Los expertos recomiendan más pruebas de cáncer de mama

Pero un reporte dice que la falta de facilidades y personal impiden el progreso

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

Por
Reportera de HealthDay

JUEVES 10 de junio (HealthDayNews/HispaniCare) -- Más mujeres necesitan tener mejor acceso a mamografías, actualmente la mejor herramienta disponible para detectar cáncer de mama y salvar vidas.

Esa es la recomendación de los consejeros del gobierno de los EE.UU., cuyo nuevo reporte advirtió sobre la disminución del número de centros de diagnóstico por imágenes y del personal para interpretar las mamografías.

El informe, Saving Women's Lives: Strategies for Improving Breast Cancer Detection and Diagnosis (Salvando las vidas de las mujeres: estrategias para mejorar la detección y el diagnóstico del cáncer de mama) fue publicado el jueves por el Institute of Medicine (IOM) y el National Research Council of the National Academies.

"Estamos progresando mucho contra el cáncer de mama, pero aún no es suficiente", dijo el Dr. Harvey Fineberg, presidente de IOM en una rueda de prensa. "Dado que no hay garantía de cura, especialmente en las etapas tardías de la enfermedad, y ya que no hay manera de prevenir el cáncer de mama, la mejor forma es trabajar en maneras de detectar el cáncer de mama en la etapa más temprana posible, la etapa es que es más tratable y curable".

La incidencia del cáncer de mama continúa subiendo, con la probabilidad de que más de 200,000 nuevos casos sean diagnosticados en los Estados Unidos este año y 40,000 mujeres que morirán de esta enfermedad. Aunque las tasas de supervivencia están mejorando, "aún hay una laguna significativa en términos de las vidas que podríamos estar salvando", declaró el Dr. Martin D. Abeloff, miembro del comité del IOM que preparó el informe y director del Sidney Kimmel Comprehensive Cancer Center en el Johns Hopkins Hospital and Health Systems.

El comité duró 18 meses observando qué tecnologías emergentes tenían el mayor potencial para mejorar la detección temprana del cáncer de mama, y cuáles metodologías tenían probabilidades de salvar más vidas hoy en día.

Varias tecnologías están en desarrollo, pero hasta que sean validadas, los expertos necesitan usar las que están disponibles. "Sabemos que la mamografía no es una herramienta perfecta, pero es la mejor herramienta de prueba que tenemos por el momento", afirmó Jean Lynn, una enfermera que es directora de programa de Centro de Cuidado del Seno y Mamografía Móvil de la Universidad George Washington.

Desafortunadamente, el acceso a las mamografías se ve severamente impedido por una cantidad de factores, especialmente la escasez en aumento de facilidades y de personal calificado para leer e interpretar mamografías. "Los centros que realizan estos diagnósticos han estado cerrando a una tasa constante. Los especialistas en diagnóstico por imágenes del seno se están convirtiendo en una especie en peligro de extinción", dijo Abeloff.

Según la Dra. Janet Joy, directora del estudio y funcionario principal del programa de IOM, el número de centros de mamografía ha disminuido en un 8.5 por ciento durante los últimos cuatro años, y entre 2001 y 2003, la tasa de cierre ha duplicado la tasa de aperturas. Menos residentes médicos eligen este campo, dejando las becas de capacitación sin usar.

¿Por qué? El miedo a las demandas por negligencia (los diagnósticos de cáncer de mama no realizados son la causa principal de negligencia médica, dijo Abeloff) y falta de dinero. Medicare paga poco más de $82 por una mamografía, cuya realización cuesta a una clínica independiente cerca de $87, y cerca de $105 a un hospital. "Aproximadamente 40 millones de mujeres se hacen la prueba, así que el efecto multiplicador es enorme", apuntó Joy.

El comité recomendó que tecnólogos no médicos sean entrenados para hacer pruebas previas o releer mamografías bajo la supervisión de un especialista en cáncer de mama, una práctica que está siendo adoptada en algunos países europeos e incluso en partes de los Estados Unidos. Entre otras opciones se encuentran el envío de invitaciones a pruebas para las mujeres y centralizar las interpretaciones de las mamografías para mayor exactitud. Ambos modelos se usan en Gran Bretaña y en Suecia, y en lugares limitados en los Estados Unidos.

Los especialistas también tienen que aprender cómo identificar a las mujeres que se beneficiarían al máximo de pruebas intensivas. "El comité tiene una visión de un futuro, tal vez en la próxima década, en que las pruebas de cáncer de mama puedan ser estratificadas según el nivel de riesgo", dijo Abeloff.

Finalmente, el valor percibido de las tecnologías emergentes se basa demasiado en la "publicidad y el mercadeo", apuntó Abeloff.

Una prueba está comparando actualmente mamografías digitales y en película en casi 50,000 mujeres. "Esto declarará si la mamografía digital mejora la detección del cáncer de mama en poblaciones con cáncer promedio", dijo la Dra. Etta Pisano, miembro del comité de IOM y jefe de diagnóstico por imágenes de seno del Hospital de la Universidad de Carolina del Norte. Pisano es la investigadora principal de este ensayo.

Mientras tanto, los esfuerzos deben concentrarse en cómo mejorar lo que ya está disponible.

"La mamografía es la mejor herramienta de pruebas de cáncer de mama disponible actualmente y en el futuro cercano", apuntó Abeloff. "Pero esto no significa que tengamos que quedarnos con la mamografía tal como es ahora mismo".

Más Información

Lea el reporte en el Institute of Medicine.

FUENTES: Press conference with Harvey Fineberg, M.D., president, Institute of Medicine (IOM); Martin D. Abeloff, M.D., IOM committee member and director, Sidney Kimmel Comprehensive Cancer Center, Johns Hopkins Hospital and Health Systems; Etta Pisano, M.D., IOM committee member and Chief of Breast Imaging, Department of Radiology, University of North Carolina Hospitals; Jean Lynn, R.N., program director, George Washington University's Breast Care Center and Mobile Mammography Program; Janet Joy, M.D., study director, senior program officer, IOM; IOM report, Saving Women's Lives: Strategies for Improving Breast Cancer Detection and Diagnosis

Last Updated: