Un fármaco común para la diabetes podría ayudar a combatir el cáncer

La combinación de metformina y quimioterapia encoge los tumores y retrasa su recurrencia en ratones, según un estudio

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

Por
Reportera de Healthday

MIÉRCOLES 14 de septiembre (HealthDay News/DrTango) -- Una investigación reciente sugiere que la adición de metformina, un medicamento ampliamente utilizado para la diabetes, ofrece esperanzas para tratar y retrasar la reincidencia del cáncer de mama.

En pruebas de laboratorio con ratones que tenían cáncer de mama, los investigadores hallaron que la combinación de medicamentos suprimió las células madre del cáncer que se cree suscitan el avance de los tumores.

"Descubrimos que la metformina elimina las células madre del cáncer de manera selectiva. Muy pocos compuestos hacen esto", señaló Kevin Struhl, investigador líder de un artículo que aparece en la edición anticipada en línea del 14 de septiembre de Cancer Research.

Las células madre son resistentes a la quimioterapia. Los científicos esperaban hallar un compuesto que las eliminara. "La idea básica de la hipótesis de las células madre es que la quimioterapia estándar puede eliminar las células madre que componen sustancialmente el tumor, pero no está alcanzando las células madre, por lo que vuelven a crecer y el tumor regresa. Ese es un patrón clásico", señaló Struhl, profesor de bioquímica y farmacología molecular de la facultad de medicina de la Harvard.

Que la metformina sea un compuesto conocido es otra buena noticia. "Lo emocionante de esto es que hallaron un compuesto antiguo y relativamente seguro y mostraron que tenía una propiedad que era selectivamente tóxica para las células madre del cáncer", señaló el Dr. Jonathan Chernoff, vicedirector científico del Centro oncológico Fox Chase de Filadelfia. "Eso es nuevo".

La metformina, que se vende con los nombres de marca Glucophage, Riomet, Fortamet, Glumetza, Obimet, Dianben y Diabex, es un agente que hace que el organismo sea más sensible a la insulina. Durante décadas, millones de personas la han tomado.

"Se sabe que los diabéticos que toman metformina tienen una incidencia mucho menor de cáncer que los diabéticos que no lo hacen, por lo que ha habido una sugerencia de que el medicamento podría ser útil", aseguró Struhl.

Un estudio reciente halló que la metformina puede reducir el riesgo de un paciente diabético de desarrollar cáncer de páncreas en hasta sesenta por ciento.

Lo que no estaba claro era si la metformina ayuda a los diabéticos a enfrentar mejor sus niveles de glucemia y sensibilidad a la insulina, o si afecta al cáncer mismo. Los resultados de este estudio apuntan contundentemente a esto último.

Los ratones del estudio que recibieron simultáneamente metformina y doxorrubicina, un agente común para quimioterapia, mostraron reducciones en el tamaño del tumor para cuatro tipos de cáncer de mama, así como tiempos de remisión más largos.

Por su cuenta, la metformina, que se administró en dosis más bajas de lo normal a los diabéticos, no tuvo efectos sustanciales, lo que indica que la combinación es la clave.

Los científicos esperan que la combinación entre metformina y quimioterapia causará una necesidad de menos quimioterapia, lo que reduce efectos secundarios dolorosos.

"Básicamente, la dosis [actual] de quimioterapia está preparada para proporcionar lo máximo que usted pueda tolerar sobre la base de que entre más se elimine, mejor, pero probablemente sea demasiado", señaló Struhl. "Si se pudiera reducir la [quimioterapia] a la mitad, por ejemplo, y se usara metformina, se podría obtener resultados clínicos igualmente buenos y reducir los efectos secundarios".

Los investigadores también esperan que el protocolo de metformina podría tener efectos sinergéticos similares en otros tipos de cáncer.

Aunque siempre es bueno ser cuidadosos al interpretar estudios con ratones, "algunas de las células que estamos examinando en realidad eran de origen humano, así que aunque se examinaron para detectar tumorigenicidad en ratones, aún tiene algo de relevancia", aseguró Chernoff.

Los investigadores están planeando ensayos clínicos, que serían "la última prueba", aseguró Struhl.

Los investigadores también podrían comenzar a buscar otros fármacos para lograr efectos similares. Si otros medicamentos conocidos con buenos perfiles de seguridad resultan efectivos "sería increíble", comentó Chernoff.

Más información

Para saber más sobre las células madre, visite los Institutos Nacionales de Salud.


Artículo por HealthDay, traducido por DrTango

FUENTES: Kevin Struhl, Ph.D., the David Wesley Gaiser professor of biological chemistry and molecular pharmacology, Harvard Medical School, Boston; Jonathan Chernoff, M.D., Ph.D., deputy scientific director, Fox Chase Cancer Center, Philadelphia; Sept. 14, 2009, Cancer Research

Last Updated: