Follow Our Live Coverage of COVID-19 Developments

La Sociedad Americana Contra El Cáncer recomienda las pruebas del VPH para la detección del cáncer del cuello uterino

In English

JUEVES, 30 de julio de 2020 (HealthDay News) -- Una directriz actualizada de la Sociedad Americana Contra El Cáncer (American Cancer Society, ACS) hace un llamamiento a unas pruebas de detección simplificadas para el cáncer de cuello uterino, que se administren con menos frecuencia.

La nueva directriz plantea una prueba de detección inicial en el cuello uterino a los 25 años, seguida de una prueba del virus del papiloma humano (VPH) cada cinco años, hasta los 65 años.

"Esas recomendaciones simplificadas pueden mejorar el cumplimiento y reducir los daños potenciales", aseguró Debbie Saslow, directora administrativa de la Sociedad Americana Contra El Cáncer. "Son posibles gracias a algunos desarrollos importantes, que nos han permitido transformar nuestro método para las pruebas de detección del cáncer de cuello uterino, sobre todo una comprensión más profunda sobre el rol del VPH y el desarrollo de herramientas para resolverlo".

Casi todos los casos de cáncer de cuello uterino son provocados por cepas del VPH. La prueba del VPH es más precisa que el frotis de Papanicolau, y se puede hacer con menos frecuencia, indicó la ACS.

Hasta que todos los laboratorios pasen al nuevo estándar de pruebas primarias del VPH, la directriz plantea que el VPH se puede utilizar en combinación con el frotis de Papanicolau. Esas pruebas conjuntas se pueden realizar cada cinco años, o el frotis de Papanicolau se puede administrar de forma individual cada tres años, señala la directriz.

Una prueba del VPH negativa se vincula con un riesgo más bajo de cáncer de cuello uterino. Hace casi 15 años que hay una vacuna contra el VPH disponible, para proteger a las mujeres de la mayoría de los casos de cáncer de cuello uterino.

La directriz anterior planteaba que las pruebas de detección comenzaran a los 21 años, pero la vacuna contra el VPH ha resultado en una reducción en las tasas de cáncer de cuello uterino.

En comparación con solo realizar el frotis de Papanicolau, Saslow señaló que se estima que la nueva estrategia prevendrá un 13 por ciento más de casos de cáncer de cuello uterino, y un 7 por ciento más de muertes por el cáncer de cuello uterino.

La directriz se publicó en la edición del 30 de julio de la revista CA: A Cancer Journal for Clinicians.

Más información

Para más información sobre el cáncer de cuello uterino, visite la Sociedad Americana Contra El Cáncer.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2020, HealthDay

FUENTE: American Cancer Society, news release, July 30, 2020

--

Last Updated: