudio participaron 4,800 supervivientes de leucemia en la infancia y unos 1,900 supervivientes de tumores cerebrales, junto con un grupo de control de más de 3,800 compuesto por los hermanos de los pacientes, que no habían tenido cáncer.

Los supervivientes de leucemia tuvieron un índice de accidentes cerebrovasculares de 0.8 por ciento (1 de cada 125), en comparación con 0.2 por ciento (1 de cada 500) entre los del grupo de control de hermanos. El tiempo promedio desde el diagnóstico de la leucemia hasta el accidente fue de 10 años.

Entre los supervivientes de tumores cerebrales, el índice de accidentes cerebrovasculares fue del 3.4 por ciento (1 de cada 30), aunque alcanzó el 6.5 por ciento (1 de cada 15) de los que habían sido tratados tanto con radioterapia craneal como con quimioterapia. El tiempo promedio desde el diagnóstico de tumor cerebral hasta el accidente después del tratamiento fue de 14 años.

Los autores anotaron que entre otros efectos prolongados del tratamiento de los cánceres de la infancia se encuentran los cánceres secundarios, los déficits neurocognitivos, los problemas cardiacos, la obesidad, las deficiencias hormonales y menor estatura.

"Es importante para los supervivientes y sus médicos saber que el impacto de algunos de estos efectos prolongados se puede reducir con atención y evaluación de seguimiento, además de educación para ayudar a los supervivientes a permanecer saludables mucho tiempo después de que el tratamiento haya terminado", recomendó Bowers.

Más información

La American Cancer Society tiene más información acerca de la leucemia de la infancia.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare

FUENTE: Journal of Clinical Oncology, news release, Nov. 6, 2006

--

Last Updated: