Follow Our Live Coverage of COVID-19 Developments

Muchos cánceres de mama masculinos se diagnostican tarde, y los retrasos pueden resultar letales

In English

Por
Reportero de HealthDay

JUEVES, 15 de octubre de 2020 (HealthDay News) -- El cáncer de mama es raro en los hombres. Pero como no se sospecha con frecuencia en los hombres, el diagnóstico muchas veces ocurre solo después de que el tumor ha comenzado a propagarse por el cuerpo, muestra una investigación reciente.

"Más o menos la mitad de los hombres con un cáncer de mama recibieron un diagnóstico después de que se había propagado" a tejidos cercanos o distantes, señaló un equipo de investigadores de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

Un diagnóstico tardío puede resultar letal. En general, la supervivencia a cinco años del cáncer de mama masculino que se diagnostica temprano es de casi un 99 por ciento, pero se redujo a alrededor de un 26 por ciento entre los hombres cuyos tumores ya se habían propagado a lugares "distantes" en el momento del diagnóstico.

Casi uno de cada 10 casos de cáncer de mama masculino (un 8.7 por ciento) se diagnosticaron en una etapa avanzada, encontró el equipo de los CDC.

"Los hombres tendían a recibir un diagnóstico más tarde, porque ellos y sus médicos de atención primaria no están atentos al cáncer de mama", explicó la Dra. Alice Police, directora de cirugía del seno del Instituto Oncológico de Northwell Health en Sleepy Hollow, Nueva York.

El nuevo estudio "alienta a los médicos de atención primaria a preguntar a los hombres sobre los bultos en el pecho y los antecedentes familiares [de cáncer de mama]", añadió Police, que no participó en la investigación.

Aun así, los cánceres de mama masculinos siguen siendo raros. Según los CDC, en los hombres ocurren unos 2,300 casos, es decir, un 1 por ciento del número total de cánceres de mama en Estados Unidos. Los riesgos aumentan con la edad, "y en comparación con las mujeres, los hombres reciben diagnósticos a una edad más avanzada y con frecuencia en una etapa más tardía de la enfermedad", apuntó el equipo dirigido por Taylor Ellington, de la División de Prevención y Control del Cáncer de los CDC.

Ellington y sus colaboradores usaron datos de salud de EE. UU. para rastrear los resultados de casi 15,000 hombres diagnosticados con un cáncer de mama entre 2007 y 2016.

Los investigadores encontraron que, si se diagnostican temprano, esos cánceres son altamente curables, y que casi todos los hombres diagnosticados con un tumor localizado sobreviven al menos cinco años.

Pero los cánceres que se habían propagado ofrecían un pronóstico mucho más sombrío, y los hombres de las minorías eran más propensos a ser diagnosticados en una etapa más tardía. En general, poco más de un 12 por ciento de los hombres negros con un cáncer de mama fueron diagnosticados después de que el tumor se propagara a un lugar distante, frente a apenas un 8 por ciento de los hombres blancos y un 7 por ciento de los hombres hispanos.

Un tratamiento oportuno y agresivo también pareció clave para la supervivencia a largo plazo. "La supervivencia a 5 años entre los hombres con un cáncer de mama fue mucho peor entre los que no recibieron ningún tratamiento o que [solo] recibieron radioterapia primaria, en comparación con los que se sometieron a cualquier tipo de mastectomía", reportó el grupo de Ellington.

Las señales del cáncer de mama en los hombres no son distintas que las de las mujeres. Esos síntomas pueden incluir "un bulto indoloro o un engrosamiento del tejido del seno; que en la piel aparezcan hoyuelos, se haga más gruesa, haya enrojecimiento o costras; y que haya descargas, úlceras o retracción del pezón", según los autores del estudio.

Los antecedentes familiares también son clave, dado que los mismos genes que pueden aumentar el riesgo de cáncer de mama en las mujeres (el BRCA1 y el BRCA2) funcionan de forma similar en los hombres.

Police dijo que "sabemos que los hombres con cáncer de mama tienen una tasa más alta de mutaciones genéticas que las mujeres, y por tanto hay una oportunidad de identificar a estos individuos, lo que podría resultar en un diagnóstico en una etapa más temprana".

Según el equipo de Ellington, "hablar de forma rutinaria sobre los antecedentes de salud familiares con los pacientes podría ayudar a los proveedores de atención de la salud a identificar a los hombres que podrían estar en un mayor riesgo". Una vez se ha establecido que hay unos antecedentes familiares preocupantes, se debe alentar a estos hombres a que realicen autoexámenes del pecho (a partir de los 35 años), y esos hombres también deben "someterse a consejería y pruebas de las mutaciones genéticas", plantearon los autores del estudio.

Y Police añadió que hay un subgrupo que podría enfrentarse a unos riesgos especiales.

"Las mujeres transgénero [personas que han hecho la transición del género masculino al femenino] tienen un riesgo más alto de cáncer de mama que los hombres cisgénero", dijo, "mientras que los hombres transgénero tienen un riesgo de cáncer de mama que es más bajo que el de las mujeres cisgénero. Esto parece ser coherente con lo que sabemos sobre los cambios hormonales en este grupo de individuos".

El estudio aparece en la edición del 16 de octubre de la revista de los CDC, Morbidity and Mortality Weekly Report.

Más información

Aprenda más sobre el cáncer de mama masculino en la Asociación Americana Contra El Cáncer (American Cancer Society).


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2020, HealthDay

FUENTES: Alice Police, MD, Westchester regional director of breast surgery, Northwell Health Cancer Institute, Sleepy Hollow, N.Y.; Morbidity and Mortality Weekly Report, Oct. 16, 2020

Last Updated: