Un fármaco reduce a la mitad la recurrencia en las mujeres con un cáncer de mama común

In English

Por
Reportera de HealthDay

MIÉRCOLES, 5 de diciembre de 2018 (HealthDay News) -- En ciertas mujeres con un cáncer de mama en etapa temprana, un medicamento más reciente que combina un anticuerpo con quimioterapia podría reducir el riesgo de recurrencia de la enfermedad a la mitad, encuentra un ensayo reciente.

El estudio se enfocó en casi 1,500 mujeres con un cáncer de mama en etapa inicial que era HER2 positivo, lo que significa que porta una proteína que fomenta el crecimiento del cáncer.

Alrededor de uno de cada cinco cánceres de mama es HER2 positivo.

Todas las mujeres del nuevo ensayo se habían sometido al tratamiento estándar. Primero, recibieron la quimioterapia tradicional y el fármaco Herceptin (trastuzumab), un anticuerpo que se dirige a las células cancerosas HER2 positivas. Entonces, se sometieron a cirugía para extirpar cualquier cáncer restante.

Con frecuencia, las mujeres averiguan que la quimioterapia más Herceptin ya ha acabado con el cáncer, explicó el Dr. Charles Geyer, investigador principal del nuevo estudio.

Pero en muchas mujeres, sigue habiendo un cáncer "residual" en el momento de la cirugía. Y tienen un riesgo relativamente más alto de experimentar una recurrencia del cáncer, señaló Geyer, profesor de medicina en la Universidad Estatal de Virginia, en Richmond.

Todas las mujeres de su estudio se encontraban en esa categoría.

Ahora mismo, el estándar de la atención es que esas pacientes sigan recibiendo Herceptin durante otro año tras la cirugía. El equipo de Geyer deseaba saber si a las mujeres podría irles mejor con un fármaco distinto, llamado Kadcyla.

Kadcyla es un medicamento más reciente que combina Herceptin con un fármaco de quimioterapia llamado emtansina. En Estados Unidos, está aprobado por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU. para tratar a algunas mujeres con un cáncer de mama HER2 positivo avanzado.

Geyer explicó los puntos básicos del funcionamiento del fármaco: "La quimioterapia se vincula con el anticuerpo. La idea es que el anticuerpo lleve la quimioterapia directamente a las células que se quiere atacar".

Geyer y sus colaboradores razonaron que Kadcyla podría ser más efectivo que Herceptin en la prevención de las recurrencias en sus pacientes en etapa temprana.

"La hipótesis resultó correcta", señaló.

De las mujeres que recibieron el fármaco durante un año tras la cirugía, un 88 por ciento seguían con vida y libres de cáncer tres años después. Esto es en comparación con un 77 por ciento de las que recibieron Herceptin.

"La diferencia es bastante sustancial", aseguró el Dr. Eric Winer, oncólogo médico en el Instituto Oncológico Dana-Farber, en Boston.

Winer, que no participó en la investigación, dijo que los hallazgos probablemente "cambien la práctica a corto plazo".

Kadcyla todavía no se ha aprobado para tratar a las pacientes como las de este ensayo. Pero los médicos tienen la libertad de utilizar los medicamentos aprobados por la FDA por motivos distintos de su indicación médica oficial, aunque las aseguradoras deben aceptar pagarlos.

Winer dijo que con esta nueva evidencia "es probable" que las aseguradoras paguen el Kadcyla en casos como estos.

Cuando se aprobó en 2013, el costo del fármaco era de más de 90,000 dólares por el curso típico de tratamiento, más o menos el doble que el precio de Herceptin.

Geyer debía presentar los hallazgos el miércoles en el Simposio Anual sobre el Cáncer de Mama de San Antonio. El estudio se publicó en línea de forma simultánea en la revista New England Journal of Medicine.

La investigación fue financiada por el fabricante de Kadcyla, F. Hoffmann La Roche/Genentech. Geyer es un miembro sin pago de las juntas asesoras sobre el cáncer de mama de la compañía.

En el estudio participaron 1,486 mujeres con cáncer en etapa inicial que seguían teniendo tejido tumoral tras la quimioterapia estándar con Herceptin. Tras la cirugía, se asignaron al azar a recibir Kadcyla o Herceptin durante alrededor de un año. Ambos fármacos se administran mediante infusión, cada tres semanas.

Se siguió a las mujeres durante tres años tras su tratamiento. En ese momento, alrededor de un 12 por ciento de las pacientes que recibieron Kadcyla habían sufrido una recurrencia o habían fallecido, frente a un 22 por ciento de las pacientes que recibieron Herceptin.

Pero Kadcyla provocó más efectos secundarios, dijo Geyer. Éstos incluyeron una reducción en las plaquetas de la sangre (las células que ayudan a la sangre a coagular), además de síntomas nerviosos como entumecimiento, y elevaciones en las enzimas hepáticas.

Pero la mayoría, según Geyer, se encontraban dentro del nivel "grado 1 o 2" más leve.

Winer enmarcó los hallazgos dentro de un panorama más general. En las dos últimas décadas, los avances en el tratamiento (incluyendo a Herceptin y fármacos similares) han permitido que a cada vez más mujeres con cáncer de mama HER2 positivo les vaya bien.

"Este estudio es otro paso en la dirección de prevenir más recurrencias", dijo. "Es emocionante".

Geyer se mostró de acuerdo. "Las mujeres con un cáncer HER2 positivo en general tienen unas perspectivas muy favorables", añadió. "El grupo que tiene recurrencia se hace cada vez más pequeño".

Más información

La Sociedad Americana Contra El Cáncer (American Cancer Society) ofrece más información sobre el cáncer de mama HER2 positivo.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2018, HealthDay

FUENTES: Charles Geyer, M.D., professor, medicine, Virginia Commonwealth University School of Medicine, and chair, cancer research, Massey Cancer Center, Richmond, Va.; Eric Winer, M.D., medical oncologist, Dana-Farber Cancer Institute, and assistant professor, medicine, Harvard Medical School, Boston; Dec. 5, 2018, presentation, San Antonio Breast Cancer Symposium, Texas; Dec. 5, 2018, New England Journal of Medicine, online

Last Updated: