Supervivientes de cáncer informan sobre una alta calidad de vida luego del tratamiento

Una encuesta halla que incluso quince años después de la lumpectomía y la radioterapia, menos del cinco por ciento se queja de dolor

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

DOMINGO, 21 de septiembre (HealthDay News/Dr. Tango) -- Un estudio reciente señala que las mujeres que se someten a radioterapia y lumpectomía para combatir el cáncer de mama tienen una calidad de vida similar a la de la mayoría de las mujeres adultas estadounidenses varios años después del tratamiento.

"Los tratamientos para el cáncer de mama podrían reducir la calidad de vida temporalmente, pero esto es evidencia de que los supervivientes, en promedio, retornar a una calidad de vida normal", señaló en un comunicado de prensa del centro el Dr. Gary Freedman, investigador líder y médico del departamento de oncología de radiación del Centro oncológico Fox Chase de Filadelfia.

Se esperaba que los hallazgos, basados en una encuesta de 1,050 mujeres en etapa inicial de cáncer de mama que recibieron tratamiento con cirugía de conservación de mama y radioterapia con o sin quimioterapia y terapia hormonal, fueran presentados el domingo en la reunión anual de la American Society for Therapeutic Radiology and Oncology en Boston.

La encuesta corta, que tomaron las mujeres en varios momentos del seguimiento, desde tres meses hasta quince años después del tratamiento, halló que las supervivientes de cáncer de mama de todos los grupos de edad dijeron que tenían una alta calidad de vida y estado de salud comparable con el de la población femenina estadounidense general.

A lo largo de los años, las supervivientes tenían con más frecuencia a decir que no experimentaban problemas o solo algunos. Para tres preguntas relacionadas con la ansiedad, el dolor y la capacidad para realizar las actividades habituales, las actividades tendieron a mejorar, pues pasaron de informar sobre "algunos problemas" a "ningún problema". Menos del cinco por ciento informó sobre problemas extremos con el dolor, la actividad usual o el autocuidado.

Freedman advirtió que "la encuesta es una medida general de la calidad de vida y no incluye información sobre todos los efectos secundarios posibles, como linfedema, o si las mujeres están contentas con la apariencia de sus senos".

Más información

El National Cancer Institute tiene más información sobre el la detección y el diagnóstico del cáncer de mama.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango

FUENTE: Fox Chase Cancer Center news release, Sept. 21, 2008

--

Last Updated: