Los medicamentos contra el colesterol pueden funcionar también para luchar contra el cáncer

Sin embargo, los investigadores afirman que se necesitan realizar más estudios antes de empezar a utilizar las estatinas para combatir los tumores

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

Por
Reportera de HealthDay

MARTES 8 de junio (HealthDayNews/HispaniCare) -- ¿Pueden los populares medicamentos contra el colesterol, conocidos como estatinas, funcionar también como tratamientos contra el cáncer?

Una nueva investigación sugiere que podrían contribuir a reducir el riesgo de cáncer de colon. Este hallazgo sigue la línea de anteriores investigaciones que afirmaban que estos medicamentos pueden proteger contra una gran variedad de cánceres, incluidos los tumores de mama.

Sin embargo, tanto los expertos como los autores del estudio piden prudencia a la hora de interpretar estos resultados.

En una reciente presentación realizada durante la reunión anual de la American Society of Clinical Oncology celebrada en Nueva Orleans, un grupo de investigadores reveló que los individuos que consumieron estatinas durante cinco años o más parecían reducir el riesgo de cáncer de colon a la mitad.

"Creo que tenemos que ser muy precavidos para no interpretar excesivamente los datos recogidos de estudios observacionales, porque no sería la primera vez que cometiéramos algún error", afirmó el Dr. Stephen Gruber, autor principal del estudio y profesor asociado de medicina interna, epidemiología y genética humana del Centro para el Cáncer de la Universidad de Michigan. "Por otro lado, el peso de las pruebas sugiere que estos medicamentos son de gran interés y deben ser examinados más a fondo".

Anteriores investigaciones mostraron que las mujeres que consumieron estatinas durante cinco años o más reducían el riesgo de desarrollar cáncer de mama hasta en un 30 por ciento. Por otro lado, un estudio realizado en Holanda descubrió que los individuos que consumían este tipo de medicamentos presentaban un menor riesgo en general de padecer cáncer.

Las estatinas, que fueron aprobadas por la U.S. Food and Drug Administration en 1987, son consumidas por millones de personas para prevenir enfermedades cardiacas. El Dr. Donald A. Smith, director de lípidos y metabolismo de Mount Sinai Medical Center de Nueva York, señaló que las estatinas pueden producir una reducción de entre un 25 y un 45 por ciento en el riesgo de apoplejía, ataques cardiacos y muertes por ataque cardiaco al mantener los niveles de colesterol dentro de los límites recomendados.

Este nuevo estudio es el primero que evalúa la relación entre las estatinas y el cáncer colorrectal.

Los investigadores estudiaron datos recogidos en la zona norte de Israel entre 1,708 individuos con cáncer de colon y 1,737, que no padecían dicha enfermedad. La reducción en el riesgo relativo fue de un 50 por ciento. Y, a pesar de que la reducción de riesgo absoluto es más difícil de medir con un estudio de este tipo, Gruber estimó que las estatinas reducirían el riesgo total de desarrollar cáncer colorrectal entre un 3 y un 6 por ciento en una persona con un riesgo medio.

Sin embargo, hay problemas de tipo metodológico en un estudio observacional, en el que la gente es entrevistada sobre el uso de medicamentos, en vez de ser supervisados por doctores.

"Hay que ser extraordinariamente cuidadoso", afirmó Smith. "Existe un sesgo inherente en este tipo de controles de caso. El beneficio de estos estudios es que son muy fáciles y muy baratos de realizar. El problema es que los resultados pueden ser altamente erróneos. Aunque resulten interesantes como estudios que generen hipótesis, no prueban nada".

Smith apuntó el ejemplo de la terapia de estrógenos para las enfermedades cardiacas. Los estudios observacionales sugirieron que la terapia de reemplazo de hormonas podría proteger contra esta enfermedad, pero cuando se realizó la Women's Health Initiative (iniciativa de salud de la mujer), se descubrió que la realidad era todo lo contrario.

No obstante, los autores de este nuevo estudio creen que estos hallazgos pueden ser algo más que una simple casualidad. Por un lado, parece que las estatinas desactivan los genes cancerígenos y reducen la inflamación dentro de las células, apuntó Gruber. Por otro lado, los datos parece estar relacionados específicamente con las estatinas y no con otros medicamentos reductores del colesterol.

Gruber está ahora planificando pruebas clínicas para ver si las estatinas tienen realmente un efecto preventivo sobre el cáncer. Mientras tanto, no recomienda que las personas que gocen de buena salud comiencen a consumir estatinas para prevenir el cáncer.

"Dado que se trata de un estudio observacional y no de una prueba clínica, recomendaría que las personas con buena salud no deberían tomar estatinas por esta razón" añadió. "Esto no debería cambiar la forma en que se utilizan las estatinas porque esta indicación no está aprobada por la FDA".

Más Información

El National Cancer Institute tiene más información sobre el cáncer colorrectal.

FUENTES: Donald A. Smith, M.D., director, lipids and metabolism, Mount Sinai Medical Center, New York City; Stephen Gruber, M.D., Ph.D., associate professor, internal medicine, epidemiology and human genetics, University of Michigan Cancer Center, Ann Arbor; June 6, 2004, presentation, American Society of Clinical Oncology annual meeting, New Orleans

Last Updated: