El calcio ayuda a mantener el cáncer de colon a raya

El efecto es más intenso para las mujeres, según un estudio, y no se extiende a otras malignidades

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

Por
Reportero de Healthday

LUNES, 23 de febrero (HealthDay News/Dr. Tango) -- Según halla un estudio del Instituto Nacional del Cáncer, la ingesta elevada de calcio en la dieta podría reducir la incidencia de cáncer colorrectal, sobre todo en las mujeres, aunque no parece tener efectos sobre la reducción de otras malignidades.

No está aclaro por qué debería afectar el calcio el riesgo de cáncer de otra manera en las mujeres, según Yikyung Park, científica de planta del NCI que dirigió el estudio. "Se puede especular que factores metabólicos u hormonales contribuyen a esta diferencia", dijo.

Park y sus colegas se basaron en la información sobre cerca de 500,000 hombres y mujeres que participaron en el Estudio de dieta y salud de los Institutos Nacionales de Salud-AARP. Los participantes llenaron un cuestionario sobre alimentación cuando se inscribieron y luego se les dio seguimiento durante un promedio de siete años.

"Tanto en los hombres como en las mujeres, la ingesta de calcio y lácteos se relacionó inversamente con los cánceres del sistema digestivo", informaron los investigadores en la edición del 23 de febrero de Archives of Internal Medicine.

El quinto superior de las mujeres que tuvieron la ingesta más alta en promedio ingirieron 1,881 mg de calcio diarios. El grupo experimentó un riesgo 23 por ciento inferior de cáncer de colon que las mujeres del quinto más bajo de la ingesta, que en promedio ingirieron 494 mg diarios. La reducción comparable para los hombres fue de 16 por ciento.

El Instituto de Medicina de los EE. UU. recomienda una ingesta diaria de calcio de 1,200 mg para los adultos a partir de los 50 años, más o menos la cantidad que se encuentra en tres tazas diarias de productos lácteos, las principales fuentes de calcio. Entre otras fuentes de calcio se encuentran las sardinas y las verduras de hoja verde.

El informe anotó que se ha demostrado que el calcio reduce los crecimientos anormales e induce el recambio normal de las células.

El estudio se realizó porque "la hipótesis es que el calcio cumple funciones diferentes en distintos puntos de cáncer, aunque las pruebas han sido incompletas, inconstantes y limitadas", advirtió Park.

Un experto piensa que el estudio es importante. "Éste es el primer artículo que contempla el calcio, los lácteos y todos los tipos de cáncer combinados", señaló Marji McCullough, directora estratégica de epidemiología nutricional de la American Cancer Society. Los hallazgos, dijo, "coinciden con la literatura existente".

Por ejemplo, un ensayo controlado sobre el que se informó el año pasado no halló efectos protectores en la ingesta de calcio contra el cáncer de mama. El nuevo informe confirma ese hallazgo y también halla que el nutriente no ofrece efectos protectores contra el cáncer de próstata.

Los resultados del estudio del NCI "coinciden con las directrices para una dieta saludable", aseguró McCullough. "Sin embargo, es importante que la gente entienda que no debería exagerar con el calcio".

No se halló ningún efecto protector adicional por ingestas de calcio superiores a los 1,300 mg diarios, según el estudio del NCI.

Las recomendaciones actuales sobre el calcio se cumplen mejor con fuentes dietéticas más que con complementos, agregó McCullough, en parte porque la dieta ofrece más que solo calcio. "El calcio y la vitamina D están altamente correlacionados en la dieta y es difícil aislar un solo componente", dijo. "Podría ser que una combinación de nutrientes sea importante".

La combinación de calcio y vitamina D es importante porque la vitamina D facilita la absorción del calcio en el sistema digestivo. La piel también produce vitamina D de manera natural por medio de la exposición al sol.

Otro informe en la misma edición de la revista halla que una combinación de vitaminas B6, B12 y ácido fólico parece reducir el riesgo entre las mujeres de degeneración macular relacionada con el envejecimiento, una causa importante de pérdida de la visión para los estadounidenses de mayor edad.

Un ensayo controlado en el que participaron más de 5,400 mujeres a partir de los cuarenta años halló una incidencia 34 por ciento inferior del trastorno ocular entre las mujeres que tomaron las vitaminas, en comparación con las que tomaron un placebo inactivo, señaló el informe de investigadores de la facultad de medicina de la Harvard y del Hospital Brigham and Women's de Boston.

Más información

Para más información sobre las fuentes de calcio en la dieta, visite la Biblioteca Nacional de Medicina.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango

FUENTES: Yikyung Park, Sc.D, staff scientist, U.S. National Cancer Institute, Bethesda, Md.; Marji McCullough, Sc.D, strategic director, nutritional epidemiology, American Cancer Society, Atlanta; Feb. 23, 2009, Archives of Internal Medicine

Last Updated: