Los efectos secundarios del tamoxifén alejan a algunas

Las mujeres se muestran reacias a tomarlo como medida preventiva para el cáncer de mama

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

MIÉRCOLES 15 de diciembre (HealthDayNews/HispaniCare) -- Las preocupaciones por los efectos secundarios disuaden a muchas mujeres en alto riesgo de cáncer de mama de tomar tamoxifén, según un estudio que aparece en la edición del 14 de diciembre del Journal of Clinical Oncology.

Se ha demostrado que el uso del tamoxifén reduce el riesgo de cáncer de mama invasivo y no invasivo en cerca del 50 por ciento, además de ser el único medicamento para la prevención del cáncer aprobado por la U.S. Food and Drug Administration.

Pero hay una gran cantidad de efectos secundarios y de riesgos relacionados con el medicamento, como un mayor riesgo de coágulos sanguíneos, cataratas y cáncer del endometrio. El tamoxifén también puede incrementar los síntomas de la menopausia, como los acaloramientos y la sudoración nocturna.

"A pesar de que la disponibilidad del tamoxifén es un avance significativo para la prevención del cáncer de mama, también constituye una decisión difícil para las mujeres en alto riesgo de desarrollar la enfermedad", aseguró en una declaración preparada Sharon Bober, autora del estudio, psicóloga de planta del Centro Médico e instructora clínica del departamento de psiquiatría de la Escuela de Medicina de Harvard.

"Nuestro estudio subraya la necesidad [para los profesionales de la medicina] de tomar en cuenta factores psicológicos que podrían influir sobre la toma de decisiones para ayudar a que las mujeres se sientan confiadas y satisfechas con su opción de tratamiento", aseguró Bober.

Ella y sus colegas evaluaron las decisiones respecto al tratamiento de 129 mujeres en alto riesgo de cáncer de mama. De esas mujeres, el 51 por ciento decidió tomar tamoxifén o inscribirse en un estudio en el que éste se comparaba con otro medicamento de la misma clase, el 35 por ciento decidió no tomar tamoxifén y el 14 por ciento estaba indeciso.

El estudio halló que las mujeres que recibieron una recomendación de sus médicos de tomar tamoxifén tenían más posibilidades de tomar el medicamento, así como las mujeres que habían recibido un resultado anormal de sus mamas y aquellas que creyeron estar en mayor riesgo de desarrollar cáncer de mama.

Una historia familiar de cáncer de mama no aumentó las posibilidades de que una mujer tomara tamoxifén.

Las mujeres que decidieron no tomar tamoxifén tenían más posibilidades de informar que temían a los efectos secundarios y que creían que el medicamento no resultaría eficaz para prevenir el cáncer de mama. Las mujeres sintieron que no tenían suficiente información acerca de sus opciones, tenían más posibilidades de estar indecisas.

Más información

El U.S. National Cancer Institute tiene más información sobre el tamoxifén.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare

FUENTE: Journal of Clinical Oncology, news release, Dec. 14, 2004

--

Last Updated: