Una prueba podría determinar cuáles pacientes de cáncer de mama necesitan quimioterapia

Investigadores planean estudiar la prueba Oncotype DX en 10,000 mujeres

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

VIERNES 16 de marzo (HealthDay News/HispaniCare) -- Investigadores planean estudiar una nueva prueba que analiza el ADN de un tumor en los senos con el fin de determinar su agresividad e identificar qué pacientes necesitan la quimioterapia.

En el ensayo participarán más de 10,000 pacientes de cáncer de mama de todo Estados Unidos.

La mayoría de mujeres posmenopáusicas con pequeños tumores en los senos no necesitan quimioterapia para reducir el riesgo de recurrencia del cáncer tras una lumpectomía, explicaron los expertos.

"El dilema que tienen los médicos con estas pacientes es que, debido a que sus tumores son tan pequeños, es difícil pronosticar quién necesitará quimioterapia", planteó en una declaración preparada el investigador principal, el Dr. Thomas A. Samuel, hematólogo/oncólogo especializado en cáncer de mama del Colegio de Medicina de Georgia.

De cada 100 mujeres posmenopáusicas que tienen un tumor pequeño con receptores de estrógeno y que no muestran signos de propagación del cáncer a ganglios linfáticos, sólo cerca del 12 al 15 por ciento necesita quimioterapia para reducir el riesgo de recurrencia de cáncer, dijo Samuel.

Pero en estos momentos, esas 100 mujeres recibirían quimioterapia porque se carece de pruebas que identifiquen de manera definitiva quién necesita esta terapia y quién no, apuntó.

Este estudio investigará la prueba Oncotype DX (DXT), que analiza el ADN del cáncer de mama para determinar si es propenso a extenderse y desarrollarse. La prueba analiza 16 genes tumorales y utiliza cinco genes de referencia como controles.

Esta prueba, que cuesta varios miles de dólares, lleva en el mercado más de un año, pero aún no es utilizada ampliamente. Las participantes del Estudio de asignación de opciones individualizadas de tratamiento (TAILORx, por su sigla en inglés), financiado por el gobierno estadounidense, serán evaluadas mediante la prueba DXT.

Las que tengan el menor riesgo de recurrencia recibirán radiación y tratamiento hormonal tras la lumpectomía, mientras que las que tengan las mayores puntuaciones también se someterán a la quimioterapia. Se hará un seguimiento a las pacientes durante un periodo mínimo de cinco años después del tratamiento.

Más información

Breastcancer.org tiene más información sobre el cáncer de mama metastásico y recurrente.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare

FUENTE: Medical College of Georgia, news release, March 12, 2007

--

Last Updated: