Hallan nuevo marcador del cáncer de colon

Investigadores señalan que los niveles de esta molécula podrían predecir la gravedad de la enfermedad y la supervivencia

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

Por
Reportera de HealthDay

JUEVES 20 de enero (HealthDayNews/HispaniCare) -- Investigadores de Harvard han encontrado un nuevo marcador que podría ser una señal de formas más invasivas y letales del cáncer de colon.

Estos hallazgos podrían conducir eventualmente a tratamientos más dirigidos y a nuevas formas de detectar enfermedades más agresivas, reportan los investigadores.

"Si los pacientes tenían niveles más elevados del marcador, su pronóstico empeoraba significativamente", afirmó Richard Bates, coautor del estudio e instructor de medicina de la Facultad de Medicina de Harvard y del Centro Médico Beth Israel Deaconess.

Durante el desarrollo embrionario y la cicatrización, el cuerpo normalmente atraviesa un proceso conocido como transición epitelio-mesénquina (TEM), según Bates. Ocasionalmente, durante la TEM, las células epiteliales pueden transformarse en células de tumores.

Entonces, Bates y sus colegas indujeron la TEM en las células del cáncer de colon para observar las diferencias que se podían encontrar. Descubrieron que una molécula, conocida como ?v?6, se manifestó durante la TEM en las células de cáncer. Debido a que este marcador también se libera durante la cicatrización, explicó Bates, fueron los niveles del marcador los que se consideraron críticos, no su presencia o ausencia.

Los investigadores luego observaron las muestras de 488 cánceres de colon en humanos y encontraron que los niveles elevados del marcador estaban asociados con un tiempo de supervivencia significativamente menor. Aquellos con altos niveles del marcador tenían una tasa de supervivencia promedio de 4.8 años, mientras que aquellos con una baja manifestación del marcador sobrevivían un promedio de 16.5 años.

"Este marcador podría ser un candidato atractivo para la terapia. Podría ser posible diseñar terapias dirigidas para tratar tumores invasivos o malignos", destacó Bates. Además, agregó, "si este marcador aparece en la fase inicial de tumores, podremos saber que esos pacientes estarán en mayor riesgo de desarrollar enfermedades metastásicas, por lo que podrán ser tratados con métodos más agresivos".

Bates añadió que debido a que la TEM ocurre durante el desarrollo fetal y la cicatrización, un tratamiento que interrumpa la acción de este marcador posiblemente tenga pocos efectos secundarios.

"Se trata de un estudio interesante, aunque muy preliminar", señaló el Dr. Jay Brooks, director de hematología/oncología del hospital de la Ochsner Clinic Foundation de Nueva Orleáns. "Este marcador podría ayudarnos a informar oportunamente a los pacientes cuáles de ellos están en un gran riesgo de sufrir enfermedades serias y recurrencia. Y nos ayudaría a definir qué pacientes debemos tratar primero y cuáles pueden esperar".

Sin embargo, agregó, la diferencia en las tasas de supervivencia no fue tan drástica y tampoco hubo información sobre los tipos de tratamientos que cada paciente pudo haber recibido, lo que también pudo afectar las tasas de supervivencia.

Bates manifestó que lo más importante para la gente es que recuerden que "la detección precoz es lo mejor". Y, agregó, "hemos descubierto algo que podría hacer que la detección precoz sea incluso mucho más importante".

Los resultados del estudio aparecen en la edición del 1 de febrero del Journal of Clinical Investigation.

El cáncer de colon es la cuarta causa de muerte en los EE.UU., de acuerdo con el National Cancer Institute. Cada año, casi 105,000 personas son diagnosticadas con cáncer de colon y más de 56,000 personas mueren a causa de la enfermedad, de acuerdo con la American Cancer Society.

Entre los factores de riesgo se encuentran ser mayor de 50 años, un historial familiar de la enfermedad, un historial de pólipos en el colon o padecer de colitis ulcerativa o de la enfermedad de Crohn. Además, estudios sugieren que una dieta pobre y el tabaquismo podrían incrementar el riesgo de desarrollar cáncer de colon.

Más información

Para más información sobre la prevención del cáncer de colon y colorrectal, visite el National Cancer Institute.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare

FUENTES: Richard Bates, Ph.D., instructor, medicine, Harvard Medical School and Beah Israel Deaconess Medical Center, both in Boston; Jay Brooks, M.D., chairman, hematology/oncology, Ochsner Clinic Foundation Hospital, New Orleans; Feb. 1, 2005, Journal of Clinical Investigation

Last Updated: