Follow Our Live Coverage of COVID-19 Developments

Menos estadounidenses que nunca antes fuman, pero el vapeo es una amenaza creciente, según los CDC

In English

Por
Reportero de HealthDay

JUEVES, 14 de noviembre de 2019 (HealthDay News) -- El consumo de cigarrillos ha alcanzado un bajo histórico en Estados Unidos, pero los expertos señalan que el aumento del vapeo estropea lo que de lo contrario sería un tremando logro de salud pública.

Poco menos de un 14 por ciento de los adultos estadounidenses fumaron cigarrillos en 2018, un declive dramático respecto a la tasa de tabaquismo adulto en 1965, que era del 42 por ciento, según los investigadores de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

Además, todo parece señalar a que la popularidad del consumo de los cigarrillos sigue reduciéndose:

  • Alrededor de un 55 por ciento de los fumadores adultos intentaron abandonar el hábito en 2018, un aumento respecto a casi un 53 por ciento en 2009.
  • Más o menos un 7.5 por ciento de los fumadores dijeron que lograron abandonar el hábito en 2018, respecto a un 6.3 por ciento en 2009.
  • La "proporción de abandono" de fumadores que dejaron el hábito permanentemente aumentó de alrededor de un 52 por ciento en 2009 a más o menos un 62 por ciento en 2018.

Pero 1 de cada 5 adultos sigue usando alguna forma de tabaco, y el auge en el vapeo amenaza con socavar el progreso contra el consumo de cigarrillos, aseguraron los expertos.

"Son noticias buenas y malas", dijo el Dr. David Hill, miembro de la junta nacional de la Asociación Americana del Pulmón (American Lung Association). "Hemos logrado tremendos avances a lo largo de décadas en la reducción del consumo de los cigarrillos combustibles, pero cuando se ve este informe y hablan sobre el uso de los cigarrillos electrónicos, es muy preocupante".

Otros productos de tabaco usados por los adultos incluyen a los cigarros (un 3.9 por ciento), los cigarrillos electrónicos (un 3.2 por ciento), el tabaco sin humo (un 2.4 por ciento) y las pipas o narguiles (un 1 por ciento), según el informe de los CDC, Morbidity and Mortality Weekly Report, publicado el 14 de noviembre.

El uso de los cigarrillos electrónicos entre los adultos experimentó un aumento modesto, al pasar de un 2.8 por ciento en 2017 a un 3.2 por ciento en 2018, señalaron los investigadores.

Pero un 21 por ciento de los estudiantes de escuela secundaria habían vapeado en el mes anterior en 2018, y se prevé que esto provoque un repunte en las tasas de tabaquismo adulto cuando lleguen a la adultez temprana, dijeron los investigadores.

Una señal de que esto está sucediendo es que la tasa de uso de cigarrillos electrónicos entre las personas de 18 a 24 años aumentó más que entre los adultos en general, al pasar de un 5.2 por ciento en 2017 a un 7.6 por ciento en 2018.

"La juventud es la edad en que las personas experimentan, y esto es algo nuevo", comentó la Dra. Emanuela Taioli, directora del Instituto de Epidemiología Traslacional de la Escuela de Medicina Icahn de Mount Sinai, en la ciudad de Nueva York. "Muchos no saben que contiene nicotina, y así se convierten en adictos. La nicotina es el producto adictivo más potente que existe en el mercado".

Más allá de la adicción a la nicotina, el vapeo también implica sus propios peligros para la salud, anotó el Dr. Len Horovitz, especialista pulmonar en el Hospital Lenox Hill de la ciudad de Nueva York.

Más de 2,000 casos de una grave enfermedad pulmonar se han vinculado con el vapeo, y los CDC reportaron la semana pasada que un compuesto aceitoso (el acetato de vitamina E) se encontró en las muestras de fluido de los pulmones de 29 vapeadores hospitalizados en 10 estados.

Pero los CDC no han descartado la posibilidad de que otros compuestos o ingredientes pudieran contribuir a la oleada de enfermedad pulmonar relacionada con el vapeo.

"El consumo de cigarrillos se ha reducido en los últimos años, pero el vapeo ha experimentado un aumento dramático, con una variedad de dispositivos y la inclusión de sustancias adicionales a la nicotina, algunas conocidas y otras desconocidas", señaló Horovitz. "Las enfermedades y muertes recientes por el vapeo han sacado a la luz a sustancias químicas, como el acetato de vitamina E, el diacetilo, el formaldehido y el cianuro".

Por otra parte, Taioli atribuye el éxito contra el consumo de los cigarrillos a la publicidad antitabaco, los impuestos sobre el tabaco, los aumentos en la edad legal para comprar cigarrillos, y las prohibiciones estatales y locales de fumar.

"Las ciudades con las prohibiciones de fumar más fuertes y restrictivas son las que tienen las tasas más bajas de tabaquismo", aseguró.

Las personas que deseen dejar de fumar no deben confiar en que los cigarrillos electrónicos las ayuden, según Hill, de la asociación pulmonar.

"Básicamente, no tenemos muchas evidencias de que los cigarrillos electrónicos sean un producto para dejar de fumar", enfatizó Hill. "En realidad es un producto de sustitución, en que las personas pasan de los cigarrillos combustibles a los cigarrillos electrónicos, y entre los jóvenes son un producto de iniciación".

Los expertos dijeron que los fumadores deben buscar respaldo y ayuda de sus proveedores de atención de la salud, lo que incluye recetas para reemplazos de la nicotina comprobados.

"Muchos pacientes expresan que desearían no tener acceso a los productos de tabaco", dijo Christine Fardellone, especialista certificada en el tratamiento del tabaquismo del Centro de Control del Tabaco de Northwell Health en Great Neck, Nueva York.

"Sus vidas con frecuencia están llenas de enfermedades, remordimientos, problemas financieros y la difícil experiencia de intentar dejar de usar tabaco. Los profesionales de la atención de la salud deben seguir trabajando para reducir la carga de salud pública de las enfermedades relacionadas con el tabaco", añadió.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. ofrecen más información sobre cómo dejar de fumar.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

FUENTES: David Hill, M.D., national board member, American Lung Association; Emanuela Taioli, M.D., Ph.D., director, Institute for Translational Epidemiology, Icahn School of Medicine at Mount Sinai, New York City; Len Horovitz, M.D., pulmonary specialist, Lenox Hill Hospital, New York City; Christine Fardellone, D.N.P., certified tobacco treatment specialist, Northwell Health, Center for Tobacco Control, Great Neck, N.Y.; Morbidity and Mortality Weekly Report, Nov. 14, 2019

Last Updated: