Follow Our Live Coverage of COVID-19 Developments

La terapia hormonal es segura y efectiva para las mujeres que entran a la menopausia

Los expertos recalcan que el hallazgo aplica únicamente para las menores de sesenta

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

Por
Reportero de Healthday

MARTES 20 de mayo (HealthDay News/Dr. Tango) -- Muchas mujeres, incluso algunos médicos, abandonaron rápidamente el uso de terapia de reemplazo hormonal en 2002, luego de que el Women's Health Study, un estudio de gran tamaño, sugiriera que el tratamiento podría perjudicar a las mujeres que alcanzaron la menopausia años atrás.

Sin embargo, ahora un equipo internacional de expertos ha concluido que para las mujeres que están al principio de la menopausia, la terapia de reemplazo hormonal (TRH) puede ofrecer alivio real y seguro de los síntomas, así como beneficios adicionales, entre ellos mayor fortaleza ósea.

"Las mujeres jóvenes y saludables que están al principio de la menopausia no deberían temerle al uso de hormonas", aseguró el Dr. Roger Lobo, profesor de ginecoobstetricia de la Universidad de Columbia en la ciudad de Nueva York y uno de los autores del informe sobre TRH y menopausia enviado a la primera Cumbre global de la Menopause Society sobre asuntos relacionados con el climaterio.

"Las mujeres necesitan saber que la terapia hormonal al principio de la menopausia es segura y es absolutamente la forma más efectiva de enfrentar la transición de la menopausia", aseguró la Dra. Melissa McNeil, jefe de la sección de salud femenina del Centro médico de la Universidad de Pittsburgh y profesora de medicina y ginecoobstetricia de la facultad de medicina de la misma universidad.

Los resultados iniciales se obtuvieron del Women's Health Study en 2002. Esos hallazgos sugieren que la TRH incrementaba el riesgo de la usuaria de cáncer de mama y, lo que es más sorprendente, su riesgo de enfermedad cardiaca. Se recomendó inmediatamente a las mujeres mayores que dejaran de tomar hormonas. Incluso a las mujeres que recién entraban a la menopausia se les recomendó no usar terapia hormonal.

Sin embargo, lo que no se comprendió muy bien en el momento fue que las mujeres del estudio tendían a haber pasado la menopausia varios años atrás, muchas veces durante por lo menos diez años, cuando comenzaron a tomar hormonas. Además, los expertos de la cumbre señalaron que la tercera parte de las mujeres del ensayo eran obesas, más de la tercera parte tenía presión arterial elevada y casi la mitad fumaba o había fumado. Todos estos factores podrían incrementar el riesgo de enfermedad cardiaca por sí mismos.

Para evaluar los efectos de la TRH en mujeres más jóvenes, más de cuarenta expertos de todo el mundo revisaron la información disponible sobre la seguridad y eficacia de la terapia de reemplazo hormonal y prestaron atención particular a cuatro aspectos: salud cardiovascular, asuntos relacionados con los senos, cognición y salud ósea.

Los resultados de esta cumbre debían ser presentados el martes en el Congreso mundial sobre menopausia en Madrid, España. Entre algunos de los hallazgos principales se encontraban:

  • El estrógeno y la progesterona combinados no incrementaron el riesgo de enfermedad cardiaca en las mujeres entre 50 y 59.
  • La terapia con estrógeno por sí misma redujo el riesgo de enfermedad cardiaca en las mujeres que tenían entre 50 y 59.
  • La terapia de reemplazo hormonal ayuda a mantener la salud ósea.
  • La cognición no resulta afectada por el uso de hormonas entre los 50 y los 59, y la terapia hormonal podría ayudar a prevenir una parte del declive cognitivo en este grupo de edad.
  • El uso combinado de estrógeno y progesterona podría aumentar el riesgo de cáncer de mama luego de 5 años de uso. La terapia de sólo estrógeno pareció no incrementar el riesgo de cáncer de mama luego de 7 años de uso. Los investigadores consideraron que el aumento en el riesgo de cáncer de mama de la terapia hormonal era reducido, sobre todo si se comparaba con otros factores de riesgo, como la obesidad.

Lobo aseguró que hay mujeres que definitivamente no deberían usar TRH, las que ya tienen enfermedad cardiaca, las que han tenido cáncer de mama y las que tienen antecedentes de coágulos.

McNeil aseguró que no recomienda la TRH para las mujeres que tienen varios factores de riesgo de enfermedad cardiaca, como diabetes, hipertensión, antecedentes familiares contundentes o tabaquismo.

"Una mujer sana que tenga síntomas [como sofocos o resequedad vaginal] que entre a la menopausia obtendrá algo de beneficios para la calidad de vida de las hormonas", aseguró Lobo, que agregó que los efectos protectores observados en la salud ósea y el riesgo cardiovascular son adicionales para las mujeres que toman hormonas para el alivio de los síntomas.

"No creo que vayamos a recetar nunca hormonas únicamente para la edad cardiaca, pero es un beneficio adicional", dijo.

"Durante los primeros cinco años de terapia, no hay aumento en el riesgo de cáncer de mama y, para las pacientes de riesgo normal, no hay mayor riesgo de enfermedad cardiovascular, por lo que las mujeres pueden tener la tranquilidad de que sus síntomas se controlarán de manera efectiva", aseguró McNeil.

"La terapia hormonal no es para todo el mundo, [pero si tiene síntomas], no sufra, hable con su médico", recomendó Lobo.

Más información

Para más información sobre la terapia hormonal y la menopausia, visite la U.S. Food and Drug Administration.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango

FUENTES: Roger Lobo, M.D., professor, obstetrics and gynecology, Columbia University, New York City; Melissa McNeil, M.D., professor of medicine, obstetrics and gynecology, University of Pittsburgh School of Medicine, and chief, section of women's health, University of Pittsburgh Medical Center, Pa.; May 20, 2008, presentation, World Congress on the Menopause, Madrid, Spain

Last Updated: