Un nuevo análisis del ADN en la sangre podría ayudar a orientar el tratamiento del cáncer de mama

In English

Por
Reportera de HealthDay

JUEVES, 8 de agosto de 2019 (HealthDay News) -- ¿Podría el ADN del tumor de mama de una paciente ayudar a los médicos a detectar si su sangre sigue conteniendo células cancerosas sueltas?

Un nuevo estudio de tamaño reducido sugiere que es posible. Si los hallazgos se replican en un estudio de mayor tamaño, una prueba de esa naturaleza podría ayudar a determinar si un tratamiento funciona o no. También tiene el potencial de reducir los tratamientos adicionales innecesarios para el cáncer de mama.

Ahora, las mujeres podrían recibir quimioterapia antes de la cirugía para destruir las células cancerosas. Si la quimioterapia funciona bien, es posible que una mujer quizá ni necesite cirugía, explicaron los investigadores.

El autor sénior del estudio, el Dr. Muhammed Murtaza, del Instituto de Investigación en Genómica Traslacional (Tgen) en Phoenix, dijo que alrededor de un tercio de las mujeres que se someten a una cirugía después de la quimioterapia no muestran señales de cáncer residual. Eso sugiere que quizá la cirugía no haya sido necesaria. Pero ahora mismo no hay forma de saber con certeza si hay células cancerosas restantes en la sangre sin realizar la cirugía.

Murtaza comentó que los investigadores esperaban crear una prueba que se pudiera realizar antes y después de la quimioterapia para predecir cuáles mujeres necesitan una cirugía y cuáles quizá no necesiten el procedimiento adicional.

Junto con el autor principal del estudio, Bradon McDonald, del Tgen, los investigadores desarrollaron una prueba personalizada llamada TARDIS que podía detectar el ADN tumoral circulante (ADNtc) usando apenas un tubo de sangre.

El ADNtc son fragmentos de ADN que se desprenden del lugar del tumor y que entonces circulan por la sangre, explicaron los autores del estudio.

La prueba se individualiza mediante el uso del ADN de un fragmento del tumor que se extrae durante el diagnóstico inicial del cáncer de mama.

"Desde que recibimos una muestra del tumor en el momento del diagnóstico, el tiempo requerido [para crear la prueba personalizada] es de tres a cuatro semanas", aseguró Murtaza. Y una vez la prueba se crea, se puede usar repetidamente para buscar el ADNtc en esa mujer en particular.

El equipo del estudio usó la prueba en 33 mujeres de 40 a 70 años que tenían cáncer de mama, apuntó Murtaza. Sus cánceres se diagnosticaron en las etapas de 1 a 3, y ninguna de las mujeres tenía cáncer que se hubiera propagado a otras partes del cuerpo (metastásico). Se dio seguimiento a las mujeres durante varios meses, desde el diagnóstico hasta el momento en que recibieron cirugía para extirpar su tumor.

En las mujeres que respondieron bien a la quimioterapia, la nueva prueba mostró una reducción del 96 por ciento en el ADNtc. Las que seguían mostrando evidencias de cáncer de mama tuvieron una reducción de apenas un 77 por ciento, lo que sugiere que la prueba será útil para orientar el tratamiento del cáncer.

El nuevo método fue 100 veces mejor en cuanto a la detección del ADNtc que los métodos de detección anteriores, afirmaron los investigadores.

"Ahora es factible monitorizar el tratamiento de forma precisa en las pacientes con cáncer de mama en etapa temprana, y estamos acercándonos a la predicción precisa de la enfermedad residual en esas pacientes", afirmó Murtaza.

Es demasiado pronto para especular sobre lo que esta prueba pudiera costar, anotó Murtaza. El desarrollo inicial de la prueba consume mucho tiempo, pero como se puede usar de forma repetida, es probable que se considere económica.

Michael Melner, científico sénior del Programa de Genética Molecular y Bioquímica del Cáncer de la Sociedad Americana Contra El Cáncer (American Cancer Society), dijo que el estudio es "muy interesante, pero todavía no sabemos si dará resultado".

Melner señaló que la capacidad de la prueba de detectar el ADNtc de forma precisa es emocionante. Si otros equipos de investigación pueden replicar los hallazgos, la prueba podría ser un importante avance, añadió.

Los hallazgos se publicaron en la edición del 7 de agosto de la revista Science Translational Medicine.

Más información

Para más información sobre las pruebas disponibles actualmente para la detección del cáncer de mama, visite la Sociedad Americana Contra El Cáncer.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

FUENTES: Muhammed Murtaza, M.B.B.S., Ph.D., assistant professor and co-director, Center for Non-Invasive Diagnostics, Translational Genomics Research Institute (TGen), Phoenix; Michael Melner, Ph.D., senior scientific director, Molecular Genetics and Biochemistry of Cancer Program, American Cancer Society; Aug. 7, 2019, Science Translational Medicine

Last Updated: