Las mujeres que se levantan temprano quizá sean un poco menos propensas a desarrollar un cáncer de mama

In English

Por
Reportera de HealthDay

JUEVES, 27 de junio de 2019 (HealthDay News) -- Si es una mujer a quien le encanta levantarse temprano por la mañana, una nueva investigación tiene buenas noticias: usted tiene un riesgo ligeramente más bajo de desarrollar un cáncer de mama.

El análisis sugiere un pequeño aumento en el riesgo de cáncer de mama en las noctámbulas y las personas que tienden a dormir más de las siete u ocho horas usuales por noche.

"El sueño afecta a la salud", dijo la coautora del estudio, Caroline Relton, profesora en la Universidad de Bristol, en Reino Unido.

"El estudio encontró evidencias de un efecto protector de la preferencia matutina en el riesgo de cáncer de mama", señaló.

Lo que el equipo del estudio no pudo determinar con los datos fue el motivo exacto de que el tipo de sueño (madrugadora o noctámbula) pudiera afectar al riesgo de cáncer de mama.

Eva Schernhammer, autora de un editorial publicado junto con el estudio, dijo que "un mecanismo posible podría relacionarse con un desfase entre los relojes internos y externos". Schernhammer es catedrática de epidemiología en la Universidad Médica de Viena, en Austria.

La alteración del ritmo circadiano normal puede afectar al funcionamiento del cuerpo. Un ejemplo es la variación normal en los niveles de serotonina, comentó Schernhammer en su editorial. La serotonina es una hormona que se produce de forma natural.

El Dr. Daniel Barone, especialista en el sueño en NewYork-Presbyterian y Weill Cornell Medicine, en la ciudad de Nueva York, dijo que la melatonina es un potente antioxidante.

"Si se reduce la melatonina, es posible que eso conduzca a una respuesta inflamatoria en el cuerpo", planteó. (La inflamación se ha vinculado con el cáncer y otras afecciones de la salud).

Tanto Barone como Schernhammer apuntaron que el trabajo en turnos de noche se ha vinculado con un aumento en el riesgo de enfermedad cardiaca. La dieta podría ser un motivo. Dijo que es más difícil encontrar opciones de alimentos nutritivos de noche, y los trabajadores en turnos nocturnos podrían obtener su comida de lugares como las máquinas expendedoras. La dieta puede tener un impacto en el riesgo de enfermedad cardiaca y cáncer de mama.

El nuevo análisis observó a dos grandes grupos de datos, que incluían a unas 400,000 mujeres en total.

Estudios anteriores han preguntado a las mujeres sobre su tipo de sueño: si preferían la mañana o la noche, cuánto tiempo dormían, y si tenían insomnio o no.

Pero estos investigadores controlaron los datos para tomar en cuenta otros factores que pueden afectar al riesgo de cáncer de mama, como la obesidad, los antecedentes familiares de cáncer de mama, el consumo de alcohol y el tabaquismo.

Las mujeres que dijeron que preferían las mañanas tenían ligeramente menos probabilidades de desarrollar un cáncer de mama. Los investigadores apuntaron que las madrugadoras tenían más o menos un caso menos de cáncer de mama por cada 100 mujeres, en comparación con las noctámbulas.

¿Deberían las noctámbulas preocuparse?

Quizá todavía no, dijo la Dra. Alice Police, cirujana del cáncer de mama.

"Este estudio sugiere que podría haber una incidencia más baja de cáncer de mama en las personas que prefieren la mañana", comentó, pero anotó que los datos del estudio son "imprecisos".

"Hasta que comprendamos otras correlaciones, como la obesidad y las tasas de ejercicio en las personas madrugadoras versus las noctámbulas, no creo que se puedan sacar conclusiones definitivas", añadió Police, directora regional de cirugía de mama de Westchester en el Instituto Oncológico de Northwell Health, en Sleepy Hollow, Nueva York.

Relton se mostró de acuerdo en que se necesita más investigación, sobre todo para averiguar el motivo subyacente de que las personas madrugadoras parezcan tener un riesgo más bajo de cáncer de mama.

Mientras tanto, dijo que es posible que cambiar el horario de sueño para dar preferencia a la mañana quizá modifique el riesgo, aunque se necesita más investigación antes de que los médicos puedan hacer una recomendación específica.

Si quiere intentar irse a dormir a una hora más temprana de noche, Barone, experto en el sueño, dijo que el mejor cambio que podría hacer es limitar la "luz azul" de noche.

"Cualquier pantalla que pueda ver sin luz adicional es una luz azul, y la luz azul le indica al cerebro que el sol está brillando y que deberíamos desactivar la producción de melatonina. Apague las luces azules más o menos una hora antes de irse a la cama para ayudar a mantener a su cuerpo más sintonizado con lo que fue diseñado para hacer", añadió.

Si tiene problemas para dormir, tomar un complemento de melatonina alrededor de media hora antes de irse a la cama puede ayudar, anotó Barone.

Si se pregunta qué más podría hacer para reducir el riesgo de cáncer de mama, Schernhammer, autora del editorial, planteó que "una mujer debería preocuparse más por otros factores de riesgo más establecidos del cáncer de mama".

Relton se mostró de acuerdo, y explicó que los factores de riesgo como el consumo de alcohol y la obesidad aumentan el riesgo de cáncer de mama mucho más de lo que el patrón de sueño pudiera aumentarlo.

Más información

Para más información sobre la prevención del cáncer de mama, visite la Sociedad Americana Contra El Cáncer (American Cancer Society).


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

FUENTES: Caroline Relton, Ph.D., professor and director, Bristol Population Health Science Institute, University of Bristol, United Kingdom; Eva Schernhammer, Ph.D., professor and chair, epidemiology, Medical University of Vienna, Austria; Daniel Barone, M.D., neurologist and assistant professor of neurology, NewYork-Presbyterian and Weill Cornell Medicine, New York City; Alice Police, M.D., Westchester regional director of breast surgery, Northwell Health Cancer Institute, Sleepy Hollow, N.Y.; June 26, 2019, BMJ, online

Last Updated: