Las pruebas de detección y el tratamiento reducen las muertes por cáncer de mama a la mitad

In English

Por
Reportero de HealthDay

MARTES, 9 de enero de 2018 (HealthDay News) -- Los avances en las pruebas de detección y el tratamiento del cáncer de mama han reducido el porcentaje de mujeres que fallecen de la enfermedad, revela un nuevo análisis.

"Los avances en las pruebas de detección y el tratamiento salvan vidas", aseguró la investigadora líder, Sylvia Plevritis, profesora de radiología y ciencias de datos biomédicos en la Facultad de Medicina de la Universidad de Stanford. "Este es un ejemplo de que toda esa inversión en la investigación y los descubrimientos ha tenido un beneficio real. Se ha traducido en una diferencia".

Las pruebas de detección y el tratamiento redujeron las muertes por cáncer de mama en un 49 por ciento en 2012, frente a una reducción del 37 por ciento en 2000, según el estudio.

Los tratamientos que se dirigen a tipos específicos de cáncer de mama han generado la mayor parte del avance científico, y como tal han tenido un rol más importante al salvar vidas, encontraron los investigadores.

Unos mejores tratamientos para el cáncer conformaron un 63 por ciento de la reducción en las muertes por cáncer de mama en 2012, frente a un 37 por ciento debido a la detección temprana del cáncer mediante las pruebas, mostraron los hallazgos del estudio.

En 2000, el tratamiento y las pruebas de detección tenían la misma importancia, y cada uno fue responsable del 50 por ciento de las vidas salvadas del cáncer de mama, señalaron los investigadores.

La terapia hormonal está ahora disponible para contrarrestar a los cánceres impulsados por el estrógeno, mientras que el medicamento dirigido Herceptin (trastuzumab) ha sido una maravilla para tratar a los cánceres de mama provocados por anomalías genéticas, explicó el Dr. Len Lichtenfeld, subdirector médico de la Sociedad Americana Contra El Cáncer (American Cáncer Society).

Esos nuevos tratamientos, en combinación con mejoras en la quimioterapia tradicional, están ayudando a más mujeres a vencer al cáncer de mama, aseguró Lichtenfeld.

El mayor avance en las pruebas de detección del cáncer de mama en el mismo periodo fue el cambio a la mamografía digital, que produce unas imágenes más limpias y mejores, añadió.

"En el periodo de 2000 a 2012 hubo algunos avances en las tecnología de las pruebas de detección del cáncer de mama, pero el tratamiento tuvo un mayor impacto", dijo Lichtenfeld.

En el estudio, Plevritis y sus colaboradores introdujeron datos de la monitorización del cáncer en una serie de seis simulaciones computarizadas distintas.

Cada simulación estimó cuál habría sido la tasa de mortalidad en un año dado entre 2000 y 2012 sin la disponibilidad de las pruebas de detección y el tratamiento de punta, y cuánto había contribuido cada uno a la reducción en las muertes, comentó Plevritis.

El análisis computarizado también observó el nivel de reducción que había ocurrido en distintos subtipos de cáncer de mama.

Por ejemplo, el tratamiento explica más o menos un 69 por ciento de las vidas salvadas de mujeres con cánceres propulsados por el estrógeno y las anomalías genéticas, mientras que las pruebas de detección se asocian con apenas un 31 por ciento del declive en la mortalidad, apuntaron los investigadores.

Por otro lado, las pruebas de detección siguen teniendo un rol importante en salvar las vidas de las mujeres con el cáncer de mama "triple negativo", que no es propulsado por las hormonas ni por la genética. Los cánceres triples negativos conforman más o menos un 12 por ciento de todos los casos de cáncer de mama, pero son casi el doble de comunes en las mujeres negras que en las blancas, según la Sociedad Americana Contra El Cáncer.

Más o menos un 48 por ciento del declive en las muertes debidas al cáncer de mama triple negativo se puede atribuir a las pruebas de detección, y un 52 por ciento al tratamiento, algo similar a la división encontrada en 2000, dijeron los investigadores.

"La mamografía es un factor contribuyente importante a la reducción en la mortalidad por el cáncer de mama", aseguró Plevritis. "Pero el beneficio general es mayor debido en gran medida a los avances en el tratamiento".

Las pruebas de detección siguen siendo importantes, porque los cánceres de mama detectados más pronto son más fáciles de tratar, señaló el Dr. Daniel Hayes, director clínico del programa de oncología del seno de la Universidad de Michigan.

"La detección temprana también mejora al tratamiento sistémico", dijo Hayes, ex presidente inmediato de la Sociedad Americana de Oncología Clínica (American Society of Clinical Oncology). "La mayoría de los que atendemos a los pacientes del cáncer seguimos creyendo que los programas racionales de pruebas de detección son una buena política de salud pública. Independientemente del tipo de cáncer que se tenga, detectarlo pronto mediante las pruebas y entonces tratarlo reduce de forma sustancial el riesgo de fallecer por el cáncer", añadió.

Según Lichtenfeld, "esos modelos computarizados muestran con claridad que la mamografía reduce la mortalidad por el cáncer de mama, y que ha hecho una contribución significativa a lo largo del tiempo. No debemos entender que el mensaje es que todo se debe al tratamiento. Ese no es el mensaje correcto".

Los hallazgos del estudio aparecen en la edición del 9 de enero de la revista Journal of the American Medical Association.

Más información

Para más información sobre el cáncer de mama, visite la Sociedad Americana Contra El Cáncer.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2018, HealthDay

FUENTES: Sylvia Plevritis, Ph.D., professor, radiology and biomedical data science, Stanford University School of Medicine, Stanford, Calif.; Len Lichtenfeld, M.D., deputy chief medical officer, American Cancer Society; Daniel Hayes, M.D., clinical director, breast oncology program, University of Michigan, and immediate past president, American Society of Clinical Oncology; Jan. 9, 2018, Journal of the American Medical Association

Last Updated: